• La caraqueña estudió música en Berklee College of Music. En la actualidad trabaja como consultora musical de Netflix y con la empresa del actor Adam Sandler, a quien llegó gracias a una recomendación. Andrea Ferrero conversó con el equipo de El Diario a cerca de su historia, sus altos y bajos en su breve carrera como guitarrista

La caraqueña Andrea Ferrero nunca tuvo un plan B. Desde niña siempre le gustó la música, especialmente el rock. Aunque en su familia no hubo referentes en el área, la apoyaron. A los 10 años de edad sus padres le regalaron su primera guitarra, y desde entonces ha estado inmersa en la música, en un ir y venir de momentos que no la han distraído de su objetivo: lograr un espacio en la industria.

Su historia tomó notoriedad a finales de febrero de este año luego de que publicara en su cuenta en Twitter un hilo con imágenes y anécdotas del camino que transitó desde Caracas hasta Los Ángeles, California (Estados Unidos), donde reside actualmente, hasta llegar a trabajar con el actor de comedia estadounidense Adam Sandler. A propósito de su testimonio, Andrea Ferrero conversó con El Diario acerca de su historia y su trayectoria profesional en la música.

blank
No pensé que iba a terminar involucrada en la industria del cine, ni trabajar con Adam Sandler. No se me hubiera pasado por la cabeza, la verdad. Mi plan era terminar Berklee College of Music, mudarme a Los Ángeles y buscar tocar aquí, ingresar a la industria de la música. No tenía otra opción, ese era el único plan que había. Yo sentía que iba a pasar, a pesar de que en un principio no sabía cómo”, expresó Andrea Ferrero, de 22 años de edad, quien próximamente estrenará su primera producción musical independiente.

La experiencia de trabajar con Adam Sandler

Mientras estudiaba en Berklee, Andrea Ferrero recibió un mensaje inesperado. El equipo de Sandler la contactó. “Ellos estaban grabando una película en un pueblo a media hora de Boston. Estaban buscando a una persona que le diera clase a las hijas de Adam Sandler y se comunicaron conmigo. Les mostraron mis videos. En ese momento yo no podía dar clases porque aún estudiaba, pero me contactaron y fui hasta allá en persona”, reveló.

Las invitaciones al set de rodaje la hicieron coincidir con Sandler, con quien conectó a través de la música. Al terminar las grabaciones, el actor y su equipo regresó a Los Ángeles. Ferrero siguió en contacto con Sandler. Comentó que le enviaba videos sobre sus interpretaciones de guitarra, y recibía recomendaciones del actor.

“Conectamos a través de la música, porque a él le encanta mucho la guitarra, incluso la toca y es talentoso. Le gusta la música, el rock también. Tuve la oportunidad de tocar guitarra varias veces, nos pusimos a improvisar, y desde entonces creamos una buena relación”, relató Andrea Ferrero.

blank
Foto cortesía

Meses después, la invitaron a hacer una pasantía en su compañía. Se esforzó para cumplir con sus clases en la universidad para luego asistir a la pasantía, que tuvo una duración de cinco meses. Regresó a Boston a terminar clases, luego se mudó a Los Ángeles para trabajar en la compañía del actor de comedia. Adam Sandler siempre estuvo pendiente de ella, apoyándola. Ferrero comentó que él quiere que ella “le vaya bien” pues le ha gustado su trabajo.

blank
Él es súper chévere. Es el mejor jefe del mundo. Así como lo vemos en las películas es en la vida real, muy chistoso, muy buena persona y humilde. Para mi es como un ejemplo a seguir, no solo por el éxito, sino por como es como persona, por sus valores. El hecho de lidiar con tanta fama no le afecta porque se siente una persona común y corriente”, expresó la caraqueña.

