• El deportista francés falleció a los 36 años de edad en el desierto de Dubái. Se dio a conocer con proezas que parecían increíbles, como aproximarse a un helicóptero en pleno vuelo o sortear rascacielos mientras planeaba

Vince Reffet no era un ave ni un modelo de aeronave, pero se ganó el seudónimo de hombre pájaro debido a que con su traje aéreo realizó planeos extremos desde montañas, edificios y avionetas. Sin embargo, un accidente durante un entrenamiento le puso fin a su vida.

El percance, que todavía está bajo investigación, ocurrió el martes 17 de noviembre durante una sesión de prácticas en el desierto de Dubái, Emiratos Árabes. Esto lo informó un portavoz de Jetman Dubai, el sitio que reúne a los deportistas extremos que practican este tipo de disciplina de alto riesgo.

Vince Reffet era un atleta talentoso, un miembro muy querido y respetado de nuestro equipo. Nuestros pensamientos y plegarias están con su familia y con todos aquellos que le conocían y habían trabajado con él”, indicó el equipo.

Le llamaban hombre pájaro

Foto: Getty Images

El francés, de 36 años de edad, era conocido como el hombre pájaro gracias a la tecnología de ciencia ficción que manejaba con agilidad. Junto con su compañero de los Soul Flyers, Fred Gurgen, fue autor de hazañas que parecían imposibles de concretar.

Vince Reffet practicaba el vuelo en wingsuit desde 2002. Graduado en pilotaje privado, se desempeñaba como instructor de paracaidismo, de vuelo y piloto de Jetman. Hizo más de 17.000 saltos en paracaídas y más de 1.400 saltos con traje aéreo.

El hombre pájaro se hizo mundialmente conocido en 2016 por volar al lado de la Patrulla Acrobática de Francia. Un año más tarde volvió a viralizarse con una acrobacia mientras se aproximaba a un avión en pleno vuelo.

Vince Reffet sobre Burj Khalifa

Foto: AFP

En febrero de 2020 se elevó sobre la playa de Dubái y protagonizó un impresionante vuelo sobre la torre Burj Khalifa, la más alta del mundo (828 metros). “Un hito mundial, en la búsqueda de un vuelo humano 100% autónomo: un despegue desde tierra para alcanzar un vuelo a gran altitud”, reseñó en ese entonces Jetman Dubai.

Aquel día, sin necesidad de lanzarse desde una plataforma, Vince Reffet se elevó por encima de la bahía e inició un vuelo que llegó hasta los 1.800 metros de altitud, con una velocidad media de 240 kilómetros por hora.

Para realizar esta proeza usó un equipo compuesto de un ala de fibra de carbono que le permitió impulsarse por cuatro pequeños motores a reacción. El hombre pájaro flotó y cambió de dirección en el  trayecto. Acompañado por sus destrezas, efectuó varias acrobacias.

El 17 de noviembre se convirtió en un día trágico para el deporte extremo. Si bien quedó la sensación de que le faltaron más hazañas y récords por cumplir, Vince Reffet perdió la vida haciendo lo que más le gustaba: volando.

Noticias relacionadas