• Luego de las recomendaciones que emitió la IATA, en El Diario conversamos con el presidente de la Asociación de Líneas Aéreas en el país para conocer el panorama de los vuelos en el país

No se habían anunciado los primeros casos del coronavirus de Wuhan en el país cuando Nicolás Maduro, el 12 de marzo, ordenó la suspensión de vuelos provenientes de Europa y Colombia como medida de prevención, debido que estos países ya contaban con casos de contagios elevados. Posteriormente se amplió la prohibición a vuelos desde y hacia República Dominicana y Panamá. Luego, el 17 de marzo fueron suspendidos todos los vuelos generales y comerciales.

Debido a las sorpresivas medidas, una gran cantidad de personas quedó varada en otros países. Algunos lograron retornan en vuelos humanitarios; sin embargo, otros siguen esperando a que se reinicien las operaciones aéreas. 

Muchos venezolanos que habían emigrado a otros países están retornando debido a la falta de trabajo en medio del confinamiento en el que se encuentran la mayoría de naciones del mundo. Los que se encuentran en países vecinos, se han visto obligados a caminar para llegar a Venezuela, debido a que no cuentan con el dinero necesario para el viaje y a las restricciones de transportes.

Varias países han comenzado a levantar las medidas de confinamiento y con esto la reactivación de vuelos hacia algunos destinos. Por ende, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) presentó nuevas recomendaciones para los viajeros, que incluyen las medidas de bioseguridad necesarias para reducir al mínimo el riesgo de contagios.

En El Diario conversamos con Humberto Figuera, presidente Ejecutivo de la Asociación de Líneas Aéreas en Venezuela (ALAV), para conocer el panorama de una posible reactivación del sector aéreo en el país. 

Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar | Foto cortesía

Figuera explicó que el reinicio de las operaciones aéreas en Venezuela y el mundo está relacionada con la expansión del Covid-19 en cada país, si los casos siguen aumentando se dificulta la reactivación de los vuelos, debido que se debe evitar que sean importados nuevos casos de contagios, como ocurrió al principio de la pandemia.

Destacó que la Asociación de Líneas Aéreas quiere que la reactivación del sector se efectúe a la brevedad posible.

Siempre y cuando objetivamente estén dadas las condiciones de bioseguridad para que ello sea factible, sin arriesgar la salud de los pasajeros, empleados de aerolíneas y trabajadores de los aeropuertos”, señaló.

Indicó que están conscientes de que cada nación podría disponer el reinicio de sus operaciones cuando lo considere oportuno y esto puede ser antes o después de cualquier otro país, debido que cada uno tiene realidades distintas en relación al motivo de la suspensión de la actividad.

“La reactivación de las rutas internacionales va a depender de una acción colectiva de apertura de cielos, que ojalá sea en lo posible simultánea, porque nada haría un país abriendo sus cielos y autorizando operaciones aéreas internacionales si las aeronaves no pueden operar al resto de los países donde teníamos conectividad porque los cielos de esas naciones siguen cerrados”, puntualizó.

Foto: EFE

Recomendaciones de la IATA

El instituto publicó un listado de medidas para la prevención de contagios a la hora de viajar. Previo al vuelo, propone que los gobiernos recopilen los datos de los pasajeros incluyendo información sobre su estado de salud, a través de canales ya probados como eVisa o el sistema electrónico para la autorización de viaje.

En el aeropuerto: el instituto indicó que el acceso a la terminal será limitado a empleados del aeropuerto o aerolíneas y viajeros; se tomará la temperatura corporal en los puntos de acceso a la terminal; habrá distanciamiento físico a lo largo de todos los procesos de atención al pasajero; uso obligatorio de mascarillas por pasajeros y empleados; autoservicio para la facturación; autoservicio de equipaje con etiquetas impresas desde casa y autoembarque; nuevo diseño de las puertas de embarque para reducir la congestión y limitación del equipaje de mano; lla limpieza y desinfección de superficies de alto contacto y uso continuo de desinfectante de manos.

Durante el vuelo: protectores faciales para todos los pasajeros y mascarillas para la tripulación; servicio de alimentos y bebidas preenvasados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación; prohibido hacer fila para entrar al baño; limpieza más profunda y mejorada de la cabina.

