• El presidente Gustavo Petro emitió un decreto en el que suspende el cese al fuego bilateral con el grupo guerrillero. La medida aplicará hasta que ambas partes acuerden una nueva tregua en los próximos diálogo de paz

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, firmó el 10 de enero el decreto 004-2023, en el que suspende oficialmente el cese al fuego sostenido con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Con esto, se reanudan los operativos militares contra el grupo guerrillero, a pesar de estar en medio de un proceso de negociación.

“(Se ordena) suspender el cese al fuego bilateral y temporal de carácter nacional entre el gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) ordenado mediante el decreto 2657 del 31 de diciembre de 2022, hasta tanto se han aprobado los protocolos que se suscriban entre el gobierno nacional y el ELN en el Marco del decreto 2657-2022 y el desarrollo de la mesa de diálogo”, señala el texto.

De acuerdo con la revista colombiana Semana, al quedar sin efecto la tregua, el decreto contempla en su artículo 2 la obligación de los cuerpos militares y policiales de realizar acciones ofensivas para preservar el orden constitucional y la integridad territorial de la nación. Esto por lo menos hasta que se acuerde un verdadero cese bilateral en la próxima jornada de los diálogos de paz con el ELN.

Leer más  Terremoto en Turquía: las imágenes más impactantes del desastre

Cese desmentido

#TeExplicamosElDía | Miércoles 4 de enero 
El ministro del Interior de Colombia, Alfonso Prada (derecha), junto al Alto Comisionado Para la Paz, Danilo Rueda (izquierda). Foto: EFE/Carlos Ortega

La suspensión de la tregua con el ELN era una medida que ya había sido adelantada el 4 de enero por el ministro del Interior, Alfonso Prada. Esto luego de que el ELN desmintió un día antes que hubiera un acuerdo con el gobierno colombiano para cesar las hostilidades. Con este decreto firmado por el presidente Petro, ahora pasa a ser oficial.

El 20 de diciembre de 2022, el grupo armado declaró una tregua por Navidad y Año Nuevo, que se extendería hasta el 3 de enero. Petro aprovechó esta situación, y el 31 de diciembre emitió el decreto 2657-2022, que declaraba un cese al fuego bilateral por seis meses con el ELN. Igualmente, la medida aplicó también para otros grupos subversivos como la Segunda Marquetalia y las disidencias de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). También con grupos paramilitares como el Clan del Golfo y las Autodefensas de la Sierra Nevada.

Pero el ELN rechazó el decreto, asegurando que no se les consultó como había dicho Petro. Al respecto, Prada argumentó que se trató de un malentendido, pues el gobierno había asumido la tregua navideña como una muestra de su disposición. El 9 de enero, el ELN publicó un comunicado en el que hace un balance de sus reuniones en el proceso de diálogo, refiriéndose al hecho: 

Esta medida gubernamental no respeta ni las temáticas ni los procedimientos que se acordaron en el primer ciclo de diálogos. El ELN no puede aceptar como bilateral una decisión unilateral del gobierno, que no acata la formalidad de la mesa como el espacio convenido para llegar a entendimientos y viola los procedimientos de no difundir a la opinión pública lo que no sea de consenso”, expresó.
#TeExplicamosElDía | Sábado 26 de noviembre
Foto: Cortesía

Se espera que el segundo ciclo de conversaciones entre el gobierno colombiano y el ELN inicie el 23 de enero. La revista Semana afirmó que el equipo de Petro le pidió a los negociadores del ELN realizar una reunión extraordinaria en Venezuela. Esto con el fin de ajustar algunos puntos claves de la agenda a tratar en el encuentro, además de revisar la propuesta para, ahora sí, acordar el cese al fuego.

Leer más  Perú extendió el estado de emergencia a 4 regiones por protestas

Precisamente el 7 de enero, Petro viajó a Caracas para reunirse con Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores. Aunque el encuentro fue privado, ambos mandatarios publicaron  una declaración conjunta en el que revelaron los puntos conversados. El primero, precisamente fue un compromiso por parte de Venezuela como país garante para convencer al ELN de aceptar la tregua.

Esta segunda jornada tenía previsto realizarse en México, pero el jefe negociador del gobierno colombiano, Otty Patiño, lo descartó. En una entrevista a Blu Radio el 10 de enero, afirmó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador le manifestó a ambas delegaciones su dificultad logística para fungir como país garante. Esto confirma lo revelado días antes en una nota del periódico español El País, donde aseguró que Petro y Maduro ya habían pactado en su reunión continuar con el proceso de paz en Caracas.

Noticias relacionadas