• El escritor, periodista, poeta, ensayista y humorista venezolano nació el 17 de mayo de 1920 y aunque debido a un artículo periodístico que escribió en 1940 estuvo encarcelado, eso no lo detuvo que contar los valores culturales de Venezuela a través de sus obras 

Aquiles Nazoa González, venezolano que se desempeñó como escritor, periodista, poeta, ensayista y humorista. Nació el 17 de mayo de 1920 en Caracas y falleció el 25 de abril de 1976 en Maracay (Aragua). En sus obras destacó los valores de la cultura popular del país. 

En celebración de los 101 años de su natalicio, en El Diario lo recordamos realizando un repaso de su vida y legado. 

El escritor nació en el barrio de El Guarataro, una zona de la parroquia San Juan en Caracas bajo el seno de una familia de escasos recursos económicos. Sus padres fueron Rafael Nazoa y Micaela González; su hermano, Aníbal Nazoa, también se desempeñó como poeta. 

Aquiles Nazoa tuvo que empezar a trabajar a los 12 años de edad para poder ayudar a su familia y en paralelo completó su educación a través del estudio autodidacta. Hasta los 14 años laboró como aprendiz de carpintería, telefonista y botones del hotel Majestic de Caracas, además de ser el empleado de una bodega hasta que logra ingresar al periódico El Universal en 1935, allí trabajó como empaquetador y archivador de clisés.

Foto cortesía

Inicios en los medios de comunicación 

Luego de aprender tipografía, corrección de pruebas, francés e inglés, en 1938 obtuvo un puesto como guía turístico en el Museo de Bellas Artes, en Caracas, pero a mediados de su estadía en ese empleo El Universal lo envió como corresponsal a Puerto Cabello (Carabobo), donde además colaboró con el diario El Verbo Democrátrico.

Escribió un artículo con el que criticó las acciones de las autoridades locales en la erradicación de la malaria y esto generó una demanda por parte del Concejo Municipal de Puerto Cabello y su posterior encarcelamiento en 1940. Al ser liberado volvió a la capital y continuó trabajando para El Universal con la columna Por la misma calle, además, ingresó a la emisora Radio Tropical. 

También publicó poemas humorísticos en el periódico Últimas Noticias, donde firmó con el seudónimo “Lancero”. Se integró en el semanario satírico El Morrocoy Azul y también firmaba con un seudónimo: “Jacinto Ven a Veinte” y publicó sus poemas Teatro para leer. Además, colaboró para El Nacional en 1943.

Foto cortesía

Su vida como escritor

En 1945 Aquiles Nazoa empezó a publicar sus libros, el primero de ellos fue El Transeúnte Sonreído y en 1950 publicó dos textos más, El Ruiseñor de Catuche y Marcos Manaure. Luego, en 1958 colaboró con la revista Dominguito y en 1959 creó junto a su hermano Aníbal la publicación humorística Una Señora en Apuros, pero solo llegaron a salir pocas ediciones. 

El fósforo, una revista publicada en noviembre de 1960, tuvo un desenlace similar. Ese mismo año, publicó su libro de poemas Caballo de manteca y, a partir de allí, sus obras poéticas se hicieron más conocidas y salieron abundantemente hasta el punto en que se realizó una compilación titulada Humor y amor de Aquiles Nazoa, publicada en 1970. 

Foto cortesía

Además, Nazoa produjo trabajos en prosa como Cuba, de Martí a Fidel Castro (1961), Caracas Física y Espiritual (1967) y textos de crítica de arte como Mirar un Cuadro y Humorismo Gráfico en Venezuela

En 1966 publicó una compilación titulada Los humoristas de Caracas. Durante la década de 1970, no solo preparó libros como La Vida Privada de las Muñecas de Trapo, Raúl Santana con un Pueblo en el Bolsillo y Leoncio Martínez, genial e ingenioso , este último fue publicado después de su muerte. 

Nazoa dictó charlas y conferencias, tuvo un programa de televisión titulado Las cosas más sencillas y fomentó la formación de un grupo actoral que puso en práctica su técnica de «Teatro para leer».

Obras de Aquiles Nazoa:

Aniversario del color (1943)

Método práctico para aprender a leer en VII lecturas musicales con acompañamiento de gotas de agua (1943)

El transeúnte sonreído (1945)

El ruiseñor de Catuche (1950, 1958, 1960)

El silbador de iguanas (1955)

Caperucita criolla (1955)

Arte de los niños (1957)

Poesía cotidiana (1958)

El burro flautista (1958, 1959)

Poesía para colorear (1958)

Caballo de manteca (1960, 1972)

Los poemas (1961)

Mientras el palo va y viene (1962, 1963)

Poesías humorísticas, costumbristas y festivas (1962)

Humor y amor de Aquiles Nazoa (Antología. 1962, 1971, 1975)

Pan y circo (1965)

Los últimos poemas de Aquiles Nazoa. Amigos jardines y recuerdos (1978)

Foto cortesía

Ensayos de Aquiles Nazoa:

Caracas, física y espiritual (1966)

Venezuela suya (1971, 1974)

Las cosas más sencillas (1972)

Vida privada de las muñecas de trapo (1975)

Nazoa murió en un accidente de tránsito en la autopista Caracas – Valencia el 25 de abril de 1976. En vida, fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Juan Vicente González (1948) y con el Premio Municipal de Prosa (1966).

Noticias relacionadas