-- Publicidad --
  • Las vacunas de antígenos para el neumococo, el meningococo, el haemophilus influenzae tipo B y el sarampión son algunos de los métodos para prevenir la meningitis infecciosa

*Este reportaje de El Diario se publicó originalmente el 5 de octubre de 2023

La meningitis es una enfermedad que se basa en la inflamación de las meninges, una capa que recubre el cerebro y la médula espinal. Usualmente se puede producir por infecciones por microorganismos, aunque otras enfermedades o condiciones no transmisibles también pueden producir el síntoma de la inflamación.

Patricia Valenzuela, presidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI), explicó que la mayoría de los casos de meningitis ocurren por infecciones bacterianas. No obstante, existen varios virus y hongos que también causan la enfermedad.

-- Publicidad --

Si bien la inflamación de las meninges es el rasgo más importante de la enfermedad, no es un síntoma fácil de percibir ni por el paciente ni por un médico en una evaluación física. Valenzuela detalló que las personas con meningitis pueden manifestar una serie de señales que si aparecen de forma súbita son motivo para sospechar que está presente la enfermedad. 

Meningitis: cuáles son sus síntomas y las consecuencias a largo plazo 

  

“En particular uno de los síntomas más importantes es la rigidez en la nuca, pero también los signos de kernig y brudzinski. Si lo primero que ve el médico es un cuadro con la mayoría de estos síntomas, es porque ya es una meningitis avanzada”, indicó Valenzuela en entrevista para El Diario.

Los signos de kernig y brudzinski valoran niveles de irritación meníngea a través de un examen físico que mide la rigidez en otras partes del cuerpo como cadera, rodillas y corvas.

(Falta infografía) Meningitis: cuáles son sus síntomas y las consecuencias a largo plazo 
Foto referencial: Pixabay

Consecuencias a largo plazo 

Aunque la meningitis se detecte y el paciente reciba tratamiento, suele ser una enfermedad que puede dejar secuelas a largo plazo e incluso de por vida. 

“Lamentándolo mucho es una infección grave que puede dejar secuelas importantes dependiendo del germen que la ocasionó y también de la edad en la que se presenta la meningitis”, expresó Valenzuela.

Leer más  Mike Tyson recibió atención médica durante un vuelo: lo que se sabe

La especialista comentó que la enfermedad puede provocar un déficit en las funciones cognitivas. En el caso de los niños pequeños podría reflejarse con los años en trastornos del aprendizaje, de la atención e incluso de la personalidad. 

Añadió que la meningitis puede dejar focos epileptógenos en el cerebro y provocar convulsiones, motivo por el que la persona necesitaría tratamiento. 

La infección también podría tener consecuencias en la audición o la vista. En algunos casos se reporta sordera o pérdida de la agudeza auditiva y en otros daño en el nervio óptico. Indicó que el tipo de complicación a largo plazo depende de la zona del cerebro que estuvo más afectada durante la meningitis.

¿Cómo se diagnostica la meningitis?

La médica señaló que algunos de los estudios para descartar la meningitis son invasivos y solo se hacen cuando existe realmente la sospecha de esta enfermedad. 

Aclaró que uno de los problemas para diagnosticar la infección es que comparte síntomas comunes con otras enfermedades como el dolor de cabeza, el vómito y la fiebre, por lo que dependerá mucho de la intuición del especialista y de hacer las preguntas correctas durante la evaluación clínica. 

“Si no se piensa, no se diagnostica. El médico tiene que saber si ese paciente presentó los síntomas de manera súbita y si además tiene algún factor de riesgo que lo pueda predisponer. Un ejemplo es alguna condición que debilite su sistema inmune como la diabetes, que tenga un esquema de vacunación incompleto o que esté en una edad extrema por encima de los 65 años o debajo de los 5 años”, dijo Valenzuela.

(Falta infografía) Meningitis: cuáles son sus síntomas y las consecuencias a largo plazo 
Foto referencial: Pixabay

Otro aspecto que se debe considerar, agregó la especialista, es si la infección pudiera tratarse de un brote epidemiológico. Para llegar a esa conclusión se le debe preguntar al paciente cómo son sus condiciones de vida, debido a que si residen en espacios pequeños con muchas personas existe un riesgo de brote. La experta indicó que esto puede ocurrir en espacios como residencias estudiantiles o academias militares.

Leer más  Detuvieron a un hombre acusado de trato cruel contra su sobrina en Táchira

En la evaluación también se debe tomar en cuenta si está presente la rigidez en la nuca y otras partes del cuerpo. Si ya se tiene la sospecha de la meningitis se hacen estudios más especializados. 

Está la punción lumbar que es un procedimiento invasivo, se hace con una aguja especial y se hace una punción a nivel de la columna vertebral tratando de tomar muestras de líquido cefalorraquídeo, porque este líquido altera su forma cuando hay meningitis, se puede poner opaco, turbio o blanquecino dependiendo de la severidad y esa muestra se manda a estudiar”, indicó la infectóloga.

A esas muestras se les hacen pruebas de cultivo para poder determinar cuál es el microorganismo que provocó la infección. 

