• Se espera un anuncio por parte de Benjamín Netanyahu sobre si acepta los nuevos términos del grupo islamista

El grupo islamista Hamás envió a Israel en la medianoche del 15 de marzo una nueva propuesta de tregua en Gaza dividida en dos fases, en la que mantiene el fin permanente de la guerra, pero muestra mayor flexibilidad en el intercambio de presos palestinos por rehenes israelíes y la liberación de mujeres.

El nuevo borrador busca poner fin a la guerra que realiza la ocupación contra la Franja de Gaza desde el 7 de octubre, según detallaron a la agencia de noticias EFE fuentes conocedoras de la propuesta desde El Cairo.

En la primera fase del acuerdo serían liberadas todas las mujeres, niños, enfermos y ancianos israelíes secuestrados a cambio de entre 700 y 1.000 prisioneros palestinos.

Además, también serían puestas en libertad todas las mujeres soldado cautivas a cambio de unos 100 presos palestinos en cadena perpetua.

La propuesta establece que al final de esta primera etapa se daría una fecha para un alto al fuego permanente y la retirada completa de las tropas de Israel de la Franja de Gaza.

Finalmente, la liberación de todos los presos de ambas partes, en referencia también a los rehenes israelíes, tendrá lugar en una segunda fase del plan.

#TeExplicamos | Israel y Palestina: ¿a qué se debe este conflicto territorial con siglos de historia? 
Foto: National Geographic

Respuesta de Netanyahu

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, confirmó haber recibido una visión integral de un acuerdo de tregua propuesta por Hamás, pero reiteró que las demandas del grupo vuelven a ser poco realistas, de acuerdo con un comunicado oficial del gobierno.

La Oficina de Netanyahu aseguró que analizará las últimas novedades sobre las negociaciones de tregua y anunciará su respuesta tanto al gabinete de seguridad como al de guerra.

Se esperaba el acuerdo de una tregua para el 9 de marzo, que coincidiera con el inicio del mes sagrado del Ramadán y después de que Egipto acogiera una ronda de conversaciones entre las delegaciones de las diferentes partes, salvo la israelí.

Pero las exigencias de Hamás, ante todo, el cese permanente de una guerra que ya ha causado más de 31.300 muertos y sobrepasa los 73.100 heridos, chocan con las de Netanyahu, que sigue proclamando la victoria total como el principal objetivo de la guerra en Gaza.

"Es una masacre": los cuerpos encontrados en Kfar Aza, uno de los kibutz israelíes atacados por Hamás
Foto: OREN ROSENFELD/EFE

Fin de la tregua anterior 

La tregua entre Israel y Hamás supuso una pausa a la guerra que estalló el 7 de octubre de 2023 tras un ataque del brazo armado de Hamás que incluyó el lanzamiento de miles de cohetes hacia Israel y la infiltración de unos 3.000 milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 240 en aldeas israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

Desde entonces, y hasta el día en que comenzó la tregua, el 24 de noviembre, las fuerzas de Israel mantuvieron una ofensiva sobre el enclave palestino que ha dejado más de 15 mil muertos, otras miles de personas sepultadas bajos los escombros, y casi dos millones de desplazados que viven una grave crisis humanitaria ante el colapso de los hospitales y la escasez de vivienda, agua potable, alimento, medicinas y electricidad.

No obstante, Hamás responsabilizó a Israel de la ruptura de la tregua luego de que al menos 32 gazatíes murieran en las primeras tres horas tras reanudarse los ataques israelíes el viernes 1° de diciembre.

“La ocupación es responsable de la reanudación de la guerra y de la agresión nazi contra la Franja de Gaza, después de negarse durante toda la noche a aceptar todas las ofertas para liberar a más rehenes”, entre ellos ancianos, indicó Hamás en un comunicado.

Israel confirmó la muerte de 15 rehenes que Hamás retenía en Gaza
EFE/ Alaa Badarneh

Hamás, calificado por organismos internacionales como un grupo terrorista, aseguró que Israel también se negó a aceptar la liberación de Yarden Bibas y la entrega de los cuerpos de su familia israelo-argentina: su esposa, Shiri Silverman, y sus hijos Kfir, de diez meses, y Ariel, de 4 años de edad, quienes murieron en Gaza por los bombardeos israelíes, según Hamás.

Las declaraciones de Hamás contradicen las del gobierno de Israel, que culpó al grupo islamista por el fin de la tregua.

“La organización terrorista Hamás-Estado Islámico violó el plan, no cumplió con su deber de liberar hoy a todas las mujeres secuestradas y lanzó cohetes contra los ciudadanos de Israel”, indicó la oficina del primer ministro, Benjamín Netanyahu, quien ya había dicho anteriormente que el cese el fuego no sería de ninguna manera permanente.

Noticias relacionadas