• Las dificultades para gestionar pasaportes y cédulas datan desde hace años en Venezuela, pero se han intensificado debido al Estado de Alarma. Una venezolana nos relata su experiencia para tramitar una prórroga durante el confinamiento

Las oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) se mantienen cerradas desde el 13 de marzo. Esto debido al Estado de Alarma impuesto por el régimen de Nicólas Maduro para evitar la propagación del covid-19. Su apertura no se ha tomado en cuenta durante la flexibilización.

Aunque el director general del Saime, Gustavo Vizcaíno, informó que en la página web se pueden tramitar pasaportes y prórrogas durante la cuarentena, usuarios denuncian a través de las redes sociales que los servicios en la página no prestan un servicio óptimo y los trámites no avanzan.

blank

La periodista Erika Díaz relató en exclusiva para El Diario su propia experiencia. Su prórroga se venció en mayo de este año, por lo que decidió  ingresar en la página durante la cuarentena para renovarla, pues le comentaron que podía volver a realizar esa solicitud o tramitar un pasaporte nuevo.  

Tras ingresar a la página del Saime, el sistema indica que no puede emitir la prórroga porque la que se le venció en mayo aparece como si estuviese vigente, lo que Díaz cataloga como un error del sitio web. 

Agregó que cuando se dirige a la opción de “pasaporte nuevo”, le aparece que tiene problemas con las huellas y que debe acudir a la sede principal para resolver el inconveniente. Sin embargo, es un error con el que ha batallado durante al menos 3 años.

El Saime y su larga data de problemas con los trámites

Erika Díaz expresó que su primer pasaporte lo obtuvo en 2013, cuando cumplió la mayoría de edad. Antes de eso no podía tramitarlo porque le faltaba la firma de su padre, quien vivía en Estados Unidos. Para ese entonces el proceso del trámite que realizó en Caracas –en la sede de Boleita Center– fue rápido. Una experiencia que no volvió a tener.

Díaz comentó que estaba planificando un viaje para diciembre de 2017, pero su pasaporte tenía como fecha de vencimiento mayo de 2018. 

Al comprar el pasaje y preguntar sobre su pasaporte en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía le indicaron que posiblemente no iba a poder salir del país porque necesitaba seis meses de vigencia del documento de identidad. Además, aunque la dejaran salir de Venezuela, existía la posibilidad de que en el otro país no la dejaran entrar.

Detalló que le aconsejaron anular el pasaporte que tenía y tramitar uno nuevo, que lo podía reportar como perdido. “Hice eso confiada, y aunque sabía que los trámites eran un rollo uno no cree que le va a pasar a uno”, agregó. 

blank
Foto: Fabiana Rondón

A mediados de julio de 2017 comenzó “con tiempo” el trámite. Allí inició su odisea. Al ingresar en la página web del Saime, el sistema no le permitía anularlo y le indicaba que debía dirigirse a una sede. Se acercó al Saime de la Urbina y le hicieron firmar una carta de anulación del pasaporte.

Realizó una nueva cita. Cuando fue a La Urbina el día de la fecha pautada le dijeron que su “huella no sincronizaba” y que era un problema más grave que no podían resolver ahí, que se dirigiera a la sede principal, ubicada en el centro de Caracas. 

Díaz se acercó, en compañía de su madre, y realizó una larga cola. Cuando logró entrar estuvo hablando con diferentes personas en la sede debido que nadie sabía resolver el problema. 

blank
Foto cortesía

Llegó octubre y en el estado de trámite, en la web, el “chequeo dactiloscópico” iba acompañado de una equis roja. Le dijeron que no sabían cómo arreglar ese problema, la enviaron con varias personas, pero ya se estaba acercando la fecha del viaje.

Fueron muchos días los que acudió al organismo sin recibir respuesta sobre su trámite. “Me llegaron a decir que era una usurpación de identidad, que me habían suplantado los datos para las elecciones y los habían agarrado para votaciones”, comentó.

Debido a la prisa que tenía para que le dieran el pasaporte y poder realizar el viaje, decidió contactar a un gestor que pudiera agilizar el trámite pagando una importante suma en dólares.

Díaz detalló que luego de varios días en los que el gestor no lograba hacer el trámite, la llamó porque no podía resolver el problema y le indicó que le devolvería el dinero. Lo mismo le ocurrió con al menos cuatro personas más.

blank
Las personas que sacan los pasaportes son personas que trabajan en el Saime o que tienen contactos fuertes en el sitio y me decían que no, que no se podía”, indicó.

