• Estar de nuevo con la familia se convirtió en uno de los motivos por los que algunos venezolanos decidieron retornar a su tierra, después de haber estado en el extranjero un par de años. Quienes vivieron en Perú, expresaron sentirse agradecidos con las oportunidades encontradas, pero muchos aseguran que en Venezuela está su hogar y que allí tienen estabilidad económica y emocional

En los grupos de WhatsApp y Facebook de venezolanos en Perú son cada vez más frecuentes las publicaciones de ventas de electrodomésticos, muebles, ropa, herramientas y pertenencias de quienes habían migrado a tierras incas y ahora se están regresando a Venezuela.

Con la llegada de la pandemia de covid-19 a Perú, se empezó a reportar el retorno de los venezolanos a su país de origen, a causa del desempleo y la falta de alimentos como consecuencia de las medidas restrictivas decretadas por el gobierno peruano, ya que esto los obligaba a permanecer en sus domicilios y cumplir con la cuarentena para evitar posibles contagios.

Entre los meses de marzo y mayo de 2020, 31.000 migrantes venezolanos en Perú regresaron a Venezuela, ya que la crisis sanitaria ocasionó el 89 % de los despedidos en la comunidad venezolana y provocó que el 39 % corriera el riesgo de ser desalojado de las casas que alquilaban, así lo reveló un informe de la Defensoría del Pueblo.

En la actualidad no se tienen cifras oficiales de cuántos connacionales que migraron a Perú se regresaron, pero cada mes hay algún familiar o conocido que ya lo hizo.

Los venezolanos que decidieron regresar al país después de haber migrado a Perú
Foto: Natalia Cordovés
Ya cuando ves que en cinco años sigues en lo mismo y no avanzas, ahí ya no es, señores. Hay que avanzar”, “allá (en Perú) tenía comida, ropa y todo, pero no era feliz”, “hace cuatro meses me fui”, “todos mis amigos se fueron”, “yo llegué hace una semana a Venezuela”, “yo me fui después de cuatro años”, “me fui hace un mes, gracias, Perú, por todo lo bueno y lo malo”, son algunos de los comentarios más usuales que se pueden leer en las redes sociales de los venezolanos en Perú.

Repatriados a Venezuela

María Solano es una venezolana de 30 años de edad, quien se convirtió en madre después de estar dos años en la capital peruana. La difícil situación económica que tenía que enfrentar como madre soltera y migrante en Lima, la obligó a tomar la difícil decisión de regresar a su casa. Ella sabía que contaba con el apoyo de su familia y no estaría atormentada por conseguir dinero para pagar cada mes el alquiler de la habitación que alquilaba, que era uno de los gastos más fuertes.

Pero los pocos ahorros que tenía María no eran suficientes para regresar por su cuenta en un vuelo comercial ni mucho menos en un viaje en autobús por seis días con un bebé de un año y dos meses de edad en plena pandemia. Así que no tuvo otra opción que registrarse en el Plan Vuelta a la Patria y regresar en abril del año 2021.

No me arrepiento de haber migrado a Perú, aprendí mucho, nació mi bebé e hice grandes amigos, pero legalmente no puedo regresar por 15 años, así me lo prohíben las leyes peruanas por venirme en un vuelo de repatriación, a pesar de que tengo un hijo peruano”, comentó María Solano para El Diario.

Después de haber estado tres años en Lima, María considera que actualmente es más caro vivir en Venezuela que en Perú, ya que la mayoría de las transacciones en los comercios son en dólares y según su situación económica, estos no están a su alcance. Es por ello que, dentro de sus próximos planes está migrar a otro país, esta vez con más planificación.

Así como María, en Perú cientos de venezolanos en situación de vulnerabilidad no cuentan con el dinero suficiente para regresar y no tienen otra opción que volver en los vuelos del Plan Vuelta a la Patria, en los que deben registrarse hasta en listas de espera.

Luchar por la familia

Javier Nocera es electricista automotriz, tiene 33 años de edad y vivió dos años en Perú. Llegó en 2019 y durante su estadía en el país trabajó en una tienda de venta de accesorios para carros. Él considera que muchos venezolanos decidieron ir a Perú por las facilidades migratorias que existían para regularizar su residencia, además porque el presupuesto no alcanza para ir a otros países.

Los venezolanos que decidieron regresar al país después de haber migrado a Perú
Foto: Cortesía

En un momento consideró migrar hacia Chile, pero terminó por ir a Venezuela y es que volver a ver a sus hijos y luchar por su familia fue el motivo principal para regresar a Valencia (estado Carabobo), lugar en el que nació y al que volvió hace diez meses.

Económicamente me iba bien en Perú, pero sabía que no me iba adaptar a su cultura. Aproveché el tiempo allá y perfeccioné mi trabajo como técnico instalador en el área automotriz, ya que conocí vehículos y sistemas eléctricos que no existen en Venezuela. Allá amplié mis conocimientos en el área de electricidad automotriz”, contó Javier para El Diario.

