• La pasión por el deporte de Jorge Domínguez y su gusto por la música llanera, fueron algunos de los elementos que se mezclaron en este sistema de entrenamiento que surgió en el estado Lara

En abril de 2019, un venezolano que entrenaba con alpargatas al ritmo de joropo llanero se hizo viral en las redes sociales por su novedoso método de entrenamiento, y hasta el día de hoy el post original cuenta con más de 23.000 reproducciones en Instagram. 

El protagonista del video es Jorge Domínguez, un joven que nació en el estado Trujillo. Pasó su infancia en varias regiones del país (Barinas, Mérida, Zulia, Aragua, Caracas) hasta finalmente llegar a Lara, donde reside actualmente. El contenido de sus redes no solo destaca por ser un efectivo método de entrenamiento, sino por ser un emprendimiento que busca enaltecer la esencia del folklore venezolano a través del deporte. 

Amante del deporte 

Domínguez nunca estuvo involucrado con la danza y mucho menos con la tradicional venezolana, su verdadera pasión siempre fue el deporte. A los 18 años comenzó a estudiar Educación Física y Deporte, también practicaba atletismo. Tres años después participó en competencias nacionales de salto triple y, al finalizar su carrera, entró en el mundo del fitness e impartió clases de deporte en colegios y liceos. En el año 2007 trabajó por seis meses en Curazao.

“Allá (Curazao) me levantaba a las 5:00 am y despertaba a todo el mundo con mi música, escuchaba a Armando Martínez antes de irme a la universidad. Estuve cerca de seis meses por allá y estaba loco por venirme, recuerdo que me levantaba muy temprano y a veces salía a hacer ejercicio escuchando música, eso era lo que me daba impulso para aguantar hasta que pudiera volver”, comenta Domínguez en exclusiva a El Diario.

Al volver a Venezuela consiguió un trabajo como entrenador, lo que significó su regreso al mundo del fitness. Además realizó un componente docente en deportes en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) y un diplomado de Psicología aplicada al deporte en la Universidad Central de Venezuela (UCV), el cual fue muy significativo en su camino profesional.

blank
En ese momento pensé que eso era el eslabón perdido de los entrenadores, porque todo en el ejercicio es un proceso mental en el que te visualizas como atleta, trabajas por ello y al final la constancia es lo que te hace llegar lejos” Jorge Domínguez, creador de Joropo Fit

De los zapatos deportivos a las alpargatas 

Durante lo que él llamó “la moda del crossfit”, Domínguez notó que muchas personas que hacían esas clases terminaban lesionadas por falta de experiencia y condiciones, por lo que creó su primera marca de entrenamiento llamada Preparación Fit, la cual comprendía varias técnicas para formar a alumnos que lograran un alto rendimiento físico. 

“Creé un manual, porque me había capacitado en ligas, en suspensión, en preparación física y varios cursos solo para las clases de esa marca, pero solo me faltaba una clase musical. A mi me decían ‘echa una bailadita’, pero la verdad es que a mí no me gusta ‘menearme’. Los instructores lo hacen, pero es que yo soy un profesor”, agregó.

blank
Foto: Cortesía

Ante la alta demanda de la clase musical – comenta el profesor- llegó un momento en el que sus pensamientos no lo dejaron dormir e inició una búsqueda de qué podía hacer. Entre esas medidas tomó clases de Step, de Count 32 y de baile latino, pero no se sentía realmente identificado. 

Una noche en vela se dió cuenta de que la única música que le erizaba la piel y lo hacía bailar era la llanera. “Me dije yo quiero aprender joropo, siempre lo quise”, recordó. 

blank
Ese madrugada me paré, preparé café, me senté frente a la computadora a buscar si había algún lugar donde las personas entrenaran con joropo. Era la mezcla perfecta entre lo que yo había investigado, lo que me gustaba y lo que los alumnos me pedían, pero resulta que no encontré nada”, dijo Domínguez sobre aquel momento.

Al no encontrar lo que esperaba vio una oportunidad para crear un sistema de entrenamiento, pero debía prepararse mucho más. “Uno de los momentos más emocionantes fue cuando investigaba sobre el baile, allí vi un patrón de movimiento en el zapateo y observé una comparación de cuando en el atletismo hacemos movimientos rápidos. En ese momento dije sí puedo hacer ejercicio con baile”. 

Inmediatamente apartó el nombre de Joropo Fit en Instagram y en el transcurso de los meses se documentó, entrenó, escuchó y bailó mucha música llanera hasta registrar la marca oficialmente.

Uno de los desafíos más grandes en el proceso de creación fue armar las pistas porque el joropo tiene características distintas a otros ritmos musicales. La mayoría de los ritmos latinos tienen 32 cuentas, pero el joropo no. En la música llanera el bajo siempre es lineal y el arpa entra y sale a inspiración del artista. Teniendo eso cuenta, creo varias pistas que le permiten orientar a las personas donde salir, donde va el bajo, cuando hacer el zapateo y tener unas claves para hacer la clase. 

En 2019, luego de pulir sus técnicas en el joropo, hizo videos en sitios emblemáticos del país como el Reloj de Sol de Carlos Cruz Diez en Barquisimeto, y las escaleras del Calvario en Caracas , lo que le ha permitido tener una conexión mucho más fuerte con los seguidores. 

“A las personas les gusta mucho la clase, pero a veces vienen solo porque quieren saber qué es el Joropo Fit o porque tienen curiosidad de ‘quien es ese que hace ejercicio con alpargatas’, es lo que he podido escuchar”, comentó. 

Para Domínguez este 2020 será para expandir la marca y seguir difundiendo la escencia del joropo llanero. Además, planea iniciar capacitaciones en el mes de octubre para certificar nuevos entrenadores en este sistema. 

Mientras trabaja para lograr esa expansión, Jorge Dominguez comparte su pasión con sus alumnos en el este de Barquisimeto, estado Lara, y con los seguidores a través de @Joropofit en Instagram, donde continuará exponiendo la danza tradicional venezolana con una visión innovadora. 

Noticias relacionadas