• Maisbel Labarca,  profesora venezolana residenciada en Perú,  conversó con El Diario sobre cómo afrontó el Covid-19 en una de las naciones latinoamericanas más afectadas por la pandemia

El 17 de abril es una fecha que Maisbel Labarca, docente venezolana en Perú, recuerda muy bien. Ese día comenzó a presentar síntomas del Covid-19 y, aunque el miedo pasó por su mente, se mantuvo firme en su objetivo de superar esta enfermedad que ha afectado a 3.918.316 personas en el mundo. 

La venezolana lleva año y medio en Perú, pero esta es la primera vez que vive una situación de crisis. Al llegar ya tenía trabajo, pues había sido contratada en una universidad. Sin embargo, cuando todos los profesores titulares de la institución estaban completos tuvo que buscar otras alternativas. 

Actualmente trabaja en un colegio como profesora de inglés, comunicación, razonamiento verbal y emprendimiento en un bachillerato  y desde que comenzó la cuarentena su labor de educar a los jóvenes continuó a distancia.

Aunque Maisbel y su hijo Nelson se resguardaron en su apartamento en el sur de Lima durante lo que va de pandemia, no les tomó por sorpresa la enfermedad, pues su vecino, con el que está acostumbrada a compartir como si fuera de su familia, se había enfermado 10 días antes que ella. 

blank
Recuerdo que mi vecino llegó y le dolía el cuerpo, la cabeza (síntomas de gripe) y se le había ido el olfato y el gusto, o sea le dio anosmia. En la noche le dio temperatura de 38 grados. Tuvo fiebre solamente un dia, dolor en el cuerpo y en las articulaciones como una semana, dolor de cabeza que va y viene, no le dio tos y la falta del olfato duró 15 días”, dijo, Maisbel en una entrevista para El Diario.

La profesora explicó que las autoridades en Perú realizan muy pocas pruebas, la mayoría a personas que ya tienen síntomas graves. Sin embargo, aclaró que hay un número telefónico al que se puede llamar cuando algún ciudadano sospeche que se ha infectado. Durante la llamada, les hacen una serie de preguntas y en caso de ser declarado “sospechoso” de contagio por Covid-19, el operador sugiere mantener reposo absoluto evitar salir y en caso de empeorar, llamar inmediatamente a una ambulancia. 

Ese fue el caso de su vecino, quien pasó por la enfermedad sin acudir a un médico ni recibir ningún examen clínico, pero con la certeza de que era uno más de los infectados por el coronavirus de Wuhan. 

Cuando la docente comenzó a sentir dolor y cansancio ya sospechaba lo que sucedía, pero lo que confirmó su diagnóstico fue la anosmia. En el transcurso de esa semana repitió todo el cuadro de su vecino, pero en menor intensidad. 

Los días 17 y 18 de abril tuvo fiebre de 39 grados, la falta de olfato duró cuatro días, el dolor de cuerpo estuvo presente tres días, las articulaciones le dolieron por una semana y presentó picazón en la garganta o lo que ella definió como “carraspera”.

Aunque sus síntomas siempre fueron leves, la angustia la invadía a ratos, todas las muertes por el virus que había visto en las noticias la estaban sugestionado. 

blank
Foto: AFP

“Todo el tiempo revisaba mis respiración, para asegurarme de que todo estaba bien y siempre fue así, pero aún así me preocupaba”, añadió. 

Netflix fue su aliado para combatir la ansiedad, prefirió desconectarse del día a día y se dedicó a ver los 335 capítulos de Yo soy Betty, la fea y así poder alejarse de la negatividad. 

Una semana pasó para que su hijo Nelson repitiera el mismo cuadro por el que ya habían pasado ella y su vecino. Los síntomas fueron casi los mismos, la diferencia fue que sus articulaciones no sufrieron, pero su espalda baja sí. 

Coronavirus en Perú

Perú ha sido uno de los países latinoamericanos más golpeados por la pandemia del Covid-19.

Actualmente la cifra de contagios confirmados es de 61.847 y la de muertes alcanza los 1.714. Sin embargo, el número de recuperados llega a 19.012.

Este 8 de mayo, el gobierno de Martín Vizcarra anunció que las medidas de cuarentena, que iniciaron el 6 de marzo, se extenderán hasta el 24 de mayo para seguir disminuyendo el número de contagios.

Esta nación también ha aplicado toque de queda o “inmovilización social obligatoria”, que originalmente comenzaba a las 6:00 pm y culminaba a las 5:00 am (de lunes a sábado, los domingos dura 24 horas), pero ahora iniciará a las 8:00 pm.

Una de las nuevas medidas anunciadas por el gobierno peruano es permitir a los niños de 0 a 14 años de edad salir por 30 minutos con sus padres hasta una distancia de 500 metros de sus hogares.

Siempre en casa 

En el momento que Maisbel sintió los primeros síntomas se mantuvo en su hogar e intentó cuidarse todo lo posible desde la seguridad que le proporciona su casa. El descanso y la buena alimentación fueron clave durante la enfermedad, tal como lo recomiendan los expertos. 

blank
Desde que comencé con los síntomas y hasta hoy tomamos sopa de pata de pollo todos los días”, argumentó la venezolana.

También eliminó de su dieta las harinas, la comida chatarra y las carnes rojas, pues asegura que consumiendo pescado, pollo y muchos vegetales ha mantenido su sistema inmune en condiciones óptimas. 

Cuando los dolores y la fiebre aumentaron, el único medicamento al que recurrió fue paracetamol. 

blank
Esta enfermedad del Covid-19 da mucho sueño y cansancio, provoca dormir y es muy importante porque cuando descansas te levantas mejor, sobre todo cuando toma siestas en la tarde despiertas super recuperado, de eso me di cuenta”, agregó.

A medida que se fue recuperando, reinició las clases a distancia, lo que le permite seguir generando ingresos desde su apartamento y ayudar a sus estudiantes durante la cuarentena. Su hijo Nelson, a quien solo le falta recuperar el olfato, no ha podido continuar con sus actividades desde el hogar, pues trabajaba en dos gimnasios y hasta el momento continúan cerrados al público. 

La venezolana admitió que, aunque ella sabía que no era parte de la población vulnerable y lleva una vida saludable, igual sintió temor, por lo que recomienda darle prioridad al bienestar mental y emocional. 

La pandemia del Covid-19 ha representado un cambio radical en la vida de muchos venezolanos en el mundo, como Maisbel, quien a diario continúa su proceso de adaptación a una nueva realidad, pero ahora con la seguridad de poder decir que superó esta enfermedad que ha estremecido al planeta. 

Noticias relacionadas