• El compromiso entre Caracas Fútbol Club y Deportivo Lara se suspendió debido a que se desató una trifulca entre la policía y miembros de la barra capitalina en el Estadio Olímpico de la UCV

Lo que en un principio parecía una fiesta terminó en un episodio vergonzoso. La primera jornada del Torneo Clausura 2019 del fútbol venezolano no solo se vio afectada por la ausencia del Deportivo Anzoátegui y por el hecho de que ningún partido se transmitió por televisión, sino también porque el último juego de la fecha fue suspendido por violencia.

Con las alineaciones confirmadas, estaba previsto que Caracas Fútbol Club y Deportivo Lara rodaran el balón el domingo 28 de julio, a las 5:00 pm, en el Estadio Olímpico de la UCV, pero se desató una trifulca entre miembros de la barra capitalina y efectivos de la Policía Nacional Bolivariana, quienes tuvieron que usar perdigones y bombas lacrimógenas para dispersar a los aficionados.

30 minutos previos al inicio del compromiso, la barra del combinado capitalino colgó varias pancartas –trapos– en el fondo sur del recinto como protesta contra la directiva, en vista de que el elenco no se reforzó para el segundo semestre del año con nuevos futbolistas, pese a las bajas del capitán Ricardo “Kuki” Martins, por lesión, y del volante Néstor Canelón, quien se marchó cedido al Santiago Wanderers de Chile. “Venimos por los colores, no por los jugadores. Si te pesan, escapa”, se leía en uno de los carteles.

Un hincha de los “Rojos del Ávila”, quien prefirió mantenerse bajo anonimato, explicó que, antes del conflicto, la gerencia deportiva del Caracas FC intentó mediar con los integrantes de la barra para que retiraran los letreros, específicamente, el que critica la gestión de Rostin González y Philip Valentiner, presidente y dueño de la institución, respectivamente.

blank
Foto: @alanavarro23
blank
“El problema es que los trapos estaban guindados desde un principio. Nosotros teníamos que haberlos sacado antes de que empezara el juego. El personal de seguridad pidió que los quitáramos, pero nosotros no quisimos. Entonces uno de los ultras le dio un puñetazo a un policía, quien se quedó tranquilo, y luego salieron más integrantes del grupo a soltar más golpes”, informó el miembro de la barra para El Diario de Caracas.

Indicó que la protesta también se organizó por los negativos resultados que ha conseguido el equipo más laureado del país. Los avileños fueron eliminados en los octavos de final de la Copa Sudamericana y en los cuartos de final del pasado Torneo Apertura. Además, el Caracas no conquista una estrella desde la campaña 2009/2010 y su último título fue la Copa Venezuela de 2013.

“Después del enfrentamiento, llegó una patrulla del Cicpc. Los oficiales entraron al estadio con sus chalecos, armas largas y hasta granadas. Todo fue muy loco. Yo solía ir al Olímpico muy seguido; no iba desde febrero porque noté que las cosas ya no eran como antes. En la barra también hay una parranda de ‘coco secos’. Ahora, que quiero disfrutar el inicio del Torneo Clausura, pasa esto”, expresó indignado el seguidor.

Comentó que, desde que forma parte de la barra, ha reprochado la actitud de los hinchas violentos. “Los resultados siempre son negativos para los fanáticos y para los jugadores. Es lo mismo de hace diez años cuando empecé en esto, un grupo de 15 personas terminan afectando al colectivo. Existen campañas en conjunto con el equipo y la barra para invitar a la familia al estadio y con actos así no se logra nada”, dijo.

blank
Foto: @alanavarro23

Luego de aproximadamente 40 minutos de disturbios, el encuentro fue suspendido y ahora se espera la decisión del Consejo de Honor de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF): otorgarle los tres puntos al Deportivo Lara o que el cotejo se dispute en diferido a puertas cerradas.

“La actitud de la fuerza policial fue otro ejemplo del abuso de la autoridad. Si nosotros hacemos una protesta con pancartas no estamos violentando la seguridad de otros. Si se le daba inicio al juego, con los trapos, creo que no pasaba nada; pero fue la misma directiva que nos mandó a la policía para quitar los mensajes que teníamos”, agregó.

De la misma forma opina Luis Pico, fanático del conjunto avileño: “No se justifica que manden a quitar unos trapos que lo único que exigen es la renuncia de un directivo. No son mensajes de guerra, ni de racismo, ni de odio. Me parece que hay algo llamado libertad de expresión. Aparte, en Venezuela no hay un cuerpo especializado para la seguridad de eventos deportivos. En lugar de controlar el disturbio, se termina generando más violencia. En otros países es diferente”.

