• Este miércoles 23 de septiembre se registraron múltiples protestas en varios estados del país

Las protestas por falta de los servicios básicos como agua, luz, gas y gasolina se recrudecen en Venezuela, pese a las medidas de bioseguridad que prohíben las aglomeraciones de personas.

Este miércoles 23 de septiembre se registraron varias manifestaciones en al menos nueve estados: Distrito Capital, Miranda, Sucre, Lara, Yaracuy, Anzoátegui, Amazonas, Monagas y Bolívar.

Los habitantes de la parroquia de La Vega, en Caracas, salieron de sus casas para exigir que se solventen las fallas con el suministro de agua, un problema que ha agudizado con la llegada del covid-19.

“Agua limpia queremos tener”, indican los habitantes de la populosa parroquia capitalina, quienes realizan procesión junto a una imagen del doctor José Gregorio Hernández. 

Sin embargo, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) impidió que continuara la movilización. Los manifestantes tuvieron que retornar luego de ser retenidos en el sector de Los Mangos.

De oriente a occidente

Hacia el oriente del país, habitantes de Los Cocos en Cumaná, estado Sucre, cerraron la avenida Cancamure para exigir soluciones tras cuatro meses de desbordamiento de aguas residuales.

En esa misma entidad, pero en la avenida Carúpano, un grupo de manifestantes cerró el puente que comunica a El Peñón ante la falta de gasolina.

La población del municipio Sotillo de Barrancas, estado Monagas, también marcha este miércoles para denunciar asesinatos y desapariciones forzadas de miembros de la comunidad perpetrados por los cuerpos de seguridad del Estado.

En el occidente venezolano, Chivacoa, estado Yaracuy, los habitantes protestan para exigir mejoras en los servicios básicos. Es el segundo día consecutivo de manifestaciones en la entidad.

Sin embargo, fuerzas de seguridad del Estado reprimieron con bombas lacrimógenas y perdigones la protesta pacífica que se registró en Yaracuy.

En Aroa, otra entidad del estado Yaracuy, los ciudadanos también protestaron este miércoles. Los manifestantes se movilizan son consignas.

Por segundo día consecutivo

El martes 22 de septiembre ciudadanos de la población de Camunare Rojo, Urachiche, estado Yaracuy, realizaron una marcha para exigir garantía de sus derechos económicos y sociales.

“No hay gas, no hay agua, no hay comida”, decían los manifestantes.

Esa misma noche realizaron un cacerolazo para denunciar las pésimas condiciones de vida. 

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), informó a través de su cuenta de Twitter que vecinos de El Tocuyo, estado Lara, protestan este miércoles para exigir un cambio de gobierno.

blank
A mi no me interesa la gasolina, ni el gas, no me interesa la caja, no me interesa nada de eso. Lo que me interesa es que ese señor se vaya”, señaló un manifestante.

Más hacia el sur, ciudadanos en Puerto Ayacucho, estado Amazonas, protestan este miércoles por la falta de gasolina en la entidad.

Asimismo, los trabajadores del sector educativo en esa entidad también se manifiestan por los bajos salarios. 

En Puerto Ordaz, estado Bolívar, vecinos del sector Core 8 protestan debido a que tienen 50 días sin agua. “Nos hemos estado surtiendo con las lluvias que han caído”, expresó un manifestante que además exige una respuesta por parte de autoridades competentes.

En el centro del país, específicamente en Los Teques, estado Miranda, se registró una protesta el día martes en contra de las elecciones parlamentarias convocadas por el régimen de Nicolás Maduro. Los manifestantes se concentraron en la redoma de La Matica en la Panamericana.

Número de protestas en aumento

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró 748 protestas durante agosto, solo 35 menos en comparación con el mismo lapso en 2019. Esta cifra equivale a un promedio de 25 conflictos sociales diarios, de acuerdo con el organismo.

El OVCS detalló que 94% de las protestas fueron para exigir Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales.

46 de las protestas fueron por Derechos Civiles y Políticos (DCP, siglas dadas por el OVCS), vinculadas a denuncias de detenciones arbitrarias y abuso de poder por parte de las autoridades.

Asimismo, el organismo precisó que 315 de 748 de las manifestaciones registradas en agosto se vinculan a la exigencia de combustible.

Las manifestaciones debido a la falta de gasolina dejaron un saldo de 33 detenidos y cuatro heridos, debido a los atropellos y abusos perpetrados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Responsables del control y venta de combustible.

blank

Aunque los cuerpos de seguridad del país han tratado de callar a los manifestantes, las protestas persisten en muchos estados de Venezuela. Los venezolanos exigen una vida digna y respuestas por parte del régimen de Nicolás Maduro ante la carencia de todos los servicios básicos.

Noticias relacionadas