• La salud mental ha sido una de las grandes afectadas durante la pandemia por covid-19. Especialistas en esta área afirman que trastornos como la ansiedad y la depresión son cada vez más frecuentes. Foto: Efe

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 350.000.000 de personas son afectadas por algún tipo de depresión, una cifra alarmante y por la que gobiernos y organizaciones conmemoran cada 13 de enero el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión. 

Durante la pandemia por covid-19, voceros del organismo internacional han manifestado su preocupación por los aspectos de salud mental que deja el confinamiento y la crisis sanitaria global. 

OMS

1.000.000

de personas se suicidan cada año en el mundo

63.000

de estas muertes ocurren en Latinoamérica y el Caribe

El pasado 5 de octubre de 2020, la OMS publicó un informe en el que revela que la pandemia ha perturbado o paralizado los servicios de salud mental esenciales del 93% de los ‎países del mundo, esta realidad deja desamparada a gran parte de la población que enfrenta trastornos como la depresión o la ansiedad. 

¿Qué es la depresión?

La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de algunas semanas o más.

Foto referencial

Una de las señales que suele asociarse comúnmente con la depresión es la “tristeza extrema”, no obstante esta no es una característica sine qua non pues una persona puede sufrir la enfermedad y no sentirse triste, tal y como explica la psicóloga clínica y docente, Zena Sleiman.

“Una persona puede estar deprimida sin sentirse triste y que sus síntomas sean dolores corporales y malestar físico”, señala Sleiman en una entrevista para El Diario.

Depresión en Venezuela 

La crisis social del país, la falta de calidad de vida y la pandemia por covid-19 mantienen en estado de alerta a los venezolanos desde hace casi un año. Esto repercute con el tiempo en la salud mental de los ciudadanos y representa un recrudecimiento de trastornos de este tipo.

«En Venezuela, el estrés es constante y progresivo con los problemas económicos y de servicios. Si a eso le sumamos el miedo que causa el coronavirus y el confinamiento, que es una actividad que va en contra de la naturaleza humana, tenemos un escenario perfecto para hacer una crisis mental”, explicó el psiquiatra Carlos Tineo en una entrevista previa para El Diario

Protesta por falta de gas en el estado Monagas. Foto: Jeferson Civira

Esta situación produjo un aumento en la demanda de consultas psicológicas y psiquiátricas. Tineo señaló que durante los últimos meses atiende a muchos más pacientes, por telemedicina, que antes de la pandemia. 

Tineo detalló que los meses de cuarentena han acelerado el incremento de indicadores como la depresión, ansiedad, tasa de suicidios, violencia intrafamiliar y violencia de género.

Síntomas depresivos en niños 

El balance del Servicio de Atención Psicológica (SAP) del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), presentado por la organización en agosto de 2020, refleja los efectos de la cuarentena en la salud mental de los niños venezolanos.

Suicidios de menores de edad

19

niños y adolescentes se quitaron la vida durante el primer semestre de 2020, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

El informe indicó que durante los primeros seis meses del año 2020 la organización superó su límite anual de consultas psicológicas. 1.407 familias, niños y adolescentes solicitaron atención psicológica y el principal motivo de consulta fueron las alteraciones de ánimo. 

31% de los pacientes reportaron la aparición de tristeza, rabia, angustia e incertidumbre. De ese total, 20% manifestaron riesgo o ideación suicida.

Jania Orta, psicóloga del equipo de Cecodap, admitió durante una entrevista para El Diario que las consultas de este tipo aumentan exponencialmente.

La mayoría de las consultas se concentraron en Distrito Capital (51%), Miranda (31%) y Zulia (4%). Además, 52% de los beneficiarios fueron niños de 2 a 12 años de edad.

La psicóloga insta a los padres y cuidadores a estar pendientes de los cambios de comportamiento de niños, niñas y adolescentes. Estos pequeños detalles podrían ser señales de alarma que les permitirán buscar ayuda oportunamente. 

Algunas de las señales que pueden representar una alerta: 

  • Mucho llanto.
  • Miedos nocturnos. 
  • Necesidad de dormir gran parte del día. 
  • No salir de la habitación.
  • Frases como “No hay un futuro cercano”, “El futuro es incierto” o “No hay salida para esto”. 
  • Poca interacción familiar.
  • Respuestas violentas.
  • Peleas frecuentes con hermanos.

La especialista pide a los padres y cuidadores no desestimar los cambios que vean en los niños y adolescentes de la casa. Asimismo, sugiere no esperar a que un conflicto se vuelva más grande antes de buscar ayuda profesional. 

Personal de salud afectado 

La organización no gubernamental (ONG) Médicos Unidos de Venezuela realizó un estudio en octubre de 2020 que revela el deterioro en la salud mental del personal de salud venezolano durante la pandemia. 

Durante el estudio, 76.6% de los bioanalistas, 72,78% de los enfermeros, 72,64% de los médicos y 70,50% de los odontólogos reportaron algún síntoma de ansiedad.

73, 52% de los médicos manifestó señales de depresión, seguidos de 73% de los odontólogos, 72% de los bioanalistas y 70,95% de los enfermeros.

Con respecto a la relación entre la edad y la presencia de síntomas, la encuesta arrojó que el personal de salud de 25 a 45 años de edad registra síntomas depresivos de alta intensidad. Por otra parte, los trabajadores de 45 a 60 años de edad suelen presentar más síntomas depresivos, pero de menor intensidad. 

Foto: agencias

Carlos Tineo, psiquiatra y miembro de la ONG, señaló que la encuesta se realizó con la escala de Beck, un cuestionario de 21 preguntas de opción múltiple que fue creado por Aaron T. Beck, psiquiatra y fundador de la terapia cognitiva. Esta prueba permite medir la severidad de una depresión. 

Tineo aclaró que el cuestionario no permite hacer un diagnóstico, pero sí refleja que la población con depresión moderada y severa requiere una intervención psiquiátrica.

Servicio de telemedicina psicológica gratuitos

– Servicio de Atención Psicológica de Cecodap: +58 424 180 40 02 / +58 424 284 23 59 / cecodap.sap@gmail.com
– Federación de Psicólogos de Venezuela: +58 212 416 31 16 / +58 212 416 31 18
– Sociedad Venezolana de Psiquiatría:+58 426 519 66 18
– Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela: +212 313 56 60

Consejos para prevenir los síntomas de depresión y ansiedad 

Tineo ofreció varios consejos para redirigir las emociones y así evitar someterse a detonantes de ansiedad y depresión. La primera recomendación es disminuir los agentes estresores en la medida de lo posible. Una forma manejable de bajar los niveles de estrés es limitar la información que se recibe sobre la pandemia. 

Estamos sometidos a un bombardeo de información. La gente se angustia porque todo el mundo dice una cosa distinta sobre el coronavirus y las personas terminan con confusión, paranoia y pánico. Esa cantidad de contenido se puede manejar y depende de cada uno cuánto tiempo le dedica al día a informarse”, expresó el médico.

El especialista sugirió dedicar unas horas al día para hacer ejercicios de respiración y ver programas de televisión de entretenimiento. También hacer juegos en familia y actividades físicas relajantes. 

Cuando se produce una alteración en el ánimo o en alguna rutina como el sueño, el psiquiatra recomendó realizar un chequeo interno en el que se analice cuáles fueron los pensamientos que produjeron esa irregularidad. 

Tineo agregó que si luego de un autoexamen y un cambio de hábitos no desaparece la angustia, la persona debe buscar ayuda profesional. Aseguró que durante la pandemia es altamente recomendada la telemedicina para atender este tipo de alteraciones. 

Noticias relacionadas