• El exgobernador del estado Miranda aseguró que buscará «abrir caminos» para obtener «condiciones» para las elecciones parlamentarias que convocó el régimen chavista. Foto: Getty Images

“No le vamos a regalar a Maduro la Asamblea Nacional”, «nosotros no vamos a dejar a la gente sin opciones». De esta forma, el dirigente opositor Henrique Capriles informó que buscará las condiciones para participar en las elecciones parlamentarias convocada por el régimen de Nicolás Maduro para el próximo 6 de diciembre.

En una alocución en la que no permitió preguntas de la prensa ni de los participantes, el exgobernador del estado Miranda convocó al país a movilizarse para ir a las parlamentarias.

“Nada va a pasar siguiendo en la actual situación, convocando a no hacer nada, convocando a una consulta”, dijo en referencia a la posibilidad de una consulta digital que supuestamente plantearía el gobierno interno de Juan Guaidó. «Vamos a luchar, y ese es el verdadero dilema. Hay unos plazos que nos pusieron, vamos a pelear por las condiciones”, continuó.

Para Capriles, participar en las elecciones no sería legitimar al régimen chavista, tal como han planteado otros sectores de la oposición y parte de la comunidad internacional. En cambio, opinó que será la actual AN la que se deslegitimará a partir del 5 de enero de 2021 si no acude a las elecciones.

“La oposición se ha vuelto demasiado previsible. Es una mentira decir que participar es legitimar a Nicolás Maduro. Yo creo que si se abre una rendijita hay que aprovecharla. Parece que lo que se quiere es mantener el estatus en un sector”, dijo.

Si bien aseguró que no será candidato porque está inhabilitado, apoyará a hombres y mujeres a “abrir caminos”. “La única manera de salvar a Venezuela de la tragedia, es abriendo camino de políticas, de acuerdos”.

«¿Ustedes se imaginan, si la pandemia nos permite, que todos los gremios que vayan a esa Asamblea Nacional, con nosotros atrás apoyando? (…) ¿Si no lo hacemos, qué viene? ¿se cierra la puerta? ¿se acabó la rendijita? La pelea es peleando, no es tuiteando», aseveró.

El exgobernador abogó por la observación internacional en las elecciones. Horas antes de su transmisión, el canciller del régimen, Jorge Arreaza, aseguró que pidió la participación de Antonio Guterres, Secretario General de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) y de Josep Borrell, Alto representante de la Unión Europea.

El pasado 11 de agoto, la UE aseguró que esas elecciones no cumplen con las condiciones electorales planteadas en la Constitución de Venezuela. 

Garantías electorales

Capriles se refirió a los cuestionamientos sobre las garantías de transparencia y respeto a los resultados de la elección por parte del régimen de Maduro. Expertos explican que, además de ser una convocatoria ilegal, son muchas las incógnitas sobre el proceso. Sobre eso, respondió: “Yo no puedo garantizar cual va a ser el resultado, yo lo que puedo garantizarle es que si usted lucha puede haber un resultado”.

Esto, a pesar de que el 15 de octubre de 2017 afirmó que en Venezuela estaba cerrada la vía electoral. El cambio obedece, según dijo, a que está estudiando transiciones a la democracia, y citó como ejemplo Polonia.

«Si nos la van a quitar», dijo en referencia al resultado de las elecciones, «que Maduro tenga el esfuerzo. Va a ser peor para él, como está pasando, por no haber jugado a la democracia», dijo.

No obstante, Capriles explicó que la principal preocupación de los venezolanos debe ser la pandemia del covid-19, por lo que dijo que la participación dependerá de cómo se desarrolle la misma en el país para los próximos meses.

«Esa Asamblea» dijo en referencia a la actual administración, «se termina el 5 de enero. A partir de allí, siempre y cuando la pandemia lo permita, -porque la prioridad es la pandemia, tiene que serlo, primero la vida de los venezolanos antes que cualquier proceso político en el país-, ¿Qué vamos a hacer? ¿nos tapamos los ojos? ¿no tapamos los oídos? ¿nos volvemos a dar con la misma piedra como nos dimos en 2005?, cuestionó.

Llamada, no negociación

La alocución de Capriles se produjo luego de que este martes el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijera a un medio turco que se reunió con líderes de la oposición, entre ellos el exgobernador de Miranda y Stalin González, para facilitar una negociación con el régimen de Maduro. Después de la información, Capriles respondió que «conversar y negociar no es lo mismo».

En este sentido, explicó que no se trató se una negociación sino de una conversación que sostuvo con el canciller turco, luego de que éste regresara de República Dominicana, donde tuvo reuniones con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y con la ministra de asuntos exteriores de España, Arancha González.

Gobierno por Internet

Capriles criticó duramente al gobierno interino de Juan Guaidó.

blank
No podemos seguir jugando a ser gobierno en Internet. Somos gobierno en Internet. O usted es gobierno o es oposición. No se pueden ser las dos cosas. No se puede seguir obviando la realidad. Quien está en el poder, usurpando, pero está, es Nicolás Maduro (…) Nosotros no podemos seguir con el disparate de unos embajadores ¿qué es eso? debemos asumir lo que somos para poder avanzar», dijo.

Instó a los ciudadanos a pedir explicaciones sobre algunos hechos como el levantamiento militar del 30 de abril de 2019, así como la llamada «Operación Gedeón».

«¿Le dieron una explicación a usted convincente de por qué había fracasado? ¿para que sirvió eso? Después de eso empezó la bajada por el tobogán», dijo con respecto al 30 de abril.

Unión con propósito

Capriles aseguró que el plan que diseñó la oposición se agotó y advirtió que la unidad de la oposición debe tener una estrategia. «Nadie puede decirme a mí de no haber acompañado la ruta que se ha diseñado», puntualizó.

«¿La unidad para qué? La unidad no es una consigna, tiene que tener un propósito, un plan, una estrategia. La unidad por nada, es nada», agregó.

También hizo un llamado a la crítica, y aprovechó para aceptar que tanto él como el resto de la oposición han cometido errores.

«No estoy peleando con nadie. No estoy buscando quitarle la silla a nadie. Mi manera de ser es decir la verdad, ser frontal. Hay gente que no le gusta. No vengo a buscar aplausos, retuits, ni comentarios. Hemos cometido muchos errores y asumo mi responsabilidad. Todas las acciones que he liderado, asumir mi responsabilidad. Muchas personas piensan como yo y frente a eso no podemos ser indiferente», dijo.

Liberación de Requesens

Puntualizó que Juan Requesens, a quien le otorgaron casa por cárcel el pasado 28 de agosto, no fue liberado a cambio de nada. Aseguró que desde 2018 buscó la manera de que liberaran al diputado, a través de conversaciones con el régimen de Maduro, «abriendo caminos», dijo.

«No fue un ejército el que entró al Sebin a liberar a Juan Requesens, fue una puerta política. No fue liberado a cambio de nada, lo aclaro, no fue un trueque. No voy a buscar la libertad pidiendo una foto con Juan en las redes. Si tengo que hablar con quien sea (…) lo hago, pero sin chantaje», aseveró.

Noticias relacionadas