Miguel Mea Vitali, gerente deportivo del Caracas FC, afirmó a los micrófonos del programa radial Conexión Goleadora que se siente triste e impactado por lo sucedido. Acotó que la institución no fue la que ordenó a retirar las pancartas, sino la delegación de la FVF.

blank
“Hubiésemos querido que fuera un domingo feliz, que los aficionados que se acercaran al estadio disfrutaran del fútbol (…). Es algo que ha sucedido durante años (pancartas de la barra) y el punto que quiebra todo es cuando el delegado de la FVF obliga a nuestro jefe de seguridad a quitar el trapo en alusión a nuestro presidente”, declaró el ex futbolista.

Argumentó que el club no realizó fichajes para este semestre porque pretende darle confianza alos jugadores que forman parte del equipo filial. “Buscamos en nuestra cantera para así mantener una institución que ha sido pionera y que cree fielmente en el proyecto de las categorías inferiores. Fichar a jugadores de último momento no te garantiza el éxito”.

Las barras vuelven a suspender el espectáculo

El 28 de octubre de 2012 se dio un hecho parecido. El partido entre Deportivo Táchira y Atlético Venezuela, que se iba a disputar en el Estadio Polideportivo de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal, fue suspendido por el cuerpo arbitral en vista de que la hinchada local invadió la parte baja del terreno de juego.

Después de entonarse las notas del himno nacional, un sector de la barra aurinegra ingresó a la cancha en protesta por la indumentaria del Deportivo Táchira, que en esa oportunidad vistió de rosado, en lugar de amarillo y negro, como apoyo a la lucha contra el cáncer de mama.

Los dos combinados permanecieron en el gramado alrededor de 45 minutos, hasta que recibieron la instrucción federativa de retirarse. La Comisión de Honor de la FVF ordenó a la organización tachirense jugar a 200 kilómetros de Pueblo Nuevo y a puerta cerrada durante dos fechas, y le otorgó los tres puntos del encuentro al Atlético Venezuela.

blank
Foto: Futbol.com.ve

Campeonato de 19 oncenas

El Torneo Apertura 2019 empezó con 20 conjuntos. Sin embargo, para este segundo semestre del año, se desarrolla con 19 elencos. A cinco días de que el Torneo Clausura 2019 abriera el telón, el Deportivo Anzoátegui se retiró del campeonato debido a problemas administrativos.

La organización aurirroja necesitaba de inversionistas que pudieran aliviar las deudas que venía arrastrando de temporadas anteriores y así asegurar su operatividad, pero la junta directiva no contó con el “fuerte ingreso económico a corto plazo” que requería y decidió dar un “paso al costado”.

“Lo intentamos, pero no pudimos. Hoy debemos dar un paso al costado. Tenemos que hacer una pausa responsablemente, reordenarnos en su interior y relanzar el proyecto con fundamento en el futuro próximo, tan pronto como sea posible. Por ahora, haremos un alto en los asuntos inherentes al primer equipo”, expresó la directiva aurirroja en un comunicado.

blank
@Dvo_anzoategui

La TV brilla por su ausencia

El manejo de los derechos televisivos para el balompié criollo se ha convertido en un fraude. En agosto de 2015, la Asociación de Clubes Profesionales del Fútbol Venezolano, presidida por George Antar, firmó un acuerdo con la cadena uruguaya Gol TV por los derechos de transmisión de los encuentros de primera división.

Se había prometido la emisión de siete cotejos en señal abierta para Venezuela, a través del canal La Tele Tuya (TLT). No obstante, en febrero de 2017, Gol TV decidió pasar de siete a cuatro transmisiones. Conforme iba transcurriendo el campeonato, las transmisiones se redujeron.

“La única dificultad para las transmisiones es con Gol TV. Los derechos televisivos del Futve son propiedad de ellos, que pagan 3.5 millones de dólares al año. TLT transmite los juegos que Gol TV permite por el acuerdo de producción”, respondió en mayo de 2019 Esteban Trapiello, presidente del canal de televisión, a un usuario de Twitter.

blank

Para el comienzo del Clausura 2019, algunos clubes televisaron sus partidos en Youtube. Otros se apoyaron en sus circuitos radiales. TLT ni siquiera promocionó en sus redes sociales la emisión de la jornada inaugural. Ahora se desconoce si habrá televisión para las próximas fechas.

Caracas FC visitará el domingo 4 de agosto al Zamora FC, en Barinas, y regresará a su casa dentro dos semanas, para disputar el clásico del fútbol venezolano contra el Deportivo Táchira. De esta forma, corre riesgo de enfrentar a su máximo rival en silencio, con las puertas cerradas y sin disfrutar del colorido de su afición

Noticias relacionadas