La infectóloga explicó que otra forma de diagnosticar una meningitis es a través de una tomografía craneal. Agregó que indicar este estudio antes de una punción lumbar es algo con lo que al menos 50 % de los médicos están en desacuerdo, pero sostuvo que si se cuentan con los recursos para hacerla se puede evitar que la primera opción sea un método tan invasivo.

“Es algo que también puede orientar para saber que no hay una lesión ocupante de espacio o un edema cerebral”, añadió.

Una enfermedad que se puede prevenir 

Patricia Valenzuela explicó que la mayoría de las meningitis infecciosas se pueden prevenir. Agregó que varias de ellas se evitan con la correcta vacunación de niños, adolescentes y adultos. 

Las meningitis por bacterias como meningococo y neumococo se previenen con la aplicación de las vacunas del mismo nombre. Estas son dosis que los pediatras recomiendan a los niños pequeños, pero ambas están excluidas por el momento del esquema gratuito del Ministerio de Salud en Venezuela

Leer más  Amazon ofrece pagar en cuotas: cómo funciona esta modalidad 

“Desde que la GAVI, que es la Alianza Global para las Vacunas, estuvo en Venezuela se ha trabajado en conjunto con la Organizaciń Panamericana dela Salud intentado reintroducir la vacuna del neumococo, lo que sería valiosísimo, pero no se ha logrado, aunque sí llegaron un gran número de vacunas para ponerse al día con la inmunización primaria”, mencionó.

La especialista comentó que con la pandemia de covid-19, la mayoría de los países decayeron en su cobertura vacunal en esquemas de rutina. Sin embargo, aclaró que previo a esto Venezuela ya tenía porcentajes bajos (por debajo de 90 %) de vacunación infantil. Argumentó que la cobertura óptima de vacunación es algo que aún se debe recuperar. 

Con respecto a las vacunas que sí están en el esquema público, la infectóloga mencionó que algunas que pueden prevenir la meningitis son la pentavalente porque contiene antígenos para difteria, tosferina, tétano, hepatitis B y haemophilus influenzae tipo B, esta última bacteria causante de meningitis. 

Otras que se pueden encontrar y ayudan a la prevención de la meningitis son la trivalente (sarampión, rubéola y parotiditis), la bivalente (sarampión y rubéola) y la antipoliomielitis. Valenzuela invitó a los ciudadanos a revisar sus esquemas de vacunación, preguntar a sus médicos y acercarse a los ambulatorios del sistema público para completar sus vacunas. 

Miércoles resumen
Foto: EFE/Enric Fontcuberta

Más métodos preventivos 

La infectóloga señaló que algunas meningitis causadas por virus no se pueden prevenir con vacunas, pero sí con buenos hábitos de higiene y de cuidado. Aclaró que el lavado de manos es primordial para prevenir distintos tipos de infecciones. 

Agregó que, por ejemplo, el virus del dengue podría tener como consecuencia la inflamación de las meninges. La prevención del dengue se logra principalmente evitando la proliferación del mosquito aedes aegypti. 

Para esto se pueden hacer fumigaciones y eliminar criaderos en espacios con agua empozada como tobos, cauchos, botellas, latas y charcos. Para prevenir la picada del mosquito, por su parte, se recomienda el uso de repelentes, prendas de vestir largas y de colores claros y mosquiteros durante la noche. 

Leer más  Al menos un muerto y dos heridos dejó un enfrentamiento entre policías y sujetos armados en Petare

Las variantes del virus del herpes también son causantes de meningitis. En estos casos, se debe evitar tener contacto con las lesiones de una persona infectada con cualquier tipo de herpes para impedir el contagio.

La especialista indicó que se debe tener bajo control cualquier enfermedad que puede debilitar el sistema inmune como la diabetes y la hipertensión. Asimismo, recomendó no automedicarse cuando hay alguna molestia en vías respiratorias altas porque también podría afectar la inmunidad de la persona

“Es preferible ir al médico o al otorrinolaringólogo para que evalúe correctamente y oriente con respecto al tratamiento de este tipo de condiciones como la rinosinusitis y la rinitis alérgica”, dijo la experta.

Una enfermedad sin el monitoreo adecuado 

Valenzuela explicó que la última vez que se publicó un boletín epidemiológico con registros de meningitis en Venezuela fue en el periodo 2014-2015. Indicó que ese documento incluyó información detallada sobre los brotes epidémicos de meningitis y cuáles eran los microorganismos causantes.

Lamentó que la ausencia de este monitoreo le haga a los médicos especialistas trabajar a ciegas con respecto a cómo están ocurriendo las meningitis infecciosas. 

No tenemos el boletín epidemiológico y ahí se reportaba no solamente los cuadros febriles, sino también de aquellos cuadros que eran por que eran casos sospechosos de meningitis y los casos confirmados”, agregó.

La especialista indicó que las sociedades médicas hacen un constante llamado de atención al Estado para que emplee recursos en recuperar el boletín epidemiológico. Asimismo, se ha insistido en una promoción constante de las vacunaciones en niños, adolescentes y adultos para que la prevención sea el primer paso en la lucha contra enfermedades como la meningitis. 

Noticias relacionadas