• La artista marcial de 22 años de edad participó en cuatro combates; uno de ellos, contra la representante de China, causó revuelo en muchos espectadores, incluyendo a la venezolana, ya que parece que hubo fallo en el arbitraje y truncó sus posibilidades de clasificar. Foto: EFE

La karateca venezolana Claudymar Garcés, de 22 años de edad, obtuvo un diploma olímpico al quedar en la quinta posición de kumite (combate) femenino de 61 kg en las clasificatorias del viernes 6 de agosto. A pesar de su logro, una de las cuatro peleas que tuvo (en las cuales ganó dos y perdió dos) fue bastante controversial, ya que aparentemente hubo fallas en el arbitraje, limitando sus posibilidades de continuar en la competición. 

El primer combate de Garcés fue contra la francesa Leïla Heurtault, en el que tuvo total dominio sobre el tatami (superficie en la que se practican varias artes marciales, incluyendo el karate). El resultado fue de 8-0 puntos a su favor. 

Luego, la venezolana se enfrentó a Yin Xiaoyan, de China, y fue este el combate que puso en duda la objetividad de los árbitros. Muchos espectadores, además de la propia artista marcial, aseguran que hubo fallas en los marcadores, ya que le adjudicaron un punto inexistente e injusto a la asiática. El puntaje quedó 2-0 a favor de Xiaoyan. Posteriormente, cuando Garcés se acercó a su entrenador y habló con él, acotó que en el momento en que los jueces sumaron uno de los puntos, su rival ni la tocó. 

Leer más  Pacientes venezolanos viven a contra reloj ante la falta de oportunidades para un trasplante de órganos

En su tercer combate, el desarrollo fue totalmente diferente. Estuvo cara a cara con Merve Coban (Turquía) y la pelea fue reñida. Estaban empatadas 2-2 al principio, pero faltando siete segundos para culminar, la turca logró una ventaja de un punto. Después, la venezolana tuvo oportunidad de igualar y fue lo que intentó con ímpetu; no obstante, Coban se mostró fría y pudo anticipar sus movimientos hasta sorprenderla con una patada en la cara que sumó tres puntos más, resultando en una brecha de 6-2. 

Claudymar Garcés contra Yin Xiaoyan | Foto: EFE.

Para este momento, Garcés acumulaba dos derrotas y una victoria. Ganar el próximo combate por buena diferencia era lo que necesitaba para clasificar. En esta ocasión fue contra Mayumi Someya, de Japón. Aunque esto suponía mucha presión por tener un marcador negativo y enfrentarse al país de donde proviene el arte marcial en cuestión, la joven de Venezuela se mantuvo concentrada y logró superarla 8-5, como indicó el resultado final. 

Diploma olímpico: un gran logro para Venezuela y para su familia

La karateca criolla es hija de la sensei Claudia Sequera, la primera venezolana y latinoamericana que se convirtió en campeona del mundo de kumite en 1984 (Hungría). Asimismo, su padre siempre ha estado presente en el deporte. Estos hechos han derivado en que su vida esté totalmente conectada al karate, por lo que considera que su diploma es un gran logro.  

Hasta nuevo aviso. En varias ocasiones se ha discutido la inclusión del karate en los Juegos Olímpicos. Tras años, finalmente logró ingresar en Tokio 2020, aunque como disciplina invitada, por lo que no estará presente en la próxima edición de París 2024. Probablemente se incluya en años posteriores.

Cuando fue abordada por los medios de comunicación, al término de su participación, confesó sentirse agradecida y satisfecha con su desempeño. “Irme con un diploma olímpico en la primera y última vez que el karate va a estar (en los Juegos Olímpicos) es para mí un honor”, señaló. 

Leer más  ABA de CANTV: reportan caída de Internet en algunas zonas de Venezuela

Entre los puntos que abordó, mencionó que fue un gran logro para ella derrotar a la nipona Mayumi Someya en casa, lo cual estima que sucedió gracias a su confianza en sí misma y en Dios. 

Agregó que estuvo totalmente enfocada en obtener una medalla para Venezuela, pero no sucedió debido a algunos factores del deporte a los que todos están expuestos, pero que entiende y que acepta. La alegría del diploma que alcanzó no se ve opacada por los resultados finales, dijo. 

Es bastante emotivo porque hace unas semanas mi abuelita murió y realmente no tenía muchísimas ganas de venir acá. Ella me ha dado las fuerzas para estar aquí y se lo quiero dedicar a ella, que la amo y (espero) que me disculpe por no llevarle una medalla, pero le llevo un diploma». –Claudymar Garcés, karateca venezolana.

La atleta y medallista olímpica venezolana Yulimar Rojas manifestó su apoyo hacia la artista marcial y le agradeció su aporte a la historia deportiva del país. “En el cielo hay alguien orgullosa de ti. En la tierra nos tienes a todos nosotros. Gracias, Claudymar Garcés, por seguir haciendo historia”, fueron sus palabras. 

Leer más  Rescataron a Franyeli Guerrero, la mujer de Barinas que tenía más de cuatro meses secuestrada

La oriunda de Puerto Cabello (estado Carabobo) se mantuvo en Estados Unidos por más de un año antes de comenzar los Juegos Olímpicos para prepararse al máximo, aunque su estadía se postergó por la pandemia. Allí ganó, en marzo de 2020, la competencia de kumite femenino de 61 kg del New International Open, y aunque este no se encuentra entre los torneos sumatorios para los puntos globales, es un evento internacional de renombre al que acuden karatecas de élite. Garcés está en la posición número 58 del ranking mundial actualmente.

Antonio Díaz es el otro artista marcial que participó en los JJ OO del 6 de agosto y que también le concedió a venezuela un diploma olímpico al ser superado (26.34 contra 26.72) por el estadounidense Ariel Torres en su disputa por la medalla de bronce de la categoría kata masculino.

Noticias relacionadas