• La víctima estaba en su residencia cocinando. Su esposo la llamó por teléfono y le pidió resguardarse por las detonaciones que se escuchaban. Poco después fue impactada por una bala perdida del tiroteo que se presume entre la GNB y la megabanda de “El Coqui”

La tarde de este viernes 19 de marzo, Deisy Rivas, una mujer de 55 años de edad que yacía en su hogar en El Paraíso, Caracas, recibió el impacto de una bala perdida, ocasionándole la muerte horas más tarde.

La periodista de sucesos Yohana Marra publicó en su cuenta de Twitter que la bala, producto de un tiroteo en la Cota 905, perforó varios órganos: hígado, colon y páncreas.

Debido a que no acudía ninguna ambulancia, presuntamente porque persistía el enfrentamiento armado, varios vecinos ayudaron a trasladarla al hospital más cercano, donde fue atendida de emergencia. Sin embargo, en la madrugada del sábado 20 de marzo confirmaron su defunción.

“¡En todo momento nos cuidamos y me la vienen a matar dentro de su propia casa!” aseveró el esposo de Rivas, Antonio Do Santos, al periodista Oliver Fernández. También acotó que la mujer tenía tres hijos fuera de Venezuela.

¿Cómo sucedió?

Rivas se encontraba en el piso 2 de las residencias City Park ubicadas en la avenida Páez, donde vivía. Estaba cocinando. Su esposo la llamó para pedirle que estuviese atenta y resguardada por el tiroteo –que según fuentes extraoficiales, era entre la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la megabanda delictiva de Carlos Luis Revette, alias “El Coqui”, quienes intentaban tomar el control de uno de sus comandos–.

Luego, los vecinos escucharon los gritos de auxilio de la señora Rivas. Acudieron de inmediato encontrándola en el pasillo, hasta donde había logrado caminar, y la socorrieron.

De acuerdo con Assunta Feliciani, habitante del mismo edificio, el tiroteo no había cesado, pero en vista de que no llegaba ninguna ambulancia, la subió a su auto con ayuda de otros, y la trasladó al Hospital Pérez Carreño, donde fue ingresada y operada de emergencia.

“Ella solo nos pedía que no llamáramos a su esposo y que la ayudáramos. Todos le pedíamos que no se durmiera, ella estuvo consciente hasta que llegó al hospital”, comentó Feliciani a Crónica Uno.

Tiroteo persistente

Pasadas las 7:00 pm, los vecinos de la zona continuaban escuchando disparos, aunque con menor frecuencia. En el Conjunto Residencial El Paraíso y viviendas de la Victoria, reportaron que hubo varias balas perdidas en los apartamentos.

Durante la tarde, en la autopista Norte-Sur, unos delincuentes armados atracaron a funcionarios de la policía y los mantuvieron retenidos. Igualmente, le robaron la moto a un ciudadano que iba de paso.

En un video casero que publicó el periodista Román Camacho se puede ver a dos de los criminales con armas largas apuntando a un hombre que conducía una moto KLR.

“¡Te juro que soy médico, vengo del Hospital Clínico!” gritó varias veces la víctima que suplicaba que no le dispararan, mientras mostraba su carnet para que no dudaran. También se llevaron su bolso. 

Conflictos previos

Antes del enfrentamiento de este viernes, recientemente hubo otro en la Cota 905. Este altercado, ocurrido el 28 de enero, dejó heridos a un hombre y un niño por balas perdidas igualmente. Aparte, algunos de estos proyectiles asesinaron a un perro dálmata que descansaba en la casa de sus dueños en el edificio Delta de El Paraíso.

Meses atrás, en septiembre de 2020, un perro de Puente Hierro fue herido de bala por las mismas causas en la Cota 905. El animal no murió pero perdió la oreja.

A pesar de los recurrentes actos terroristas de la megabanda de El Coqui en esta zona de la capital venezolana, el régimen de Nicolás Maduro no ha dado respuesta contundente al momento de los duelos balísticos.

Noticias relacionadas