• La antropóloga Cristina Burelli denunció que en la fiesta organizada por el empresario Rafael Oliveros se podó vegetación única que podría no volver a crecer debido a la fragilidad de su suelo. Sin embargo, agregó que es apenas una muestra del daño ecológico producido en Canaima por la minería y el turismo

Para la fundadora de la organización SOS Orinoco, Cristina Burelli, el daño producido por la fiesta en el Kusari Tepuy es irreparable. Indicó este 11 de febrero de 2022 que una acción tan simple como acampar en la cima de la meseta provocó la pérdida de una vegetación única que podría no volver a crecer. 

En una entrevista a Unión Radio, explicó que en las fotografías del cumpleaños del empresario Rafael Oliveros se pueden apreciar las sillas de los invitados alrededor de una mesa sobre un círculo de arena. Esto implica que en ese sector hubo una limpieza del terreno y poda de la vegetación endémica. De igual modo, otras zonas también debieron quedar afectadas por el aterrizaje de los helicópteros y las pisadas de la veintena de asistentes.

“En las fotos se ve arena, eso es la desertificación, ahí no vuelve a crecer más nada; toda la vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”, declaró.

SOS Orinoco sobre fiesta en el Parque Nacional Canaima: “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”
Zona acondicionada para la fiesta de Oliveros, donde fue cortada la vegetación autóctona para colocar sillas. Foto: Cortesía

¿Por qué son tan frágiles los tepuyes?

Los tepuyes son formaciones rocosas surgidas hace más de 4.000 millones de años durante el periodo precámbrico. Una era en la que todavía no se había concebido la vida como la conocemos, y América y África estaban unidas en un solo continente. Esto hace del Escudo Guayanés uno de los terrenos más antiguos del planeta. Son estructuras únicas que se encuentran principalmente en Venezuela, y en menor medida en partes de Brasil, Colombia y Guyana.

Leer más  Migrantes siguen varados en México tras política migratoria de EE UU
SOS Orinoco sobre fiesta en el Parque Nacional Canaima: “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”
Foto: Cortesía

La accidentada topografía de la Gran Sabana ha hecho que cada uno de los tepuyes haya evolucionado de manera aislada a la selva a sus pies. Esto ha favorecido el desarrollo de un sinnúmero de especies endémicas de estas mesetas, e incluso aún sin descubrir por el ser humano, como es el caso de los fosos ubicados en algunos tepuyes como Roraima. Al vivir en ecosistemas tan únicos y aislados, cualquier mínima perturbación puede alterar su equilibrio, y en algunos casos afectar a especies cuya reproducción es ya bastante limitada.

La vegetación que existe en la cima de los tepuyes es sumamente frágil porque son suelos muy pobres. Cada tepuy se ha ido modelando a través de estos miles de años y son como unas islas biodiversas. La vegetación de cada tepuy es única, diferente a la del tepuy de al lado”, comenta Burelli.

Espacio sagrado

SOS Orinoco sobre fiesta en el Parque Nacional Canaima: “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”
Foto: Cortesía

La antropóloga señala también una arista poco abordada de la polémica fiesta, y es el daño simbólico que representó para los pueblos indígenas locales. Para la etnia pemón, los tepuyes son templos sagrados donde residen las fuerzas creadoras del mundo. De hecho, en su lengua la palabra tepuy significa “la morada de los dioses”. 

Compara lo ocurrido en Kurasi Tepuy con hacer una fiesta en una catedral católica. “Para el pueblo pemón es un lugar sagrado, y por tanto, debemos respetarlo”, acotó. Tal es la importancia para los habitantes locales de estas formaciones, que desde 1997 está prohibido escalar el tepuy Kukenán. En primer lugar, por el denso bosque que lo vuelve un reto incluso para guías profesionales; y en segundo, porque es considerada una montaña sagrada, con una energía muy poderosa, y donde rondan criaturas invisibles que atacan a los invasores.

Luego de la fiesta de Oliveros, los caciques de las comunidades de Canaima se encuentran en asamblea permanente. De acuerdo con el portal Crónica Uno, los capitanes no fueron notificados del evento y el Consejo de Ancianos lo desaprueba por no ser una espacio apto.

Leer más  Terremoto: más de 12.000 muertos en Turquía y Siria

Tomar consciencia

SOS Orinoco sobre fiesta en el Parque Nacional Canaima: “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”
Foto: Cortesía

Burelli destaca que la fiesta en el Kusari Tepuy solo visibilizó un problema presente en el Parque Nacional de Canaima en los últimos años. Solo bastó la presencia de figuras públicas como Osmel Sousa y Titina Penzini para que en las redes sociales se tomara conciencia sobre el impacto que tiene el turismo depredador.

Sin embargo, no solo los grupos elitistas están causando estragos. Afirmó que actualmente en la Gran Sabana existe preocupación por la gran cantidad de basura dejada por los turistas que la visitan. Una situación que también se repite en cada playa, montaña y parque nacional del país. “Está bien promover el turismo, pero tiene que ser uno ecológico, respetuoso de la naturaleza y de las normativas, no un turismo de enchufados”, opinó.

También advirtió que está latente la amenaza de la actividad minera en el estado Bolívar, la cual constituye un daño ecológico mayor que el de cualquier fiesta. Añade que todo ocurre en medio de una situación donde el Instituto Nacional de Parques (Inparques) está de manos atadas para actuar. En parte por falta de presupuesto y vehículos, además de una escasez de personal calificado. “El régimen de Maduro ha querido invisibilizar todo lo que ocurre. No hay información ni entes que lo regulen”, aseveró.

Leer más  Fusarium, el hongo que afecta al banano y se extendió a tres estados de Venezuela

Visita de la Unesco

SOS Orinoco sobre fiesta en el Parque Nacional Canaima: “La vegetación única que había en ese tepuy ya desapareció”
Foto: Cortesía Transparencia Venezuela

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ya tiene la vista fija en lo que ocurre en Canaima. Burelli recordó que el 23 de julio de 2021, durante la 44° Convención de Patrimonio Cultural y Natural Mundial, se propuso enviar una comisión para investigar la situación del parque nacional, el cual desde 1994 es patrimonio de la Humanidad.

La activista apuntó que espera que los representantes de la Unesco observen en el daño producido en la zona por la actividad extractiva del Arco Minero del Orinoco, proyecto impulsado por el régimen de Nicolás Maduro. Indicó que actualmente hay más de 90.000 en los alrededores de Canaima y dentro de su territorio, así como más de 200.000 hectáreas del Parque Nacional Cerro de Yapacana. “Ellos verán las más de 59 minas ilegales dentro del parque, el turismo de helicópteros y las construcciones ilegales”, dijo.

Igualmente, agregó que espera se logre inspeccionar la instalación de posadas y resorts dentro del Parque Nacional Canaima, los cuales calificó de ilegales al violar las normativas ambientales. También espera poner un freno a los eventos de turismo desenfrenado que destruyen la naturaleza. Lamenta que la fiesta del tepuy Kusari no fue la primera, ni será la última en la zona protegida. “Hemos escuchado que se está planificando una boda en el Auyan Tepuy. Esto pica y se extiende”; aseguró.

Noticias relacionadas