• El afamado utility falleció a los 54 años de edad en Caracas, a causa de un cáncer en el páncreas. En El Diario repasamos su trayectoria como pelotero

Cada 14 de julio se cumple un año más de la muerte de César Tovar, talentoso jardinero venezolano que destacaba por su alegría, polivalencia, fildeo y agresividad al momento de correr las bases. Brillaba en cualquier posición, pero un cáncer de páncreas causó su partida física a los 54 años de edad.

César Tovar en la LVBP

4.286

turnos al bate

1.224

incogibles

635

carreras anotadas

“Pepa e’ Burra”, como era apodado por sus compañeros, nació el 3 de julio de 1940 en Caracas. Se dice que comenzó a jugar pelota desde muy temprano, aproximadamente a los 10 años de edad, mientras limpiaba zapatos para obtener ingresos extra para su familia.

A los 19 años de edad debutó como profesional con los Leones del Caracas, en la campaña 1959-1960. En aquel curso ganó el premio al Novato del Año y dejó .243 de promedio, con 4 jonrones, 14 carreras impulsadas, 11 anotadas y 27 imparables en 111 turnos al bate, según los registros de Pelotabinaria.com.

En las 16 temporadas que jugó con Leones conformó con el jardinero y lanzador Víctor Davalillo —otro pelotero que destacaba por su versatilidad— la considerada mejor pareja de primero y segundo bate (one-two) en la historia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Jesús “Chivita” Lezama, el fanático número uno del Caracas, contó en una entrevista para El Diario que el guante de goma espuma que usa para animar a su equipo en el parque de los Chaguaramos se lo regaló César Tovar. El hombre de los 101 años de vida asegura asegura que “Pepa e’ Burra” era uno de sus peloteros predilectos.

Cada vez que llegaba al Estadio Universitario de Caracas, Tovar saludaba a todo la fanaticada que encontraba a su paso. Firmaba barajitas y pelotas; atendía a los niños, entraba al club house, se colocaba su uniforme de superhéroe y más tarde estaba dando un imparable, o dos o tres, como reseña la periodista Mari Montes en Prodavinci.

Con el conjunto melenudo conquistó el máximo galardón en cinco oportunidades (1961-62, 1963-64, 1966-67, 1967-68 y 1972-73) y dejó un average de .296, con 287 remolques, 938 incogibles, 490 anotadas y 123 bases estafadas.

El afamado utility también jugó la temporada regular para Tigres de Aragua, Águilas del Zulia y Llaneros de Portuguesa. Ganó el campeonato con Tiburones de La Guaira (1965-66), Navegantes del Magallanes (1969-70) y Águilas (1983-84). En total, fueron 26 campañas en la LVBP.

Carrera a la Gran Carpa

César Tovar disputó 12 torneos en Las Mayores, en los que acumuló 88 pelotazos. Fue el primer gran utility venezolano en el mejor beisbol del mundo, una demarcación que en años recientes desempeñaron Martín Prado (2006-2019) y Marwin González (2012-presente).

Su historia en las Grandes Ligas transcurrió con los Mellizos de Minnesota (1965-72), Filis de Filadelfia (1973), Rangers de Texas (1974-75), Atléticos de Oakland (1975-76) y Yankees de Nueva York (1976). Fue el primer criollo en la historia que jugó con los “Bombarderos del Bronx”.

Numeritos de Tovar en la MLB

.278

de promedio

46

cuadrangulares

435

carreras empujadas

Proveniente de las granjas de los Rojos de Cincinnati, el caraqueño causó buena impresión por su desempeño y fue enviado a Minnesota a cambio del lanzador Gerry Arrigo. Se convirtió en el décimo venezolano en dar el salto a la Gran Carpa, al debutar el 12 de abril de 1965 contra los Yankees.

Una de las hazañas que concretó Tovar fue romper cinco no hit no run: Barry Moore (1967), Dave McNally (1969), Miguel Cuéllar (1969), Dick Bosman (1970) y James “Catfish” Hunter (1975). Cuatro de ellos fueron con el uniforme de Minnesota.

Entre las temporadas 1967 y 1971 su nombre fue considerado en la votación al Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana. De hecho, en 1967 recibió el único sufragio que impidió a Carl Yastrzemski —conquistó la triple corona de bateo con los Medias Rojas de Boston— obtener el MVP de aquella zafra por unanimidad.

En 1968 se convirtió en el segundo pelotero en jugar las nueve posiciones defensivas en el mismo desafío de Las Mayores, luego de que el cubano Dagoberto Campaneris lo hiciera en 1965. Tuvieron que pasar 32 años para que otro jugador —Scott Sheldon— repitiera este hito.

Más que una marca alcanzada, fue la demostración de su polivalencia para adaptarse y exhibirse en el diamante. Además, jugó a lo grande: no permitió carreras y mantuvo el control de la situación en la mayoría de los lanzamientos, inclusive ponchó al salón de la fama Reggie Jackson.

“Pepa e’ Burra” fue líder de la Liga Americana en 1970, en los departamentos de dobles (36) y triples (13); mientras que en 1971 encabezó el renglón de imparables, con 204. 

Inmortal. César Tovar fue incorporado al Salón de la Fama del Beisbol de Venezuela en el año 2003.

La proeza más grande de su carrera la consiguió el 19 de septiembre de 1972 contra los Rangers de Texas: se convirtió en el primer venezolano en batear la escalera (sencillo, doble, triple y jonrón). Ese mismo año fue el primer criollo en despachar 200 imparables.

Independientemente de que jamás se colocó el anillo de la Serie Mundial ni obtuvo alguna distinción individual de renombre, César Tovar fue un pelotero histórico, que tenía espacio en cualquier line up debido a su versatilidad. A pesar de que un cáncer de páncreas causó su partida física hace 26 años, su legado quedó enmarcado para la posteridad.

Noticias relacionadas