• La Casa Real confirmó que Juan Carlos de Borbón se encuentra en territorio árabe desde que inició la controversia por sus negocios. El historiador, internacionalista y analista político español Miguel Benito Lázaro explicó para El Diario los posibles escenarios que rodean al exmonarca l

Luego del anuncio de la Casa Real sobre el paradero del rey emérito, Juan Carlos de Borbón, las averiguaciones en su contra toman un nuevo aire. Más por el hecho de que su paradero en el país de la controversia: Emiratos Árabes, donde lo recibió la familia real. 

Juan Carlos de Borbón abdicó al trono de España en 2014 y cualquier transacción, evasión o delito que haya cometido durante su reinado está protegido por el fuero real. Posterior a esa fecha, la Justicia lo puede investigar como a cualquier otro ciudadano español. 

El pasado 3 de agosto la Casa Real española publicó un comunicado donde manifiesta su disposición de colaborar en cualquier investigación que pudiera estar vinculada con el rey emérito.

Comunicado íntegro de la Casa Real española

Abre arrow_downward

1. Su Majestad el Rey Don Juan Carlos ha dirigido a Su Majestad el Rey la siguiente carta:

“Majestad, querido Felipe:

Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España.

Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

Con mi lealtad de siempre.

Con el cariño y afecto de siempre, tu padre.”

2. Su Majestad el Rey le ha transmitido a S.M. el Rey Don Juan Carlos su sentido respeto y agradecimiento ante su decisión.

El Rey desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia; y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico.

Palacio de La Zarzuela, 3 de agosto de 2020

Cierra arrow_upward

El historiador, internacionalista y analista político español Miguel M. Benito Lázaro explicó para El Diario los posibles escenarios que rodean a Juan Carlos. 

Ruta del rey Juan Carlos I de España
Gráficos por José Daniel Ramos

¿Cuál es la situación actual del rey emérito?

—Al rey emérito en este momento lo investiga la Justicia suiza. De momento no está siendo juzgado, aunque las revelaciones de las personas que habrían creado la estructura financiera para ocultar dinero recibido por el monarca de la realeza saudí no hacen extraño suponer que pueda ser llamado a declarar. Si los fiscales llegasen a esa decisión podría ser juzgado. De momento, en España no hay causa abierta contra el rey emérito. Pero se ha solicitado información a la Justicia suiza para estudiar si pudiera llegar a haber motivo para abrir causa contra Juan Carlos en España.

Teniendo esto en cuenta, aunque se ha hablado de una huida, no se puede calificar como tal que Juan Carlos haya abandonado España. En este sentido, el rey emérito sigue a disposición de la justicia, suiza y española, para declarar si se le requiriese. El objetivo parece más bien un intento, rotundamente fallido, por alejar la atención de la figura del rey emérito y de las investigaciones en curso. 

—¿Dónde se origina esa investigación? ¿Qué tanto pudo obviar o evadir el rey Juan Carlos?

—A lo largo de 2019 y en los primeros meses de 2020 ha avanzado una investigación de la justicia suiza al rey emérito por la creación de una estructura financiera para ocultar 100.000.000 de euros. Un dinero que don Juan Carlos habría obtenido por su mediación ante la monarquía saudí para la concesión a empresas españolas del tren de alta velocidad a la Meca.

La justicia española, que en 2018 había abierto su propia investigación contra Juan Carlos por el mismo motivo, la había desestimado por no dar verosimilitud a la principal fuente de información de la investigación. La examante del rey emérito, Corina Larsen.

A principios de este año solicitó informes a las autoridades suizas para conocer el avance de la investigación y valorar la posibilidad de abrir la causa en España.

El pasado 15 de marzo, cuando la sociedad española se veía obligada al confinamiento por causa del covid-19, la Casa Real emitía un comunicado en el que el actual rey Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre y retiraba al rey emérito la asignación que recibe de la Casa Real. Manifestaba no haber tenido conocimiento del entramado financiero que Juan Carlos había establecido para ocultar parte de su patrimonio.

Finalmente, el rey emérito habría decidido salir de España. Las revelaciones recientes parecen confirmar que ese dinero lo cobró el rey emérito y que creó una estructura para ocultarla.

blank
 Vista del hotel Emirates Palace, en Abu Dabi, visitado por EFE, pero en el que no pudo constatar la presencia del rey emérito Juan Carlos I. 

