• El director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV) conversó con El Diario sobre aspectos como la observación internacional y el material electoral necesario para llevar a cabo los comicios convocados por el CNE

Muchas dudas se ciernen sobre las elecciones Legislativas convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el próximo 6 de diciembre. A menos de 100 días para su realización, quedan muchos aspectos que no se han explicado y que propician desconfianza entre la población.

Aspectos elementales como el número de máquinas electorales o conocer si existirá o no observación por parte de organismos internacionales que avalen los procesos continúan siendo un misterio.

Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), afirma en exclusiva para El Diario que todo el proceso previo a los comicios ha estado plagado de irregularidades. La primera de ellas fue el modo en que se designaron a los integrantes de la directiva del CNE, por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen de Nicolás Maduro.

blank blank
Se han cometido una serie de irregularidades que alteran la transparencia y la confiabilidad que se pueda tener en el proceso electoral en el que estamos avanzando” Luis Lander

Comenta que las irregularidades también se han registrado en lo concerniente al cronograma electoral, que sirve como hoja de ruta para la realización de cualquier proceso comicial. Dice que debido a la premura con la que se plantearon las elecciones, el cronograma presentado por el CNE no se adecuaba a la realidad y a los tiempos que requieren las casi 100 etapas previas que componen una elección.

Esto ocasionó que el lapso de cada una de ellas se acortara de forma autoritaria.

Apunta que debido a que los tiempos que estableció el organismo electoral eran imposibles de cumplir en la práctica, el propio CNE se vio en la obligación de violar el cronograma. Esto al decretar dos prórrogas para extender el lapso de postulaciones.

“Este tipo de actuaciones no ayudan a la transparencia del proceso electoral y su confiabilidad, porque las reglas deberían estar desde el principio claramente determinadas y ser de fiel cumplimiento”, indica

Considera que no es normal el hecho de que a meses de que se publicó el cronograma electoral este se tenga que modificar. Por esto afirma vehementemente que cada uno de los lapsos se deben definir de forma responsable, para no tener que modificarlos al cabo de poco tiempo.

blank
Apresurar los procesos termina siendo un mal consejo para un proceso electoral. Porque las cosas tienen que hacerse con cuidado, con garantías y, además, con la posibilidad de que efectivamente a la gente se le genere confianza en que el proceso va por buen camino” Luis Lander

Observación internacional

Lander explica que, en el transcurso del tiempo, en todo el mundo se han establecido mecanismos dirigidos a verificar el correcto desarrollo de procesos electorales. Uno de los mecanismos que se ha convertido, si se quiere, en un estándar internacional, es contar con observadores internacionales. Son ellos quienes dan fe de la transparencia de los comicios y avalan los resultados.

Es por ello que desde el OEV afirman que una observación electoral de calidad facilita la realización de unas “buenas elecciones”.

El director de la ONG recuerda que la última vez que en el país contaron con observadores internacionales reconocidos mundialmente fue hace casi 14 años. En las elecciones presidenciales de 2006.

Dicha función la cumplió inicialmente un pequeño equipo de la Unión Europea (UE), el cual se trasladó al país meses antes de la fecha pautada para los comicios. Esto con el fin de poder ser testigos de todos los procedimientos previos a la elección.

blank
Foto cortesía

Posteriormente, durante la semana de la elección, el equipo creció hasta alcanzar poco más de 1.000 personas, quienes se distribuyeron por todo el país para garantizar una observación de calidad.

“En aquella oportunidad estuvieron en permanentemente contacto con los equipos de observación electoral nacionales. Esto permitió conjugar ambos tipos de observación y hacer un registro sistemático y bastante detallado de todo lo acontecido en esa oportunidad”, indica.

Lander asevera que, en un contexto político como el que se vive actualmente en el país donde existe una gran polarización, es imprescindible que se produzca una observación internacional que esté a la altura de las circunstancias. Explica que debido a ello en Venezuela existe una gran desconfianza, no solamente por parte de la ciudadanía, sino también por parte de la comunidad internacional acerca del posible resultado de la elección. 

Un mecanismo que podría ayudar a disminuir dichos temores es contar con observadores internacionales que sean garantes de la fiabilidad. Tanto del proceso como de los resultados.

Sin embargo, desde el CNE no se ha informado si las elecciones del venidero 6 de diciembre contarán con la veeduría de expertos internacionales y, en caso de ocurrir, quiénes podrían llegar a ser.

Material electoral

blank
Foto cortesía

Una circunstancia que se pensó podía impedir llevar a cabo las elecciones en los tiempos que había planteado el CNE fue la pérdida de casi 98% del material electoral con el que contaba el organismo comicial.

Esto debido a un incendio que ocurrió durante el mes de marzo, en uno de los galpones en Filas de Mariches. Allí se encontraba almacenada casi la totalidad de las máquinas electorales; además de las maletas que las resguardaban y se usaban para trasladarlas; las baterías de respaldo y los equipos captahuellas. 