Actualmente tiene un negocio en el que vende accesorios para autos. De acuerdo con su experiencia, él recomienda a quienes tienen pensado regresar a Venezuela, hacerlo con un plan y tener un capital suficiente para trabajar por su cuenta, invertir en algún emprendimiento y no volver con la intención de buscar un empleo y depender de un salario de terceros.

No todos regresan para quedarse

Carmen Ramírez (la llamaremos así para proteger su identidad) es madre de dos hijos y es natural de Caracas. Cuando decidió irse a Perú en 2020, en plena emergencia sanitaria por el covid-19, lo hizo por los caminos no autorizados y le tocó dejar a sus hijos. Esta separación le provocó ansiedad y depresión durante dos meses, pues cada día se le hacía más difícil trabajar y hacer sus actividades cotidianas porque los extrañaba.

No me arrepiento de haber regresado a Venezuela, como venezolanos siempre amaremos nuestro país, pero tenemos que pensar en nuestros hijos y ofrecerle un mejor futuro”, relató Carmen Ramírez para El Diario.

Una emergencia con su hija de dos años en la que se metió un trozo de borrador en la nariz, la hizo plantearse la opción de regresar a Perú, ya que al ir al hospital se impresionó con las condiciones en las que estos se encuentran en Venezuela: instalaciones deterioradas, servicios básicos deficientes, poco personal médico y escasez de insumos hospitalarios.

La idea de que su hija vuelva a pasar por una situación similar y ella no cuente con lo básico para socorrerla, la aterró. Es por ello que en los próximos días volverá a Perú, ya que regresar a Venezuela después de casi un año en el extranjero le permitió darse cuenta que todavía las condiciones no están para vivir de forma tranquila. Esta vez retornará con su hija, debido a que su hijo de diez años emigró junto a su padre a Estados Unidos.

Foto: Natalia Cordovés

Perú, el segundo destino de los migrantes venezolanos

Según los datos recopilados por la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), Perú es el segundo país con más venezolanos después de Colombia. A enero de este 2022, 1.286.464 de venezolanos residen allí.

Actualmente existen 6.040.290 venezolanos refugiados y migrantes en el mundo, de ellos 4.994.017 están en América latina y el Caribe. Más de 496.000 han solicitado la condición de refugiado en el territorio peruano, de acuerdo a datos oficiales de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

¿Me quedo en el extranjero o regreso a Venezuela?

La psicóloga Cecira Briceño explicó para El Diario que para los venezolanos en el extranjero, la tecnología ayuda a crear vínculos emocionales desde la distancia, sin embargo, no es suficiente para sanar las carencias afectivas que pueden tener algunas personas. Es por ello que decenas de migrantes venezolanos se enfrentan a situaciones complejas y se cuestionan si se quedan en el extranjero o regresan a Venezuela.

La doctora Cecira Briceño detalló que, si la persona se siente indecisa entre quedarse en el extranjero o volver, es importante tener en cuenta que esta decisión no debe ser tomada desde la ira o la tristeza, ni por un evento circunstancial. Tampoco se decidirá de un día para otro, se requiere de tiempo y serenidad. Es una decisión compleja en la que se tiene que identificar la inconformidad y el motivo de la ida de manera racional, para garantizar un retorno inteligente a Venezuela.

La especialista también sostiene que si no se está seguro, es recomendable que no se desligue del todo de la nueva vida que está construyendo en el extranjero, pregunte e infórmese y tome la decisión definitiva después de que tenga claro lo que hará en Venezuela y qué plan va a desarrollar una vez que llegue allá, porque el país que dejó no es el mismo que encontrará.

La migración nos deja un aprendizaje y es que se comienza de nuevo cuantas veces sea posible. El proceso migratorio ayuda a las personas a reinventarse y a descubrir de lo que son capaces y confiar en su potencial”, expresó la psicóloga Cecira Briceño para El Diario.

Apostar por un futuro mejor

La psicóloga Briceño advierte que, dejarse llevar por lo que publican familiares o amigos en las redes sociales, podría llevarlo a cometer un error. Ella explicó que se debe tener en cuenta que hoy existen tantas realidades como habitantes en Venezuela. Hay quienes se sienten bien emocionalmente y aseguran que su economía mejoró al regresar al país en el que nacieron. 

Sin embargo, también hay venezolanos que manifiestan que, mientras existan familias que se vean obligadas a salir de su país en búsqueda de mejores oportunidades, como el caso en el que murió una niña venezolana de siete años de edad al intentar cruzar con su madre el Río Bravo para llegar a Estados Unidos, no regresarán a Venezuela. Ellos aseguran que desde el extranjero tienen mejor calidad de vida y pueden ayudar más a sus familiares.

Noticias relacionadas