En el aeropuerto de destino: toma de temperatura por personal calificado; control automatizado en las aduana a través de aplicaciones para el teléfono y tecnología biométrica; agilización del proceso de recoger el equipaje para reducir filas; declaración jurada de salud del viajero y seguimiento eficaz de contactos, para reducir el riesgo de importar cadenas de transmisión del virus.

El pasado 5 de mayo, IATA emitió un comunicado en el que rechazó que se imponga a las aerolíneas un distanciamiento que obligue a dejar sin ocupar algunos asientos de los aviones porque dejar asientos vacíos provocaría un “dramático aumento de los costos”, que podría llevar a la quiebra a las empresas proveedoras de servicio aéreo ante la imposibilidad de recuperar los daños financieros ocasionados por el Covid-19.

Indica que el riesgo de contagiarse en un vuelo es bajo. Los pasajeros miran hacia adelante con una mínima interacción con cara a cara con el pasajero que se sienta a su lado.

Reactivación de vuelos debe ser anunciada con anticipación

Figuera señaló que las líneas aéreas nacionales estarán listas para reactivarse, apenas la autoridad aeronáutica levante la suspensión de vuelos. Precisó que dicha reactivación debería ser anunciada con suficiente antelación para que las aerolíneas realicen los servicios de mantenimiento pertinentes a las aeronaves que han permanecido inactivas.

El presidente de ALAV añadió que para proceder a impulsar la actividad comercial de venta de boletos deben elaborar nuevos itinerarios y colocarlos en los sistemas con los detalles de costo y frecuencias, para que los distribuidores procedan a la venta y los pasajeros puedan adquirir los boletos vía Internet.

Foto cortesía

Rebajar el IVA de boletos

Figuera precisó que no solo la Asociación de Líneas Aéreas consideran que la acción del Estado en apoyo a las aerolíneas es imprescindible en Venezuela, sino que esa ha sido la constante en todo el mundo. 

Aquí también las aerolíneas siguen teniendo y honrando sus gastos fijos y por ende, mermando cada día su liquidez. Si gastan todos sus ahorros en pago de gastos fijos y personal, al final se quedarían sin recursos para afrontar los gastos de reapertura”, indicó.

Por consiguiente, señaló que verían con complacencia que las aerolíneas fueran consideradas dentro de ese plan de apoyo (las propuestas del régimen para reactivar el sector económico). Eso, además de aportar liquidez, también dará las condiciones óptimas para el futuro inmediato, consistentes en moderaciones del monto de las tasas, derechos aeronáuticos y de las contribuciones exageradas.

Agregó que se debería eliminar del boleto aéreo todas aquellas tasas y cargos que no estén relacionados directamente con el transporte aéreo y también estimulando a los pasajeros a volver con confianza a ocupar los asientos de las aeronaves mediante una rebaja importante en el IVA.

Restricción de operaciones aéreas

Luego que Nicolás Maduro decretó el estado de alarma en el país, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) informó que siguiendo los lineamientos de prevención, a partir del 17 de marzo se restringen las operaciones de aviación general y comercial.

Posterior a que se extendiera el decreto de alarma en dos oportunidades, el 12 de abril y luego el 12 de mayo, los vuelos quedaron suspendidos hasta junio.

Según el comunicado de la INAC, solo quedan exentos vuelos de carga y correo, aterrizajes técnicos, vuelos humanitarios, repatriaciones, vuelos autorizados por las Naciones Unidas y sobrevuelos de carga y comerciales.

Vuelos realizado durante el Estado de Alarma

  • 24 de marzo: 143 venezolanos retornaron a Venezuela, provenientes de Toluca, México.
  • 25 de marzo: 100 venezolanos varados en República Dominicana pudieron regresar al país.
  • 20 de abril: aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar 52 venezolanos provenientes de Uruguay.
  • 6 de mayo: un grupo de 250 venezolanos embarcaron en Chile en un vuelo humanitario para retornar.
  • 8 de mayo: 90 pasajeros provenientes de Ecuador arribaron al Aeropuerto Internacional Jacinto Lara, en Barquisimeto.
  • 9 de mayo: 210 ciudadanos arribaron a Venezuela provenientes de Lima, Perú.

La esperanza de que se eliminen las restricciones en los vuelos comerciales tiene en vilo a muchos venezolanos en el país y el mundo. El control y la disminución de la curva de contagios sería el indicador de que la reactivación del sector aéreo sea una posibilidad para quienes cuentan con los recursos para costear un viaje.

Noticias relacionadas