La de Andrea Ferrero, una vida dedicada a la música

A los 14 años de edad Ferrero inició formalmente sus estudios de música. Se dijo a sí misma: “esto es lo que quiero hacer para toda mi vida”. Empezó estudiando en el Taller de Jazz, en Santa Mónica, en Caracas, donde tuvo clases de armonía musical, teoría musical y comenzó con el jazz. Su formación le ha brindado la apertura para ir más allá del rock y en la actualidad también se pasea por los géneros R & B, soul, pop, que también le gustan.

Leer más  Toponimias

Sus primeros toques fueron en una iglesia en la urbanización Cumbres de Curumo, donde residía antes de migrar. Sus compañeros en el templo la ayudaron a entender las partituras y las notas musicales, el trabajo en equipo la motivó a pesar de considerarse tímida. “Desde que empecé a tocar a mis padres les encantaba ir a verme, a mis toques, me apoyaban en todo”, comentó Ferrero.

Su paso por distintas academias de música en Caracas ocurrió mientras cursaba su bachillerato. En 2017, cuando estaba a punto de terminar el colegio, investigó sobre la universidad estadounidense de música Berklee College of Music, en Boston, Massachusetts. Uno de sus sueños de niña era estudiar música allí, pues varios de sus guitarristas “ídolos” pasaron por esa casa de estudios.

blank
En ese momento lo veía difícil. Muchas personas me decían que aplicara a universidades en Venezuela, por si acaso. Yo me decía que quería estudiar en esa universidad, pero era una universidad super cara. Boston es costosa. Era una situación complicada, sin embargo, hubo algo en mí que me decía que lo hiciera. Eso tenía que pasar, no tenía un plan b, ese era mi plan”, subrayó Andrea Ferrero.
blank
Foto cortesía

Estudiar en Berklee, un sueño hecho realidad

Para entrar en Berklee tuvo una audición en línea cuando cursaba sus últimos meses de bachillerato. Los resultados los recibió meses después: fue aceptada y con una beca completa. Pero esa beca no cubría otros gastos vitales, como la mudanza, el apartamento y la alimentación. “Ok, te vas a ir, vamos a ver cómo hacemos”, dijo su familia.

Leer más  ¿Qué se sabe de la propuesta de reformar la Lopnna e impulsar una enmienda constitucional ante el aumento de casos de abuso sexual infantil?

Una vez aceptada y con una beca completa para estudiar en la universidad de música, su familia y ella buscaron métodos para recaudar dinero e iniciaron una campaña en GoFundMe. Su hermano también estaba estudiando en Estados Unidos, por lo que la dificultad era mayor, por los gastos que ello implicaba.

La audición, explica la música caraqueña, constó de cuatro partes: improvisación, lectura, oído musical y una entrevista personal acerca de su formación previa y trayectoria. “Compuse algo específicamente para esta audición donde quería mostrarles que podía escribir mis propias canciones, que podía tocar géneros distintos. Incorporé rock, funk, jazz, unos segundos de joropo venezolano. Quería demostrar en pocos minutos quién soy”, dijo la guitarrista caraqueña.

Luego de recaudar el dinero, a principios de 2018 se radicó en Boston e inició sus estudios musicales en escritura, producción contemporánea y una especialización en escritura para televisión y nuevos medios. En Berklee hubo venezolanos que se volvieron cercanos a Andrea Ferrero, conectaron bien, pero para ella entender el nuevo entorno fue complicado.

A ella le costó, y dice que aún le cuesta, adaptarse al entorno en el cual vive, en otro país, con otras costumbres, otro idioma y otra sociedad. El primer año fue uno de los más difíciles para ella, sin su familia o su gente. “Me sentí sola muchas veces”, resaltó.

Incluso en la actualidad, cuando tiene a parte de su familia en Estados Unidos, relata que es difícil adaptarse. Pero “a veces uno hace sacrificios”, dijo Ferrero. El inspirarse en medio de este contexto resultó un reto. No siempre tiene inspiración para componer. Busca espacios para motivarse y despejarse.

Le gusta ver conciertos, documentales y videos de artistas interpretando música en vivo. A ella eso la transporta y la ayuda a continuar. Tras tres años y medio, en agosto de 2021 se graduó, materializando uno de los momentos más importantes en su vida, expresó.

blank
Foto cortesía

Una trayectoria breve y productiva

Para Andrea Ferrero la música lo es todo, se convirtió en algo esencial en su vida. Su objetivo es hacer música. “Siento una conexión, algo difícil de expresar”, relató la venezolana. Como guitarrista ha tocado para artistas en Venezuela como: la Melodía Perfecta, Sixto Rein, Corina Smith y Gustavo Elis. Hace varias semanas tuvo un toque con Aly Brooke, exintegrante del grupo musical femenino estadounidense Fifth Harmony.

blank
Para mí, lo más importante al tocar, más allá de hacerlo super rápido, lo que distingue a algunos guitarristas, me enfoco es en mi sonido. Me gusta que cuando la gente me escuche tocar o escuche alguna canción, sepan que soy yo, que lo puedan reconocer. Que tengo un sonido particular en cuando a mi lenguaje”, comentó Ferrero.

Andrea también trabaja para Netflix como consultora musical, así como en la empresa del actor estadounidense Adam Sandler, Happy Madison Productions. Con la plataforma de streaming tiene la oportunidad de trabajar con los editores y supervisores de música, así como con el compositor. De hecho, reveló que hace unas semanas grabó unas composiciones en guitarra para una nueva película, de la cual no dio mayores detalles. Además, es profesora de guitarra de las hijas de Sandler.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 24 de noviembre

Renacer de las cenizas

Su sueño “de toda la vida” era estudiar en Berklee, y lo cumplió, al igual que cuando se mudó y empezó a trabajar en Los Ángeles. Pero hubo otros momentos que no previó. Uno de los episodios más difíciles que le tocó enfrentar fue cuando su apartamento en Boston se incendió.

En ese momento se quedó sin ropa, alimento, instrumentos y documentos de identificación. “Fue difícil, no perdí unas cosas, unas guitarras, literalmente perdí todo. Fue como empezar de cero. Y no fue solo eso, tuve que empezar de cero en un momento de mi vida en el que no me sentía tan bien, porque me costó adaptarme, extrañaba a mi familia y me sentía sola”, dijo la venezolana.

blank
Foto: Gara

El incendio ocurrió en un momento complicado, pero la ayudó a retomar fuerzas, continuar con su carrera y seguir adelante. Señaló que durante ese hecho perdió todo, pero no sus valores y sus ganas de soñar “en grande”. Tras graduarse, trabajar en Los Ángeles y experimentar musicalmente con otros artistas musicales, a Ferrero le gustaría explorar nuevas posibilidades.

Como guitarrista, Andrea Ferrero quiere trabajar como solista. En la actualidad está trabajando en su primer disco EP, que prevé salga a finales de mayo, relata en exclusiva para El Diario. Su primer tema se estrenará a principios de abril.

blank
Quiero hacer algo que sea digerible, para todo el mundo”, dijo. El primer tema de su primera producción musical mezclará el trap, un beat de ese género, con la guitarra y lo fusionará con el rock. “En un futuro me veo todavía siguiendo en la industria del cine. Trabajar en mi música. También tocar con artistas en Estados Unidos y otras partes del mundo”, expresó la guitarrista.

La última vez que estuvo en Venezuela fue hace dos años y medio. A pesar de la distancia, no abandona su venezolanidad. “Me encanta Venezuela, estar allá, los toques, la movida musical. Esa gente y esa energía que se sentían cuando tocaba en eventos, con otras bandas. Un ambiente diferente, una vida diferente, que sin duda me hace falta y la extraño muchísimo”, dijo Ferrero. Esa nostalgia la ayuda a seguir adelante. Andrea Ferrero abraza su pasado y su presente, con las ansias de seguir soñando, así como cuando era niña.

Noticias relacionadas