Máquinas de votación. Durante las elecciones parlamentarias realizadas en el año 2005 se utilizaron casi 35.000 equipos de votación.

No obstante, de acuerdo con declaraciones ofrecidas por la rectora Tania D’ Amelio, esta situación no supondrá un inconveniente. Según ella, en diciembre de 2019 el CNE inició el proceso para la adquisición de nuevos equipos. 

“Hicimos todo un arqueo con las que se solicitaron en diciembre, y luego de la destrucción hicimos un arqueo de cuál es la necesidad que tiene este proceso electoral de la Asamblea Nacional. Con esta nueva adquisición para complementar eso vamos a tener todo el parque de máquinas nuevo”, aseguró D’ Amelio el 27 de agosto.

Si bien las palabras de la rectora dan cierta luz con respecto a la realización de las elecciones, aún plantean un cúmulo de interrogantes como cuál es el número exacto de los equipos adquiridos, el proceso de licitación que llevó a su compra y el costo total de los mismos.

El director del OEV señala que, a pesar de las declaraciones de la rectora, lamentablemente no se ha podido verificar la veracidad de esta información mediante observadores nacionales. Esto ha significado que no se realicen las debidas auditorías técnicas por parte de los partidos políticos.

blank
Aunque se ha anunciado que se están haciendo algunas auditorías. Estas no han contado efectivamente con la participación de los distintos actores políticos que participarán en el proceso electoral” Luis Lander

Añade que el principal interesado en despejar todas las dudas que rodean el tema de las máquinas electorales tendría que ser el CNE. Pues esto se traduciría en una mayor confianza de los electores y por ende, en una mayor participación ciudadana.

Impacto de la pandemia

De realizarse las elecciones tal y como está previsto, se desarrollarán en un contexto en el que las aglomeraciones son poco aconsejables. Esto debido a la pandemia por coronavirus.

blank
Foto cortesía

Es por ello que el director de la OEV asegura que estas suponen un riesgo para la salud pública. Sobre todo tomando en cuenta que expertos proyectan que la cifra de contagios en Venezuela empeore hacia finales del año.

“Esto se debería tomar en consideración con la mayor responsabilidad. Para procurar minimizar, al máximo, los riesgos a la salud de la sociedad venezolana, de los electores. Pero también de los funcionarios que va a poner el CNE en las distintas mesas. Los testigos, los técnicos, la misma gente del Plan República”, comenta.

Plantea que un ejemplo de los peligros que puede conllevar la realización de comicios electorales en estas condiciones fue lo que ocurrió en República Dominicana. Allí se produjo un pico de contagios luego de las elecciones.

Elecciones pese a la pandemia

Venezuela no es el único país que realizará un proceso electoral con la pandemia de coronavirus como telón de fondo. Lo propio ha ocurrido ya en diversos lugares del globo.
-Eslovaquia (elecciones generales)

-Camerún (elecciones parlamentarias)

-Israel (elecciones legislativas)

-Burundi (elecciones presidenciales)

-Austria (elecciones municipales)

-Malí (elecciones generales)

-Corea del Sur (elecciones parlamentarias)

-República Dominicana (elecciones presidenciales y legislativas)

A su juicio, esto demostró que el hecho de no implementar los debidos protocolos de seguridad puede aumentar el riesgo de contagio en la población.

En este sentido la presidenta del CNE, Indira Alfonzo, expuso recientemente la posibilidad de que las elecciones pudieran llegar a durar más de un día. Convirtiendo los comicios en un proceso escalonado.

“La variante del covid-19 condiciona cuando se establecen mecanismos de cuarentena radical y se disminuyen las posibilidades de movilización. Por supuesto que eso debe llevarnos a considerar, y así lo estamos haciendo, la fórmula de que quizás debamos extender el momento de votación más allá de un día de jornada”, indicó la presidenta del CNE.

Esta posibilidad, según Lander, podría tratarse de un hecho positivo si se realiza de forma correcta. Esto disminuiría la posibilidad de contagio para las personas de la tercera edad, quienes corren un mayor riesgo.

Considera que debe de existir un pronunciamiento oficial que clarifique si se empleará o no este sistema de votación distribuido en varias jornadas. Argumenta que esto requiere una planificación que se debe diseñar con responsabilidad y claridad.

“Esta información se tiene que difundir detalladamente para que la gente sepa cuáles son las medidas de seguridad que se están tomando. Ello le permitirá a los electores adquirir más confianza en el proceso”, afirma.

Elecciones pospuestas

En algunos países se prefirió postergar la realización de las elecciones con el fin de evitar que estas pudiesen convertirse en un foco de contagio del coronavirus.
-Nueva Zelanda (elecciones generales)

-Serbia (elecciones generales)

-Alemania (elecciones locales)

-Chile (referéndum constitucional)

Faltan menos de 100 días para un proceso electoral sobre el que la información que ha proporcionado el CNE no es suficiente. Sin los procesos claros la población pierde la confianza, un hecho que puede influir en su decisión de acudir a votar o no.

Noticias relacionadas