• Este 4 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Unesco, una organización multilateral que promueve el conocimiento, la cultura y la ciencia en el mundo

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) se gestó en medio de la Segunda Guerra Mundial. En 1942, mientras los gobiernos de Europa confrontaban al fascismo encarnado por la Alemania nacionalsocialista, un grupo de funcionarios se reunieron en Inglaterra, para la Conferencia de Ministros Aliados para la Educación (CAME por sus siglas en inglés). 

La razón de ello, detallada en la página web de la Unesco, era la de evaluar la reconstrucción de los sistemas educativos de cada nación una vez que concluyera el conflicto bélico.

Fue en la ciudad de Londres que se convino, entre 37 países, la constitución de la Unesco, una organización representante de la cultura de la paz, que “mediante la moral y la solidaridad intelectual y moral de la humanidad” tenía como objetivo el prevenir otra guerra que involucrara a gran parte del mundo.

El 4 de noviembre de 1946 entró en vigor formalmente la Unesco con el apoyo de 20 países, iniciando así un nuevo período de colaboración multilateral en materia de cultura y ciencia, con precedentes como el Comité Internacional de Cooperación Intelectual -organización internacional que funcionó entre 1922 y 1946- y la Agencia Internacional de Educación -que ahora forma parte del secretariado de la Unesco-.

Australia, Brasil, Canadá, China, Checoslovaquia, Dinamarca, República Dominicana, Egipto, Francia, Grecia, India, El Líbano, México, Nueva Zelanda, Noruega, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos fueron los países que en principio ratificaron la organización. En los años posteriores, paralelo al desarrollo de la política y las nuevas tensiones globales, nuevos países se unieron a la Unesco.

Todos los países (190 hasta la fecha) que se convergen en dicha organización, en el presente, tienen un mismo fin: “La Unesco trata de establecer la paz mediante la cooperación internacional en materia de educación, ciencia y cultura. Los programas de la Unesco contribuyen al logro de los objetivos de desarrollo sostenible definidos en el Programa 2030, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015”.

Venezuela y la Unesco

El Estado venezolano inició formalmente su relación con la Unesco en el año 1946.

Actualmente, Venezuela posee tres lugares en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, una denominación que refiere a “la designación de localizaciones en la tierra que son de extraordinario valor universal para la humanidad y que, debido a ello, deben ser protegidas para que las futuras generaciones las aprecien y disfruten”.

Coro y su puerto

La designación de la ciudad de Coro y su puerto como Patrimonio Mundial ocurrió en el año 1993.

“Establecida en el año 1527, la ciudad posee edificios domésticos, religiosos y civiles que emplean técnicas de construcción que todavía se usan”, indica la Unesco en su página web. El bahareque, el adobe y la tapia son algunos de los ejemplos que enumera la organización multilateral, y aseguran que la Coro “es un ejemplo de ciudad histórica” que ha conservado parte de su urbanidad originaria, con estética de raíces españolas y holandesas, de manera considerable.

Foto: IAM Venrzuela

Desde finales del siglo XX, la urbe ubicada en el estado Falcón está amparada bajo la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural. 

Sin embargo, el pasado 23 de octubre del año en curso, una de las casas del sector colonial, entre la calle Garcés con Comercio, se desplomó. Las lluvias debilitaron la estructura hasta hacerla caer. 

Ciudadanos señalaron que la pérdida del patrimonio cultural se debe a la falta de atención de las autoridades locales.

Ciudad Universitaria de Caracas

Como una obra maestra de la planificación de la ciudad moderna, de arquitectura y de arte, así define la Unesco a la Ciudad Universitaria de Caracas, concebida por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva. Por esa razón la designaron como parte del Patrimonio Mundial de la organización en el año 2000.

Foto: Cortesía

Para la Unesco, la Ciudad Universitaria es un ejemplo remarcable de los ideales artísticos de principios del siglo XX.

Es una interpretación ingeniosa de los conceptos y espacios de tradiciones coloniales, al mismo tiempo que es un ejemplo de una solución abierta y ventilada, apropiada para su escenario tropical”.

El pasado 17 de junio, los pasillos de Villanueva fueron noticia al desplomarse luego de las lluvias. Las imágenes de la estructura derruida por la lluvia indignaron a la comunidad de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en particular, y a los caraqueños, en general. 

El movimiento estudiantil universitario señaló que el incidente se debió a la falta de presupuesto para el mantenimiento de las instalaciones.

Parque Nacional Canaima

En el año 1993, el parque nacional Canaima fue nombrado como Patrimonio Mundial por la Unesco. El criterio para ello es que se trata de un territorio que posee tanto la cascada más alta del mundo como una gran cantidad de tepuyes, montañas de especial interés para geólogos. Todo ello da lugar a uno de los paisajes más impresionantes del territorio venezolano y del mundo.

Foto: Ocmal.org

La organización no gubernamental SOS Orinoco advirtió en un informe publicado en 2018 que al menos 500 hectáreas del parque fueron afectadas por asentamientos de minería ilegal.

Sitios tentativos

Otros de los lugares de Venezuela que fueron considerados para la lista de patrimonio mundial de la Unesco:

-Ciudad Bolívar
-Hacienda Chuao
-Ciudad de La Guaira

Los Estados proponen cada año sitios específicos que consideran que poseen el valor cultural necesario para ser nombrados como patrimonio mundial. Dicha nominación debería hacerse con el aporte de la sociedad.

Patrimonio cultural inmaterial

La Unesco define el patrimonio cultural inmaterial como “las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación”.

Venezuela posee seis representaciones culturales en esta lista, entre las que se encuentran:

-Canciones llaneras colombo-venezolanas

-El carnaval de El Callao

-Conocimiento tradicional relacionado con el cultivo de la curagua

-La tradición oral de los Mapoyo

-La parranda de San Pedro de Guarenas y Guatire

-Los Diablos Danzantes de Venezuela

por las comunidades de generación en generación”.

Registro de la memoria mundial

Entre los documentos de mayor relevancia que han sido tomados en cuenta por la Unesco están:

-El archivo general de la Nación, que contiene los escritos de Simón Bolívar

-Los archivos del general Francisco de Miranda

-La colección de fotografías del siglo XIX de América Latina

Pese a que el régimen venezolano ha mantenido relaciones de cooperación con la Unesco, parte del patrimonio cultural se encuentra en riesgo permanente. 

Noticias relacionadas