• Un estudio del Centro Médico Teknon de Barcelona contó con la participación de 20 pacientes de entre 18 y 48 años de edad afectados por una lesión crónica del tendón rotuliano | Foto: iStock.

Un ensayo clínico probado en Barcelona (España) demostró la validez de una terapia pionera que es capaz de regenerar tendones mediante células madre mesenquimales cultivadas, convirtiéndose en una vía factible para tratar lesiones crónicas de rodilla, muy abundantes entre deportistas.

El Instituto de Terapia Regenerativa Tisular (ITRT) informó en un comunicado que los resultados de la terapia, de 12 meses, muestran una regeneración de tendones en el 100 % de los pacientes, con disminución del dolor y una reincorporación a la práctica deportiva en apenas dos meses.

El ensayo clínico, controlado y aleatorio, se llevó a cabo en la sede de ITRT en el Centro Médico Teknon de Barcelona, y contó con la participación de 20 pacientes de entre 18 y 48 años de edad afectados por una lesión crónica del tendón rotuliano.

Leer más  Dejaron sin efecto resolución que impondría impuesto al servicio de delivery: lo que se sabe 

Todas las personas de la muestra practicaban deporte de manera habitual y ninguna había respondido a los tratamientos conservadores habituales.

El proceso de pruebas

Para el ensayo, los pacientes se dividieron en dos grupos con 10 participantes cada uno, y se les aplicó un tratamiento distinto a cada uno, para comprobar si el primer grupo, que recibió las nuevas técnicas desde el inicio, mostraba una mejor recuperación.

Los pacientes del primer grupo tuvieron una regeneración inmediata evidente del tendón, mientras que los del segundo solo consiguieron reducir las molestias de dolor, sin que el tendón evolucionara.

A los seis meses, el segundo grupo empezó a recibir el tratamiento con células madre y, pasado medio año más, mostraron una regeneración de tendón del 100 %.

Leer más  Cinco datos curiosos de los años bisiestos
Una nueva terapia consigue regenerar tendones a través de células madre cultivadas
Foto referencial: iStock.

Las lesiones de tendón, o tendinosis, son muy frecuentes entre la población en general, y las más temidas por los deportistas, pues suponen un 60 % de las lesiones deportivas y se relacionan con una sobrecarga cíclica repetida, debido a la pérdida progresiva de la capacidad de respuesta del tendón.

Según el análisis, la incidencia de las lesiones de tendón aumenta significativamente con la edad, el peso y el sexo y afecta más a los hombres.

Hasta ahora, cuando el tendón era sometido a una carga cíclica de gran volumen de forma reiterada, iba desgastándose y reduciéndose la posibilidad de respuesta del mecanismo de reparación o regeneración, de manera que el paciente, en la mayoría de los casos, terminaba siendo intervenido quirúrgicamente y debía afrontar una fase de rehabilitación larga y complicada.

Leer más  Fenómeno El Niño podría provocar temperaturas récord en 2024: ¿cuáles serían las zonas afectadas?

Otros tipos de terapia

La regeneración de tendones puede ser un proceso complicado y generalmente depende del tipo y la gravedad de la lesión, según expertos. 

Aunque no existe una terapia única que funcione en todos los casos, existen varios tipos de terapias que se utilizan para ayudar en la regeneración de tendones:

-Reposo y autocuidado: en casos leves, a menudo se recomienda el reposo y la protección de la zona lesionada para permitir que el cuerpo repare el tendón por sí mismo. Esto puede incluir el uso de férulas, vendajes o inmovilización de la zona.

-Fisioterapia: es una parte clave del proceso de recuperación para muchas lesiones en los tendones. Los fisioterapeutas pueden diseñar programas de ejercicios específicos para fortalecer los músculos circundantes, mejorar la flexibilidad y promover la cicatrización del tendón.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 29 de febrero
Una nueva terapia consigue regenerar tendones a través de células madre cultivadas
Foto referencial terapias/iStock.

-Terapia ocupacional: los terapeutas ocupacionales pueden trabajar en la recuperación funcional de la mano y la muñeca después de lesiones en los tendones de estas áreas.

-Ondas de choque: la terapia de ondas de choque extracorpóreas (TOCE) utiliza ondas de sonido para estimular la curación en el tejido del tendón.

-Plasma rico en plaquetas (PRP): en esta técnica, se extrae sangre del paciente, se procesa para concentrar las plaquetas y se inyecta en la zona lesionada para estimular la reparación del tendón.

-Terapia con factores de crecimiento: se pueden utilizar factores de crecimiento derivados de plaquetas o células madre para ayudar en la regeneración de los tendones.

-Cirugía: en los casos graves o cuando las terapias conservadoras no son efectivas, la cirugía puede ser necesaria para reparar o reconstruir el tendón.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas