• 33 % de las protestas en el sector universitario fueron para denunciar las violaciones de los derechos laborales de los maestros 

El Observatorio de Universidades (OBU) reveló que en 2022 se registraron 78 protestas del sector universitario en Venezuela y que los profesores lideraron 7 de cada 10 de estas manifestaciones.

La ONG indicó que el 33 % de esas protestas tenían como objetivo denunciar las violaciones a los derechos laborales, así lo indicó en su informe publicado el 17 de enero.

El director del OBU, Carlos Meléndez, aseguró que para 2023 los escenarios planteados no contemplan una mejoría en la situación.

“Las universidades no controladas mantienen un déficit mayor al 97 %. Simultáneo a ello, el Ejecutivo proyecta un discurso de supuesta mejoría, crecimiento económico y estabilidad macroeconómica que no representa cambios en las precarias condiciones de vida de los universitarios venezolanos, que son los más pobres de América Latina y el Caribe”, agregó.

En marzo de 2022, el Ministerio de Educación estableció una remuneración de entre 337,94, 404,92 y 450,70 bolívares, lo cual equivalía a 89, 95 y 106 dólares según la tasa del Banco Central.

Leer más  Cáritas: la desnutrición infantil en Venezuela se mantiene en un 65 %

Sin embargo, para enero de 2023 los salarios se devaluaron a 20, 21 y 24 dólares, como consecuencia de la inflación.

Además se redujeron la primas generales y demás beneficios contractuales en al menos un 50 % por la aplicación del instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

Denuncias en contra de la vulneración de la autonomía universitaria 

Los bajos sueldos y la reducción de los beneficios laborales, no fueron las únicas razones que motivaron las protestas dentro del sector educativo.

El Observatorio de Universidades registró un aumento del 6 % en los reclamos por la vulneración de la autonomía universitaria. De hecho, esto causó el 22 % de las manifestaciones universitarias en todo el país durante el año 2022.

El director del OBU, Carlos Meléndez, recordó las intervenciones por parte del Estado para restaurar instituciones educativas.

“Eso puede continuar. En lugar de asignar recursos a los consejos universitarios para la autogestión y mantenimiento de infraestructura, otras instituciones aparecen como ‘salvadoras’ de la universidad”, advirtió.

Leer más  Tiroteo en Florida dejó al menos 10 heridos

Universidades luchan por mantener la calidad de la educación 

En 2022, el OBU contabilizó 244 denuncias de violaciones de los derechos universitarios, el 34 % de ellas se debieron al daño de la infraestructura, esto se traduce en un aumento del 44 % de reclamos con respecto al año 2021.

Meléndez indicó que mientras no haya suficientes recursos económicos, esta situación continuará en 2023.

“La infraestructura tangible e intangible que garantiza la calidad, no podrá mejorarse sin recursos”, aseguró en el informe del OBU.

Aumento de las desigualdades en el sector universitario 

El OBU también alertó sobre el posible aumento de la deserción dentro de las casas de estudio en 2023 por el riesgo del regreso de la hiperinflación y la depreciación del bolívar.

En 2022, algunas universidades privadas ubicadas en el interior del país presentaron una deserción de más del 20% en su matrícula.

“En las públicas, hay un desnivel porque se aumentan las inscripciones, pero disminuye la prosecución. Si bien muchos tienen interés en continuar su formación, en la práctica, la mayoría tendrá que trabajar para mantenerse”, apuntó el  director del OBU, Carlos Meléndez.

Leer más  Aumento de los secuestros en Venezuela: al menos 53 casos se registraron en 2022

Meléndez recomendó a las instituciones privadas más flexibles con los pagos, mientras que a las públicas las instó a brindar atención integral con el apoyo de las instancias de bienestar estudiantil.

Noticias relacionadas