• Durante la época colonial los valles caraqueños servían como sitio de cultivo para el cacao que se exportaba hacia Europa. Siglos después esas prácticas agrícolas mermaron, dando paso a la vida urbana. En 2021 un grupo de soñadores decidió volver a plantar cacao en Caracas y brindar la posibilidad futura de disfrutar de chocolates elaborados con granos cultivados en la capital venezolana

En 2018 comenzó el proyecto de traer semillas de cacao de Río Caribe, estado Sucre, e injertarlas con variedades de grano criollo para cultivarlas en los terrenos de la casa Samambaya, ubicados en el municipio Baruta al sureste de Caracas. Se trata de las primeras 2.000 plantas con las que Gonzalo Denis – propietario de los terrenos-  y su equipo de trabajo, arrancaron el sueño que busca producir chocolates con cacao cosechado en la ciudad.

“Hoy en día somos la única finca de cacao en Caracas. Hace algunos años decidimos hacer nuestra propia plantación de cacao en parte de nuestros terrenos.  Las primeras semillas llegaron hace 3 años.  Las plantas estuvieron en nuestro vivero por 8 meses para luego ser transplantadas y ahora ya contamos con las primeras maracas de cacao variedad Guasare en la zona de Los Guayabitos (Baruta) “, comentan para El Diario los voceros de la Casa Samambaya. 

Caracas, aunque urbanizada por completo, se encuentra ubicada dentro del llamado cinturón tropical, región que tiene las condiciones necesarias para cosechar cacao. La marca Rio Cacao, liderada por Denis junto a María Fernanda Di Giacobbe, reconocida internacionalmente como una especialista de la chocolatería venezolana, identificó el potencial de las montañas de Baruta como posible zona para la producción cacaotera; apostando a que los terrenos de la casa Samambaya, en la urbanización Los Guayabitos, pueda convertirse en un lugar en la capital venezolana donde se cultiva, se fermenta y se tuesta el cacao, para posteriormente procesarlo y convertirlo en tabletas de chocolate.

Foto: Cortesía

Cacao en Baruta

Los cultivos de cacao no son extraños para los caraqueños; a menos de dos horas de la ciudad los capitalinos pueden conectarse con las siembras de Barlovento. Sin embargo, ya no hace falta salir de Caracas para toparse con el árbol cuyo fruto da origen al chocolate.  Actualmente se ofrecen dos recorridos por las plantaciones de cacao en Baruta: El “Surcuito”, ruta de senderismo guiado, que comienza en los Jardines Topotepuy, atravesando el llamado bosque nublado de La Virgen, hasta llegar a la zona de cultivo; y otra visita guiada a las plantaciones para quienes disfrutan del brunch dominical que se sirve en los jardines de la casa Samambaya.  Este último es un paseo tiene un costo de $55 que incluye, además del desayuno, el recorrido por el cultivo y termina con una cata de chocolates. Ambas actividades pueden reservarse a través del Instagram @casa.samambaya.

Foto: Cortesía

La zona baruteña no tiene una historia reciente conocida de cosecha de cacao, asegura Gonzalo Denis, quien es uno de los líderes de esta iniciativa. “En el siglo XIX y principios del siglo XX en la zona se cultivaba café. La idea del cacao viene tras desarrollar la marca Río Cacao chocolates en el estado Sucre, donde trabajamos con cacao de Rio Caribe, y la elaboración de las tabletas se hace acá en Samambaya. La idea a futuro es tener una empresa chocolatera de tree to bar en Caracas, donde se elabore el chocolate desde el árbol hasta la barra”, explica Celis en entrevista para El Diario.

El cacao de Caracas era prestigioso en época de la colonia 

Aún pueden encontrarse antiguos árboles de cacao en varias zonas de Caracas. En la Hacienda La Trinidad, también ubicada en Baruta, hay algunos que despiertan curiosidad en los visitantes. “Casi siempre cargados de maracas de cacao. Su condición tropical permite el desarrollo del árbol, pero es un cultivo exigente si es sembrado con fines productivos”, comenta la cuenta @cacaodeorigen en Instagram al publicar fotografías de par de cacaoteros que dan frutos en esa propiedad.

Lo de Samambaya es una iniciativa fabulosa, porque poder conocer de primera mano una plantación de cacao aquí mismo en Caracas es maravilloso para todos los que se interesan en la chocolatería. No hay otra forma de acceder a ello sin tener que movilizarse por el interior del país. Es muy bonito porque es un reencuentro con nuestras raíces, ya que aquí en Caracas hubo cacao “, afirma Sobeida Dagger, chocolatera y fundadora de la marca Dacao Chocolates. 

El trabajar con cacao de origen especifico es un reto que han asumido varias chocolaterías en la última década. “En el caso de Dacao tenemos par de años trabajando con chocolates de varietales de Cata, Ocumare y Cuyagua. Nos esforzamos porque los clientes conozcan las diferencias del cacao de cada una de estas zonas aragüeñas “.  Comparte Sobeida Dagger, sobre el trabajo que hace su marca para que el consumidor capitalino conozca chocolates con cacaos de aromas y sabores distintos a los ya populares de Barlovento, Rio Caribe y Chuao. Tabletas que en un futuro podrían compararse con las que se elaborarán con cacao de Caracas. 

Foto: Cortesía

El reencuentro de los caraqueños con los árboles de cacao ya es posible en la quinta Samambaya, sin embargo, habrá que esperar hasta 2024 para que la plantación alcance su edad productiva y se puedan probar finalmente chocolates con cacaos de origen baruteño. Mientras tanto, la invitación de los propietarios de la casa Samambaya es a que los interesados se acerquen a la plantación y sean espectadores del proceso de un cultivo de cacao en la Caracas moderna.  

Noticias relacionadas