• De acuerdo con los últimos datos por estados, es probable que una parte de la población siga reacia a vacunarse

Estados Unidos está comenzando a mostrar signos de mayor oferta que demanda de vacunas contra el covid-19. Esto es algo que se ha notado con el avance de la campaña de vacunación, un indicador de la posibilidad de que una parte de la población siga siendo reacia a inmunizarse; de acuerdo con los últimos datos por estados.

El estado de Nueva York ha comenzado a permitir la vacunación a todas las personas mayores de 50 años de edad sin cita; algunas zonas incluyen incluso a todos los mayores de 18. Mientras que en la ciudad de Nueva York se han comenzado a acumular miles de citas previas que no se están reservando al mismo ritmo al que llegan las nuevas dosis disponibles.

El masivo centro de vacunación del Javits Center tiene miles de dosis a la espera de brazos. Esto en parte porque la disponibilidad de vacunas sigue creciendo.

Este sábado el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, anunció que habían alcanzado un récord el viernes con más de 106.000 dosis administradas en un solo día.

Desajustes entre oferta y demanda de vacunas

Los desajustes en la oferta y demanda de vacunas, una vez vacunada la población de mayor riesgo y aquellos que no dudan en que la vacuna es preferible a la enfermedad, se está dando en estados como Michigan. Allí sobran citas o se permite vacunarse reserva previa, pese a que las infecciones se están disparando más que en ninguna otra parte del país.

Algo similar sucede en Pensilvania, donde las muertes por coronavirus están subiendo a la par que el estado amplía la elegibilidad a los mayores de 16 años y que están aumentando las dosis disponibles de la vacuna.

Hasta el momento, casi el 40% de los estadounidenses ha recibido al menos una inyección de una de la vacunas contra la covid-19 autorizadas y el ritmo de inmunización se mantiene aún en la senda para alcanzar la inmunidad rebaño a finales de junio.

No obstante, si las algo más de 3 millones de dosis diarias que se están administrando comienzan a decaer podría prologarse la llegada a la inmunidad rebaño de la población. Pero esto es algo que todavía no ha ocurrido.

La pausa decretada por los reguladores sanitarios estadounidenses en la vacuna de Johnson & Johnson esta semana por el riesgo en muy raros casos de coágulos parece haber contribuido más a disuadir a la población que en reducir los inventarios de dosis.

Foto cortesía

Disponibilidad de viajes a Francia

El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró este domingo que su país empezará a levantar las restricciones de viajes a principios de mayo para los ciudadanos estadounidenses que hayan sido vacunados.

Según el presidente francés, la administración gala está trabajando de cara al próximo verano con base en esta idea, incluyendo a franceses, europeos y estadounidenses, con un certificado especial similar al que prepara la Unión Europea para facilitar los viajes entre sus ciudadanos.

La medida beneficiaría a quienes estén inmunizados o a los que presenten un test PCR negativo, añadió el presidente francés, quien comentó que hay discusiones abiertas entre la Casa Blanca y su gobierno.

Disposición a recibir vacunas contra el covid-19

Una encuesta realizada poco antes de esa pausa por Quinnipiac University indica que alrededor de uno de cada cuatro estadounidenses no está dispuesto a ponerse la vacuna ante ninguna circunstancia. Esto pese a que se estima que la inmunidad rebaño se alcanza con entre un 70 y 90% de la población inmunizada al virus.

El porcentaje de los que no quieren vacunarse aumenta hasta más de 40 % entre los votantes republicanos. Algo en lo que coincidió un sondeo similar realizado la universidad Monmouth.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas