• La propuesta es otorgarles un precio de 0,25 dólares por litro de gasolina o diésel, mientras el gremio apuesta por un precio de 0,15 dólares

El régimen de Nicolás Maduro anunció este 6 de junio, en una reunión en la vicepresidencia de Obras y Servicios Públicos presidida por Néstor Reverol, el fin de la política de subsidio del 100 % de los combustibles para el transporte público. 

La medida eliminaría las estaciones de servicio exclusivas para el expendio de combustibles al gremio, que venía funcionando a través de cupos asignados por la plataforma Patria.

De acuerdo con una nota de prensa del sector transporte, la propuesta del régimen venezolano fue la de fijar el precio del diésel en todo el país en 0,25 centavos de dólar el litro, con una tarifa mínima urbana del pasaje en Bs. 1,5.

Por su parte, José Luis Trocel, integrante del Comando Intergremial del Transporte, propuso en dicha reunión, en nombre de los operadores privados del transporte público, que por ahora el precio del combustible -tanto del diésel como de la gasolina- sea de 0,15 centavos de dólar y la tarifa mínima del pasaje -anclada al petro- sea de 2,5 bolívares.

Leer más  Dos mujeres y dos niñas murieron luego de quedar atrapadas en un incendio en Maturín

Recordaron a los funcionarios del régimen venezolano que todos los costos del sector transporte están dolarizados, y que tanto la inflación como la devaluación del bolívar persisten.

Destacó que la mayoría de las líneas de transporte en todo el país están cobrando Bs. 2, como tarifa mínima urbana, pese a no estar autorizada por el Ejecutivo. 

Trocel calificó como un hecho positivo el “combate” a la anarquía, las mafias y el contrabando, que ha estado asociado al acceso al combustible para el transporte público, pero ratificó que no pueden pagar los combustibles en dólares y cobrar en bolívares por el servicio que prestan.

Propuestas concretas a evaluar

Trocel puntualizó que hay un conjunto de aspectos relacionados con las distintas políticas públicas -aplicadas desde el Ejecutivo- en relación con el sector transporte que deben ser evaluadas y consideradas.

Una de ellas es la puesta en marcha del sistema VeTicket, y su correcto funcionamiento en los distintos terminales en todo el país, así como el cobro de los peajes, y la necesaria renovación de la flota.

Leer más  OVV contabilizó 2.493 víctimas de violencia durante los primeros seis meses de 2022

Asimismo, Yelmira Jiménez, presidenta de la línea la Voluntad de Gandhi en la parroquia Caricuao, de Caracas, recordó el compromiso -vía subsidio directo a los usuarios- de instrumentar el bono de transporte y el pago del subsidio estudiantil.

Jiménez considera que si no se produce una efectiva recuperación económica y se mejora sustancialmente la capacidad adquisitiva de los usuarios, el conflicto por el monto de la tarifa y por el déficit en la prestación del servicio continuarán.

Renovación del parque automotor

Braulio Cedeño, vicepresidente del Bloque del Oeste de Caracas, sostuvo según nota de prensa, que es necesario renovar el parque automotor del transporte, así como la recuperación de la capacidad de crédito de la banca y repotenciar la industria automotriz nacional.

Transporte público

Destacó que es vital la renovación del sector de producción de autopartes en las distintas ensambladoras y fábricas de vehículos para el sector del transporte. 

Igualmente, insistió en la necesidad de involucrar a las distintas alcaldías y gobiernos regionales en un plan de recuperación del sistema vial venezolano y del transporte público en cada una de sus entidades.

Leer más  Simpletv incluyó el servicio streaming de Paramount + en uno de sus planes: los detalles 

Transporte de carga pesada destinado a desaparecer

Emilio Palumbo, presidente del gremio del Transporte de Carga Pesada del estado Vargas, señaló que el sector tiene más de un año cancelando el diésel a 0,50 centavos de dólar, un monto que considera abrupto debido a la mala calidad del diésel y el tiempo de espera de las unidades para poder surtir.

Tener parada una gandola una semana pagando sueldos y alimentos hace que el gasoil nos salga más caro que 0,50, lo terminamos pagando a 1 dólar o a 1,50 dólares”, dijo a El Impulso.

De acuerdo con Palumbo, el déficit de transportes de carga pesada es de hasta un 80 %, por lo que actualmente solo está al servicio un 20 % de las unidades, que además tienen una antigüedad promedio de 40 años.

Estos vehículos no se han podido renovar por la falta de insumos y de crédito bancario (…) estamos destinados a la desaparición. Si el gobierno no nos apoya en este momento, yo estoy seguro que ese 2 0% de gandolas que queda va a estar paralizado para el año que viene”.
Cortesía / Visión Agropecuaria
Noticias relacionadas