• El sumo pontífice insistió en que las bendiciones pastorales y espontáneas son una forma de mostrar la cercanía de la Iglesia a quienes piden ayuda 

El papa Francisco insistió en que la Iglesia católica no bendice la unión homosexual, sino a las personas que juntas lo han solicitado, en relación con la reciente aprobación de la bendición a estas parejas o divorciados vueltos a casar. 

El sumo pontífice reafirmó este concepto, el 26 de enero, sobre la declaración “Fiducia supplicans”, al recibir a los miembros del Dicasterio para la Doctrina de la Fe cuyo responsable, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, fue el redactor del documento.

El papa Francisco pidió una respuesta humanitaria para los migrantes que cruzan el Darién 
EFE/EPA/MAURIZIO BRAMBATTI

“La intención de las bendiciones pastorales y espontáneas es mostrar concretamente la cercanía del Señor y de la Iglesia a todos aquellos que, encontrándose en diferentes situaciones, piden ayuda para continuar y a veces comenzar un camino de fe”, dijo el papa.

Leer más  Cuánto cuestan los alquileres de los locales comerciales en Caracas

Subrayó que estas bendiciones no exigen perfección moral para ser recibidas y reiteró que, “cuando una pareja se acerca espontáneamente para pedirlas, no se bendice la unión, sino simplemente a las personas que juntas lo han solicitado”.

Obispos de África rechazaron bendecir a parejas del mismo sexo

El 11 de enero de 2024, los obispos de África consideraron “no apropiada” la posibilidad de bendecir a parejas del mismo sexo en el continente.

“En nuestro contexto, esto causaría confusión y estaría en directa contradicción con el espíritu cultural de las comunidades africanas”, mencionaron los obispos. 

Leer más  1 de cada 8 personas en el mundo padece de obesidad

De los cerca de 70 países que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo en el mundo, más de 30 se encuentran en África, donde la mayoría de leyes de este tipo son herencia de la etapa colonial.

En febrero de 2023, el papa Francisco rechazó la criminalización y persecución que padecen las personas homosexuales en algunos países africanos.

“Si una persona es de tendencia homosexual y creyente y busca a Dios, ¿quén soy yo para juzgarlo? (…) La criminalización de los homosexuales es una injusticia, un pecado y no hay que dejarlo pasar”, expresó el papa durante una visita por la República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

Leer más  Pérdida de la audición: ¿cuáles son los signos de detección temprana?
“Celebrar en sencillez”: el papa pidió no confundir la fiesta en Navidad con el consumismo
Foto: EFE/ETTORE FERRARI

Postura del papa sobre la unión de personas homosexuales 

El papa había aclarado en una reunión a puerta cerrada con el clero romano el 13 de enero que las bendiciones a personas homosexuales en situación de irregularidad para la Iglesia no cambian la doctrina del sacramento del matrimonio entre un hombre y una mujer.

 “Se bendicen las personas, no el pecado”, reiteró el papa según informaron los medios del Vaticano. 

El 18 de diciembre de 2023, el Vaticano aceptó la posibilidad de bendecir a parejas “en situación irregular” o del mismo sexo sin equipararlas al matrimonio, según un documento publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Leer más  ¿Qué es y para qué sirve la prueba del talón que se le realiza a los recién nacidos?
(BORRADOR) Murió el papa Francisco, el pontífice latino que marcó la historia de la Iglesia católica 
Foto: EFE/ Ettore Ferrari

“Se puede entender la posibilidad de bendecir a las parejas en situaciones irregulares y a las parejas del mismo sexo, sin convalidar oficialmente su estatus ni alterar en modo alguno la enseñanza perenne de la Iglesia sobre el Matrimonio”, se lee en el documento escrito por el prefecto de esa congregación, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández.

Esta posibilidad, que sigue la voluntad del papa Francisco, supone un cambio de postura respecto a la que la Congregación publicó en marzo de 2021, dirigida entonces por el español Luis Ladaria Ferrer, y que dijo que la Iglesia católica no podía impartir su bendición a las uniones de personas del mismo sexo.

Noticias relacionadas