• Desde el 29 de julio inició en la entidad mirandina un esquema de compras por terminal de cédula para evitar la propagación del coronavirus. En El Diario entrevistamos a varias venezolanas que viven en la entidad para conocer si los comercios cumplieron la medida

Luego de que el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, informó que el miércoles 29 de julio inició el esquema de compras por terminal de cédula, se conoció que la medida no ha sido adoptada por los comercios. Así lo han indicado ciudadanos de la entidad.

La Gaceta Oficial con las especificaciones del esquema señala que los venezolanos que viven en el estado pueden adquirir los productos esenciales según el terminal de cédula, exceptuando la adquisición de medicamentos. Lo pautado es que el esquema tendría una vigencia de 30 días.

La venezolana Zuleima Santaella, residenciada en Matalinda, Charallave, comentó en exclusiva para El Diario cuál ha sido su experiencia. Debido a la semana de flexibilización parcial en el estado Miranda, indicó que están permitiendo que las personas compren en el Mercado Municipal de Charallave, independientemente del terminal de la cédula.

Santaella agregó que aunque en los comercios adyacentes tienen en la entrada el cartel del esquema de compras por número de cédula, obligatorio en todos los locales comerciales, en su mayoría no respetan la medida desde que se decretó.

Flexibilización en Miranda

Desde que inició la etapa de flexibilización en el país el 1° de junio y con el nuevo esquema de 7 + 7, el estado Miranda ha permanecido en cuarentena radical por ser una de las entidades que ha registrado más casos de covid-19.

Sin embargo, desde el lunes 10 de agosto, la entidad se incorporó en el nuevo sistema de flexibilización de dos niveles, junto a Distrito Capital, Zulia, Vargas, Sucre, Bolívar y Táchira, estados que forman parte del nivel 1.

La comunicadora social Jackelin Díaz, quien también reside en Matalinda, indicó para El Diario que en Charallave existen solo dos grandes supermercados (Unicasa y Superlider), y son los únicos que están respetando el esquema de compras por el terminal de cédula.

Señaló que en el Mercado Municipal no se está acatando esa normativa. Diaz detalló que allí trabajan de miércoles a domingos. Días en los que las personas pueden realizar sus compras sin tomar en cuenta el terminal de su documento de identidad.

Díaz relató que el lunes salió para realizarse unos exámenes de salud y se percató de que todos los establecimientos estaban llenos de gente. Las colas en las entidades bancarias también eran largas y no se respetaba el distanciamiento social, al igual que en el terminal. “Solo hay orden en los dos supermercados”, precisó.

Foto: Katty Ávila

La periodista Irelis Durand, residenciada en el Municipio Carrizal de los Altos Mirandinos, señaló para El Diario que luego de que la medida se decretó, salió a realizar sus compras el jueves 30 de julio. El día que le corresponde por su terminal de cédula. Sin embargo, al entrar a un supermercado no le pidieron el documento de identidad.

Luego entró en otro establecimiento más pequeño que tenía el cartel con los números de cédulas y allí sí le pidieron que mostrara su identificación. Esto para corroborar que era su día de compra.

La segunda semana, Durand salió también el día jueves y notó que la medida no se estaba cumpliendo. No pedían el documento de identificación, incluso comentó que familiares salen a comprar en días que no les corresponden sin ningún problema. 

Durand comentó que este 12 de agosto visitó el centro comercial de su zona y notó todos los locales abiertos. Incluso los establecimientos que no están permitidos en la flexibilización parcial, como tiendas de calzado y de artículos para el hogar.

“No solo no se cumple con el sistema de número de cédula, sino que tampoco se cumple el esquema del nivel I de flexibilización”, aseguró.

La Gaceta Oficial señala que el incumplimiento de las medidas acarreará las multas y sanciones establecidas en la ley. Sin embargo, Durand detalló que no hay ningún funcionario o autoridad que esté en la zona monitoreando que se respete el esquema implementado por la gobernación del estado.

Aunque el esquema de compras por terminal de número de cédula tiene una vigencia de 30 días y podría ser prorrogado. Esto en caso de que lo recomienden las autoridades competentes en materia de salud. Sin embargo, su cumplimiento hasta ahora no ha parecido ser eficiente. Sin el seguimiento de esta medida no disminuirán las aglomeraciones, y por tanto, puede registrarse una propagación mayor de contagios.

Noticias relacionadas