¿Cómo un rey europeo logra tener el alcance para un contrato de esa magnitud en un país árabe?

—El rey emérito Juan Carlos I, como los demás reyes europeos, «reina, pero no gobierna”. 

Sus funciones son simbólicas, de mediación y estabilidad en asuntos internos y de representación diplomática. Además es cabildero de los intereses españoles, tanto de los gobiernos como de empresas, en asuntos en los que el prestigio del rey emérito podía ser de alguna utilidad.

El rey emérito siempre ha mantenido muy buenas relaciones con los monarcas del golfo pérsico y habría jugado un papel como mediador para facilitar que la oferta española de tren de alta velocidad a la Meca fuese la elegida.

—De acuerdo con los indicios del supuesto pago, por la monarquía saudí al rey emérito, esto se habría hecho con una transacción desde Panamá. ¿Esto viene de cuando la filtración de las cuentas offshore de Panama Papers? 

—En principio, ese caso no parece estar vinculado a los nombres relacionados a Mossack Fonseca. Aunque allí aparecían los nombres de la hermana del rey emérito y su antigua amante, Corina Larsen.

El caso actualmente llega en las investigaciones en Suiza a Dante Canónica y Arturo Fasana, otros especialistas en crear sociedades fachada y entramados financieros para mover capitales.

En este caso, la pantalla sería la fundación Lucum, cuyo principal beneficiario sería Juan Carlos I.

La fundación Lucum parece haber sido estrictamente una tapadera, que se creó como fundación de interés privado (según consta en su acta de constitución en Panamá). En cuanto se realizaron los movimientos de fondos, la fundación se disolvió.

Junto a Lucum también se usó otra fundación Zagatka, con las mismas características. El rey emérito era beneficiario de estas fundaciones. 


blankFoto de Acto de disolución de la Fundación Lucum / Vozpopuli

Hay una mujer aparentemente involucrada, que es quien asegura que el rey emérito tiene fondos en Suiza. ¿Es esta persona la que genera el escándalo o sencillamente es un complemento más?

—Efectivamente la información sobre el dinero de Juan Carlos llega por su examante, Corina Larsen. Corina Larsen recibió parte del dinero del monarca, en teoría como testaferro, pero al romperse la relación, el dinero se volvió un problema. Juan Carlos quería los cerca de 65.000.000 millones (de euros) que había entregado a Corina de vuelta. Cuando ella consideraba que se había tratado de un regalo. 

blank
Foto Vozpopuli

Al empezar a ser investigada por la procedencia de ese dinero habría informado a la justicia suiza al tiempo que involucra a don Juan Carlos.

En este sentido, las infidelidades del rey emérito no han sido desconocidas por la opinión pública española que, de algún modo, las ha tolerado.

—¿Qué tanto puede prosperar la investigación? ¿La Justicia española investigaría si hay o no delito, luego de abdicar?

—La investigación suiza puede avanzar hasta juzgar a don Juan Carlos; lo mismo que cualquier causa que la fiscalía española considerase adelantar por actos posteriores a 2014. Momento en el que con la abdicación el rey emérito habría perdido la protección jurídica especial que la Constitución española le otorgaba. Respecto a las penas. Hay una parte de la trama en la que el rey emérito no sería juzgable, que es en la creación de la estructura financiera, un presunto delito de cohecho en operaciones internacionales, que como se remonta a 2007-2008, el rey Juan Carlos estaría protegido por la inviolabilidad de la que disfrutaba por ser jefe del Estado.

—De prosperar la investigación, ¿el rey emérito cómo pagaría por el delito cometido, en caso de que así se determine?

—Si la investigación prosperarse, el rey emérito debería cumplir la sanción que los tribunales establecieran. Hay que recordar que se trata de delitos fiscales y de posible corrupción. 

Otra cosa es lo que ha pasado después de junio de 2014. A saber, el descubrimiento de fondos procedencia ilícita y/o no declarados a Hacienda por el rey emérito. Ese descubrimiento de fondos no declarados podría constituir delito de blanqueo de capitales que está castigado con prisión. 

Noticias relacionadas