• Un gran operativo de policías municipales, estatales, Guardia Nacional, bomberos y la Cruz Roja Mexicana se desplegó en el lugar

Migrantes venezolanos se enfrentaron a las autoridades mexicanas en las orillas del río Bravo, en Ciudad Juárez, cuando les ordenaron abandonar la zona y dirigirse a refugios temporales.

Alrededor de 700 refugiados que vivían en tiendas de campaña en la frontera entre México y Estados Unidos fueron avisados por autoridades municipales el domingo 27 de noviembre que debían desalojar el lugar y que les llevarían a un albergue por el frío.

Luis Dirvin García, coordinador del Centro de Atención Integral para Migrantes, les comunicó a través de parlantes: “Sabemos que estar al borde del río implica un riesgo y tenemos descensos de temperatura importantes en estos días, vamos a hacer reinstalación en espacios de acogida. Deben de saber que en estos albergues tienen servicios de salud, trabajo”, reseñó EFE.

Un gran operativo de policías municipales, estatales, Guardia Nacional, bomberos y la Cruz Roja Mexicana se desplegó en el lugar para exigir a los migrantes que se retiraran.

Leer más  Volker Türk: Pedí la liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente en Venezuela

Sin embargo, los migrantes no estuvieron de acuerdo con la disposición y decidieron forcejear, atacar con piedras y quemar algunas carpas.

Migrantes venezolanos y autoridades mexicanas se enfrentaron en las orillas del río Bravo
EFE

Desalojo obligatorio

Las autoridades tuvieron que desalojar con el uso de la fuerza pública a los venezolanos que estaban instalados junto al río Bravo.

Durante el operativo, algunos migrantes lanzaron piedras desde la parte alta, dejando dos policías lesionados, carpas y casas de campaña quemadas, así como varios migrantes detenidos, reseñó el portal El Heraldo de Juárez.

Tras minutos de tensión en el lugar, los migrantes seguían con la negativa de ser trasladados de ahí para ser llevados a los albergues.

“No nos vamos a mover, por la fuerza no, de aquí no nos vamos”, gritaban los migrantes.

Un helicóptero de la Patrulla Fronteriza tuvo que sobrevolar los límites entre Ciudad Juárez y El Paso para vigilar a los migrantes desde el aire.

Migrantes venezolanos y autoridades mexicanas se enfrentaron en las orillas del río Bravo
EFE

Testimonios

Mauricio Rodríguez, titular de Protección Civil Estatal, indicó que se les estaba invitando a los albergues por su seguridad, al estar en una zona de alto riesgo y con sus hijos enfermos.

Estábamos en la carpa y un señor llegó a avisarnos que saliéramos, llegó el camión de la basura y empezó a quitar las carpas. Es algo inhumano que nos quieran sacar. No somos enemigos de Estados Unidos ni de México, estamos aquí por una lucha, no por gusto”, declaró a EFE Miguel Moya, uno de los migrantes venezolanos.

Añadió que es ilegal que los desalojen a la fuerza y no considera adecuada la forma en la que los trató el gobierno mexicano para el desalojo.

Leer más  Volker Türk: Pedí la liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente en Venezuela

“Es inhumano esto no se hace, nadie sabe lo que hemos pasado para llegar hasta acá, es inhumano”, dijo Luz Ángela, una refugiada venezolana.

El Secretario del Ayuntamiento, Hector Rafael Ortiz, expresó que la orden fue dada por condiciones de salubridad, posibilidad de incendio e incluso ahogamiento por la cercanía con el río Bravo.

“Era necesario llevarlos a los diferentes albergues, por la baja de temperaturas que se vive en la ciudad”, dijo Ortiz.

Noticias relacionadas