En ese momento se dio cuenta de que se estaba acercando la fecha e iba a ser un problema, que ya tenía el pasaporte anulado y no había forma de viajar. Decidió no arriesgarse, perdió el viaje y el dinero del pasaje.

Prórroga: una solución momentánea 

Erika Diaz explicó que en enero de 2018 volvió a hacer las colas para tratar de gestionar el pasaporte, pero las respuestas fueron las mismas. Indicó que en ese momento Nicolás Maduro dijo que iban a comenzar a emitir prórrogas.

Pensando en una posible solución, en mayo de ese mismo año entró en la página del organismo y pidió la cita para la prórroga. Fue nuevamente a la sede de Boleíta Center y logró conseguir el trámite, pese a que el pasaporte debió haber estado nulo, en la página volvió a salir como vigente. 

A pesar de tener el pasaporte, no planificó otro viaje durante esos dos años. Pero pasó el tiempo y su documento se venció nuevamente en el mes de mayo.

Actualmente contactó a otro gestor. La persona le está cobrando 175 dólares por resolver el problema. “No tengo la completa certeza de que lo vaya a hacer porque ya tengo mi historia previa de esa situación”, comentó.

Derecho a la identidad

El artículo 56 de la Constitución de Venezuela indica que:

“Toda persona tiene derecho a un nombre propio, al apellido del padre y al de la madre, y a conocer la identidad de los mismos. El Estado garantizará el derecho a investigar la maternidad y la paternidad’.

“Toda persona tiene derecho a ser inscrita gratuitamente en el registro civil después de su nacimiento y a obtener documentos públicos que comprueben su identidad biológica, de conformidad con la ley. Estos no contendrán mención alguna que califique la filiación”.

Lo que significa que todo venezolano puede gestionar o pedir ante los entes competentes una partida de nacimiento, cédula de identidad o pasaporte. Un derecho que actualmente no se está garantizando.

Oficinas cerradas

El aumento de casos de coronavirus en Distrito Capital mantuvo a la entidad en cuarentena radical durante varias semanas. Sin embargo, a partir de este 10 de agosto, Caracas, Miranda, Zulia, Vargas, Sucre, Bolívar y Táchira entraron en la fase de flexibilización parcial vigilada

Pese a las medidas, el régimen no tomó en cuenta la apertura de los centros de atención al usuario del Saime. Que al igual que otros establecimientos podría laborar cumpliendo las medidas de bioseguridad.

Entre las denuncias de los venezolanos en las redes sociales señalan que el régimen dio prioridad a otros sectores de la economía y no las oficinas del Saime. Las notarías tampoco se encuentran funcionando.

Notarías y registros

Los registros y notarías solo funcionarán esta semana del 10 de agosto en los 16 estados que están en flexibilización general.

Las sedes prestarán sus servicios los días martes 11, miércoles 12 y jueves 13, en: Yaracuy, Trujillo, Portuguesa, Nueva Esparta, Monagas, Mérida, Lara, Guárico, Falcón, Delta Amacuro, Cojedes, Carabobo, Barinas, Aragua, Anzoátegui y Apure (exceptuados municipios fronterizos).

Los estados en flexibilización parcial siguen sin poder acceder a estas entidades.

En la cuenta de Twitter de El Diario realizamos una encuesta para conocer si las personas han podido realizar trámites en la página del Saime desde el decreto de la cuarentena. De 360 votos, 36, 9% dijo que no y solo 3,1 % dijo que sí.

A las múltiples trabas y problemáticas para gestionar un documento de identidad en el país, se suman los elevados precios que no concuerdan con el sueldo mínimo actual, el cual se encuentra en 400.000 bolívares mensuales. 

El costo actual para la emisión del pasaporte tiene un valor de 3,35908632 petros, lo que a la fecha 10 de agosto equivale a Bs 56.037.346. La prórroga quedó en 1,67954316 petros, equivalente a Bs 28.018.673.

Aunque son muchas las denuncias que han realizado los venezolanos para poder realizar los trámites de forma rápida, no han recibido respuestas del organismo sobre las múltiples problemáticas que ha presentado la página. Sin posibles soluciones a distancia, las personas esperan que las sedes abran sus puertas para realizar las diligencias pertinentes.

Noticias relacionadas