• Las tropas norteamericanas están en Afganistán desde 2001, luego de que Al Qaeda atacara las Torres Gemelas de Nueva York y Estados Unidos respondiera invadiendo el país (controlado por el Talibán) por sus vinculaciones con la organización terrorista. Foto: EFE

Desde el 23 de agosto, la incertidumbre sobre el retiro o no de las tropas estadounidenses en Afganistán se mantenía vigente. Sin embargo, tras la presión del Ejército de Estados Unidos (EE UU) hacia el presidente Joe Biden para que tomara una decisión, el repliegue de los soldados sigue previsto para el 31 de dicho mes. 

La decisión de Biden se dio a conocer el martes 24 de agosto y el mismo día cientos de militares abandonaron el país. Esto también fue confirmado por el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby: «No ha habido ningún cambio en la línea de tiempo de la misión, que debe estar completa para fin de mes». 

Kirby detalló que los soldados que ya se retiraron son personal del cuartel general encargados de realizar operaciones de apoyo en el aeropuerto y cuya misión “se completó”.

Para el secretario, la decisión fue prudente y eficiente, y recordó que las autoridades en cuestión están preparadas y entrenadas para dictaminar cuáles son las tropas que ya no se requieren y por ende, pueden marcharse. Sin embargo, en esto también influyen el número de puertas abiertas en el aeropuerto, la cantidad de personas que entran, entre otras variantes. 

El retiro casi inmediato de los soldados luego de la decisión de Biden da a entender que realmente se planea despejar el sitio para la fecha indicada; aprovechar el tiempo es crucial, ya que actualmente EE UU dispone de una semana para ello. 

Soldados estadounidenses | Foto: Getty Images.

Los riesgos que corren las tropas estadounidenses 

Los militares norteamericanos se han encargado durante los días previos al resguardo y traslado de estadounidenses y afganos aliados, pero ahora la misión es salvaguardarse a sí mismos y a sus compañeros mientras se retiran. 

ISIS-K y otros grupos terroristas se encuentran en las adyacencias de Kabul, por lo que son una potencial amenaza para los soldados. Adicional a ello, los talibanes advirtieron que si las tropas de EE UU se mantenían en el país por más tiempo después de que finalizara agosto, habría “consecuencias”. 

Esto último fue una de las razones de mayor peso que motivaron a Biden, según explicó él mismo durante la reunión de emergencia del G7 (24 de agosto), a no postergar la retirada, a pesar de la solicitud de sus aliados europeos de extenderla. En palabras del presidente, cada día que los militares pasan se mantienen en Afganistán acarrea un “riesgo adicional”.

Estoy decidido a asegurar que completemos esta misión. También soy consciente de los riesgos crecientes sobre los que se me informó (…). Son desafíos reales y significativos que también hay que tener en cuenta”. –Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
Joe Biden, presidente de Estados Unidos | Foto: EFE.

Biden informó que aproximadamente 70.700 personas han sido evacuadas de Afganistán desde el 14 de agosto. “Cuanto antes podamos terminar, mejor”, agregó. 

Ataque explosivo dejó 11 muertos el 26 de agosto.

Al menos 11 ciudadanos, entre ellos mujeres y niños, murieron el jueves 26 de agosto tras un ataque suicida con explosivos cerca de una de las entradas del aeropuerto Hamid Karzai, ubicado en la capital Kabul. También se han reportado tiroteos. El Pentágono estimó «compleja» la situación y señaló que el presidente Joe Biden ya estaba al tanto; por tal razón, el gobierno de EE UU pidió a la multitud no acercarse a las mediaciones del aeropuerto.

¿Desde cuándo están los soldados de EE UU en Afganistán? 

El 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos fue víctima del peor ataque que ha recibido en su historia moderna: las Torres Gemelas. La catástrofe, perpetrada por la organización terrorista Al Qaeda (con Osama Bin Laden como líder en ese momento), dejó casi 3.000 muertos. 

Acto seguido, el presidente de Estados Unidos para entonces, George Bush, declaró la guerra contra la organización terrorista y sus conexiones, lo cual involucró a Afganistán, que estaba bajo el control del Talibán. En menos de dos meses, los militares norteamericanos lograron imponerse ante la facción paramilitar y conseguir el control de la capital.

¿Qué es el Talibán?

Es una facción política paramilitar que se originó a principios de la década de 1990 en Pakistán, con algunas fuerzas en Afganistán. En el año 1996 capturaron Kabul, la capital afgana, y derrocaron al régimen del presidente Burhanuddin Rabbani. En 1998 controlaban más del 90% del país.

A partir de ese momento, los soldados estadounidenses han permanecido en territorio afgano para mantener el orden y garantizar que no se gesten planes terroristas desde allí contra EE UU nuevamente.

No obstante, la disputa entre los talibanes y Estados Unidos parece haber llegado a su fin después de 20 años. Desde que Joe Biden –actual presidente estadounidense– anunciara en abril del año en curso que había llegado el momento de “terminar la guerra más larga de EE UU”. Además de informar sobre el repliegue de las tropas estadounidenses.

Talibanes en Afganistán | Foto: EFE.

Los talibanes fueron tomando progresivamente el control de Afganistán desde la primera semana de agosto, hasta capturar la capital, Kabul, a mediados de mes; en el proceso, el presidente, Ashraf Ghani, huyó al extranjero. 

El Talibán informó que no quiere cobrar venganza y está dispuesto a negociar con Ghani y su gobierno para una “transición pacífica” al poder; además, sus representantes han asegurado que no impondrán leyes estrictas como hicieron hace dos décadas. Sin embargo, la manera en la que la facción paramilitar tomó el control del país le resta credibilidad ante la comunidad internacional. 

Noticias relacionadas