• El equipo de El Diario contactó a Abdel Güerere, presidente de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP), para saber qué hace falta para poder apreciar nuevamente el séptimo arte en la pantalla grande

Hace casi nueve meses cerraron las 379 salas de cine que hay en el país, a la par que fueron anunciados los dos primeros casos de covid-19. Y aunque muchos sectores económicos han subido la santamaría (53, para ser exactos), incluyendo los clubes, playas, parques de diversiones y gimnasios —lugares que necesariamente implican la aglomeración de personas—, los templos de las películas permanecen clausurados.

La esperanza de que abrieran las salas del séptimo arte fue asomada por Nicolás Maduro el pasado 16 de noviembre. “Vamos a hacer una reunión esta semana con los dueños de los cines, teatros, auto cines, conjuntamente con Ernesto Villegas y el ministro de Salud (Carlos Alvarado), para ir a una apertura biosegura. ¡Vamos a una apertura segura!”, dijo quien actualmente preside el régimen de Venezuela.

¿Albricias? Lo que ha seguido al anuncio, luego de casi un mes, es el silencio y la expectativa, de acuerdo con Abdel Güerere, presidente de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP). Y los inevitables rumores, muestra de las ganas ineludibles de una sociedad ansiosa y necesitada de recreación y compartir en medio de la pandemia y la zozobra. Porque el cine es arte, encuentro e industria, triunvirato del buen vivir de la sociedad contemporánea.

¿Abrirán próximamente las salas de cine?

“Aún no ha sido anunciada la autorización de reapertura de los cines”, dice Güerere para El Diario.

El 18 de noviembre hubo una reunión conjunta entre funcionarios del Ministerio de Cultura y de Salud y el gremio del cine en salas, teatro y espectáculos musicales.

Cine venezolano

“Se nos comunicó que el 20 de noviembre, el Ministerio de Salud enviaría a la comisión presidencial del covid-19 un proyecto de protocolo de seguridad para los cines, el cual sería analizado por técnicos de dicha comisión y luego sería enviado al despacho presidencial para su revisión y aprobación”, relata el presidente de AVEP.

Sin embargo, hasta el momento desconocen si dicho trámite ocurrió.

¿Y qué hace falta para que abran los cines?

-La aprobación del protocolo definitivo que permita la sustentabilidad de las salas.

-El anuncio formal de autorización por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Güerere señaló que luego del visto bueno oficial, habrá un lapso de espera de 15 días “porque es necesario un conjunto de actividades operativas, logísticas, de mercadeo y de programación para que el público pueda volver a las salas de cine”.

Los protocolos, añade, han sido desarrollados por miembros de AVEP y fueron presentados ante el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) el pasado 20 de junio.

¿Cómo se verá el cine en pandemia?

-Antes de que reabran los cines, el personal debe hacer una limpieza de las salas y zonas de trabajo. El mismo esquema de aseo se aplicará mientras asisten los espectadores.

-Para entrar a los complejos de cine, las personas deberán usar tapabocas. Se les medirá la temperatura y se les suministrará gel alcoholado.

-La propuesta presentada a los reguladores, indica Güerere, indica un aforo máximo de 40% de las salas para garantizar el distanciamiento físico saludable. “De esta manera, la disposición de las salas permitirá que los espectadores no tengan a otras personas sentadas en las filas de adelante ni atrás”.

https://www.instagram.com/tv/CIEsDHHJ1ig/?utm_source=ig_web_copy_link

-Los exhibidores han hecho estudios para permitir que cada sala ofrezca grupos de butacas para la separación de espectadores.

-Habrá menos funciones, esto con la finalidad de ampliar los tiempos de limpieza en las salas y aplicar la desinfección correspondiente a cada butaca.

-Los mecanismos de pago electrónico estarán a la orden del día, con la finalidad de reducir el contacto físico al máximo.

¿Y qué se verá en los cines venezolanos?

La oferta de películas aún permanece en veremos, en el limbo obligatorio debido a la falta de fecha oficial de apertura.

La gama de obras que se presentarán al público depende de la negociación con las compañías distribuidoras, refiere Güerere, por lo que se desconoce si habrá estrenos recientes como Mulán (2020), de la empresa Disney; o Tenet (2020), del director Christopher Nolan.

Fuentes consultadas por El Diario señalaron que la hipotética cartelera será de películas que no cumplieron con su ciclo de circulación el pasado mes de marzo.

¿Por qué Venezuela ha pasado tanto tiempo sin cine?

Si bien el gremio ha ofrecido a los espectadores venezolanos la posibilidad de disfrutar películas en autocines, la razón de la larga clausura del cine de peatones es un misterio para los dirigentes de la industria. 

Autocines, otra opción para los venezolanos

Llegaron al país luego de tres meses de cuarentena y años de aparente (falsa) extinción. Los autocines supusieron para los venezolanos amenazados por el covid-19 una pequeña ventana de esparcimiento.

Dos funciones por noche, con entradas que superan los 30 dólares y con una oferta de películas de la época previa a la pandemia, se trata de una opción recreativa vigente en estos momentos.

Las normas estipuladas por la cadena de cines Cinex son las siguientes:

-Estará permitido que haya un máximo de cuatro personas por vehículo.

-No estará permitido el paso de motocicletas o bicicletas.

-Uso obligatorio de mascarilla y cumplimiento de las normas de higiene y seguridad.

-Los carros deberán ubicarse delante del complejo, mientras que las camionetas deberán estar atrás para así garantizar la visibilidad de los usuarios.

-No se permitirá a los usuarios sentarse afueras del carro o interactuar con otros.

“Desconocemos las razones, pero el sector se encuentra preparado para reanudar operaciones en cuanto sea anunciada la autorización. Permanecemos en seguimiento continuo”, dice Güerere.

En Colombia, de acuerdo con un reportaje de El Colombiano elaborado el 11 de noviembre, el panorama no es alentador ante la falta de estrenos. De más de 73.000.000 de espectadores en el año 2019, los cines en el vecino país esperan cerrar el presente año con una audiencia de menos de 12.000.000 personas.

En Estados Unidos, la cadena de cines más grande del mundo, AMC, permanece abierta y con voluntad de acero pretenden sobreponerse a una crisis que les ha hecho perder 900.000.000 de dólares en el segundo cuatrimestre del año, de acuerdo con Acción Cine. Apuestan a las navidades como época del consumismo exacerbado para incrementar sus dividendos.

Así las cosas, solo queda esperar. Las obras cinematográficas más importantes de este año, sin embargo, no se han amilanado ante la presencia del virus invisible. Los hacedores de películas ven en las plataformas privadas de streaming una vitrina para poder presentar sus últimas obras cinematográficas. ¿Cómo sería La rosa purpura del Cairo (1985), del director Woody Allen, si se hubiese estrenado en estos tiempos?

Noticias relacionadas