• Cada 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra para crear conciencia sobre el daño ambiental y poner atención en cómo se debe cuidar el planeta

La Organización de Naciones Unidas (ONU) informa en su página web oficial que el cambio climático está causando estragos devastadores en el planeta y advirtió que también provocará la llegada de una “era de pandemias” más letales debido al impacto del ser humano en el medioambiente. Es por ello, que cada 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, para crear conciencia sobre el daño ambiental y trabajar en procesos que ayuden a mejorar las condiciones del planeta. 

Países que más contaminan China 26,6%
Estados Unidos 13,1%
Unión Europea 9,2%
Resto del mundo + 40%

Desde 1960 iniciaron las protestas; para entonces ya eran notables los efectos del cambio climático en el medio ambiente. Gaylord Nelson, exsenador de Wisconsin, Estados Unidos, llevó a cabo numerosas campañas a favor de cuidar al planeta, una de ellas en 1969, cuando movilizó a 20 millones de personas en el mundo. 

El activista estadounidense organizó el 22 de abril de 1970 la creación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). Luego, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de 1972 sentó las bases de la toma de conciencia mundial en referencia de los seres vivos y de la Tierra estableciendo además el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente y la creación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

El covid-19 como resultado del daño ambiental

“El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que han batido récords, han afectado a millones de personas. Ahora nos enfrentamos al covid-19, una pandemia sanitaria mundial que está fuertemente relacionada con la salud de nuestro ecosistema”, indicó la ONU en su informe anual sobre el medio ambiente. 

El organismo aseguró que los cambios provocados por los humanos en la naturaleza, así como la deforestación, la producción agrícola y ganadera o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, aumentaron la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a personas. 

De acuerdo con el Pnuma, una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% proviene de animales. Esto muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.

“Recordemos hoy más que nunca en este Día Internacional de la Madre Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos la armonía con la naturaleza y la Tierra. ¡Únete al movimiento mundial para restaurar la madre Tierra!”, destacó la ONU.

Foto cortesía

Doodle de Google

El Día de la Tierra Google lo celebra mostrando en la página del motor de búsqueda un Doodle con el fin de buscar concientizar sobre cómo la naturaleza trasciende generaciones. A través de un video animado, incentiva a que todos planten un árbol y contribuyan a que la Tierra sea un lugar más favorable para las generaciones futuras.

“Nuestro entorno trabaja duro para sostenernos, lo que exige que le devolvamos el favor. Todos los días, alentamos a que puedan encontrar un acto pequeño que ayude a restaurar nuestra Tierra. La semilla seguro que echará raíces y florecerá hasta convertirse en algo hermoso”, expresó Google.

Daño al medio ambiente

La pandemia desvió el foco del cambio climático en la agenda internacional y no permitió que se realizarán los esfuerzos necesarios en la lucha contra el calentamiento global. Los registros oficiales que maneja la Organización Meteorológica Mundial indican que desde que se instauró la era industrial, en 1850, los humanos están contaminando el planeta. 

La Agencia Internacional de la Energía prevé que durante el año en curso las emisiones de CO2 crecerán 5%, generando el segundo mayor crecimiento registrado, ya que el anterior en estas magnitudes se produjo en 2010. 

“Los indicadores mundiales muestran que las temperaturas medias de los últimos cinco años son las más elevadas de las que se tiene constancia: 1,2 grados centígrados por encima de la media del periodo 1850-1900″, señaló el programa de la Unión Europea, Copernicus este jueves 22 de abril. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) actualmente realiza un seguimiento a las ayudas y estímulos que están poniendo en marcha los gobiernos de los 43 países miembros de este organismo.

Foto EFE archivo

Arco minero, el ecocidio venezolano

Al sur del estado Bolívar, grandes reservas hidrográficas son contaminadas como consecuencia de la explotación indiscriminada del Arco Minero del río Orinoco para la extracción ilegal de oro y minerales.

Carlos Peláez, biólogo y comunicador ambiental de la ONG Provita, explicó para El Diario en 2019 que la minería que se ejecuta en Bolívar existe desde mucho antes del decreto del Arco Minero que firmó Nicolás Maduro en el año 2016. Este decreto permitió la extracción de oro y otros minerales con concesiones a empresas extranjeras y nacionales, y también tenía la intención de regularizar la minería ilegal, pero el resultado fue el contrario.

Advirtió que uno de los problemas derivado de la minería es la contaminación del agua por el uso de mercurio, metal que “se emplea para extraer el oro diluyendo la tierra que lo rodea, y que luego se desecha y cae inmediatamente en las cuencas de agua natural”, explicó al tiempo que advirtió que los peces contienen altos niveles de mercurio, y en consecuencia los habitantes de la zona, sobre todo indígenas, presentan altos índices del metal en sus cuerpos.

El biólogo advirtió que si se prohíbe la minería y se recupera el espacio, el proceso para lograr descontaminar el medio ambiente es muy complicado. “Va a tener que pasar un buen tiempo cautelar para que el río se descontamine de todo el mercurio vertido en sus cuencas y pueda volver a ser sano”, indicó Peláez.

Foto cortesía

“La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos”, sentenció la ONU en la celebración del Día Internacional de la Tierra. Lo grave de la situación es que ahora no solo hay plástico en el mar, sino que los humanos han procurado que los tapabocas desechables vayan a parar en el hogar de los peces. 

Noticias relacionadas