• María Teresa Belandria, embajadora de Venezuela en suelo brasileño, detalló para El Diario las medidas y los pasos que se están tomando ante la pandemia del coronavirus

La pandemia del Covid-19 ha impactado fuertemente en toda Suramérica. Brasil, el país más grande de la región y el quinto de mayor superficie terrestre en el mundo, ha sido unos de los más afectados por el coronavirus de Wuhan de la región y en el cual la situación de los migrantes y refugiados venezolanos puede empeorar, si no se toman las medidas necesarias.

En Brasil viven alrededor de 168.000 migrantes y refugiados venezolanos, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). María Teresa Belandria, embajadora de Venezuela en Brasil, aseguró que hasta la fecha no existe registro de que alguno haya sido infectado por el virus.

La embajadora venezolana detalló en exclusiva para El Diario que no tienen datos sobre algún contagiado venezolano en Brasil, pero que igualmente venezolanos, residentes, refugiados o en proceso de residencia temporaria tienen acceso gratuito al sistema de salud público de ese país. 

Además,  indicó que mediante las redes sociales de la institución informan sobre las recomendaciones y anuncios de las autoridades sanitarias brasileñas.

Población en riesgo

María Teresa Belandria indicó que aunque no han recibido denuncias de ciudadanos venezolanos a los que les haya sido negada atención médica durante la pandemia, afirmó que han recibido correos en los que indican que debido a las medidas de cuarentena no han podido trabajar y temen ser desalojados de sus viviendas.

Foto cortesía

Una de los sectores más frágiles y que pudieran resultar más afectados por el coronavirus es el de las comunidades indígenas que viven en refugios, en Roraima y en Amazonas, donde albergan a más de 1.000 indígenas de diversas etnias como waraos y pemones. 

Brasil

7910

personas contagiadas

299

personas fallecidas

127

personas recuperadas

Para su atención, Belandria detalló que está el proyecto de la Operação Acolhida.

“Tanto las comunidades indígenas como el resto de los venezolanos cuentan con el trabajo desarrollado por la Operação Acolhida, la cual dispuso de un centro de atención de emergencias, adicional a los ya existentes, para atender los casos sospechosos y eventualmente, de confirmarse alguno, cumplir con las normas de aislamiento y curación”, explicó.

La Operación Acogida fue anunciada por el gobierno brasileño en marzo de 2018 como medida para combatir la grave crisis humanitaria de Venezuela, y la gran cantidad de ciudadanos venezolanos que llegaban a suelo brasileño.

Entre las medidas que abarca este programa se encuentra la provisión de comidas, atención médica, regularización de su situación migratoria y el reasentamiento de familias en otras regiones del país.

Cientos de indígenas venezolanos, principalmente los de la etnia Warao, han emigrado hacia Brasil desde 2016, cuando se agudizó la crisis económica en el país. Su comunidad indígena, la segunda más grande en Venezuela, debe recorrer más de 800 kilómetros para trasladarse desde el delta del Orinoco —donde se asienta su población— hasta la frontera.

Afecciones como la desnutrición aguda y una alta tasa de VIH complica aún más su situación, además de enfrentarse al reto comunicacional que supone no manejar el idioma portugués. 

Indicaciones en caso de dar positivo por Covid-19 en Brasil:

Debe acudir a un centro de salud, explicar los síntomas, esperar el resultado. Si es positivo por Covid-19 puede ser enviado a su casa a cumplir tratamiento domiciliario (si es leve) o permanecer internado.

Deberá informar a sus familiares y personas del entorno con las que mantuvo contacto para que permanezcan en aislamiento voluntario hasta descartar la aparición de los síntomas.

La funcionaria explicó que a parte de esta medida, el gobierno brasileño está discutiendo en el Congreso un paquete de ayuda de emergencia de 1.800 reales (342 dólares) durante tres meses para contribuir a los ciudadanos.

“El paquete de emergencia ya fue aprobado por la Cámara de Diputados y la próxima semana se debatirá en el Senado, pero aún faltaría la aprobación definitiva del presidente Jair Bolsonaro. Ya estamos realizando las consultas para poder informar si nuestros migrantes y refugiados tendrán o no acceso a dicha ayuda”, notificó la embajadora.

Los retos de la embajada venezolana ante la crisis migratoria

La embajadora venezolana en Brasil comentó que uno de las tareas más difíciles a tratar durante la pandemia ha sido la falta de recursos para la repatriación de venezolanos, así como también brindar alojamiento a las personas que se quedaron varadas en territorio brasileño.

Foto cortesía

Otras de las problemáticas que enfrenta la institución es que no poseen un presupuesto de funcionamiento, por lo que acuden a las autoridades de Brasil para encontrar soluciones ante la emergencia.

Ante la emergencia, hemos buscado el auxilio de las autoridades, ONG, fundaciones, y otros venezolanos para poder asistir a nuestros ciudadanos en este país. Sabíamos el tamaño del desafío y lo estamos abordando con cooperación, colaboración y el apoyo irrestricto del gobierno de Brasil”, acotó la embajadora.

La embajada de Venezuela en Brasil hizo un llamado a los médicos venezolanos voluntarios que estén sin trabajo para atender la pandemia, y de esta manera contribuir en el sector salud. 

Postura de Brasil ante el coronavirus

El 26 de febrero se anunció el primer caso de Covid-19 en Brasil. En poco más de un mes los casos se han incrementado de forma crítica y el gobierno ha tenido que tomar medidas severas, a pesar de que el presidente Jair Bolsonaro ha generado polémica por sus declaraciones.

Cortesía

“Es apenas una pequeña gripe o resfriado”, declaró Bolsonaro en una manifestación con los ciudadanos brasileños. Pero luego de las dos últimas semanas, el mandatario brasileño afirmó que la pandemia es el “mayor desafío” de su generación.

El gobierno brasileño aseguró el pasado sábado que las medidas para reducir los daños provocados por la Covid-19 en el país llegarán a los 140.000.000 de dólares. 

Brasil ha endurecido las medidas ante la alza en la cifra de casos de coronavirus de Wuhan en ese país y en gran parte del continente. Los migrantes y refugiados venezolanos no escapan de este virus. Muchos esperan con ansias que pase la pandemia para poder volver a su trabajo y contar con los medios necesarios para llevar adelante la vida que buscaban establecer cuando emigraron a territorio brasileño.

Noticias relacionadas