• Lavarse las manos es una de las prácticas más sencillas y efectivas para mantener la higiene

Las manos cargan con casi todos los gérmenes que terminan generando enfermedades respiratorias e infecciones en los ojos; por ello el lavado adecuado de las manos es esencial para la salud y no solo en tiempos de covid-19, también en la vida cotidiana.

Cada 15 de octubre, desde 2008 y por iniciativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos, como una medida de concientizar a las personas sobre la necesidad de llevar a cabo esta práctica diariamente. 

La importancia del lavado de las manos para eliminar las bacterias surgió en 1847, cuando el doctor húngaro Ignaz Semmelweis ideó un sistema para reducir la mortalidad en salas de maternidad. La idea de Semmelweis consistía en una cuenca que contenía una solución de cal clorada. Con solo pedirle a las mujeres que se lavaran las manos, logró que se redujera en 18.3% la tasa de mortalidad en los alrededores del Hospital General de Viena. 

blank
Foto cortesía

Semmelweis fue el primer médico cirujano que aconsejó lavar las manos durante 20 segundos: tallar enérgicamente las palmas, dorso, muñecas y entre los dedos de las manos. Al finalizar este proceso es importante usar abundante agua para quitar el jabón.

Beneficios del lavado frecuente de manos 

  • Evita infecciones respiratorias y resfriados 
  • Elimina bacterias que ocasionan la diarrea 
  • Reduce el absentismo debido a enfermedad gastrointestinales
  • Previene contagio de infecciones por ojos, nariz y boca

¿Cómo evitar dañar las manos por el lavado excesivo? 

El uso excesivo del jabón o de otros productos, contrario a lo que se piense, puede generar efectos adversos en la piel. La dermatóloga venezolana Rosanelly Roye explicó previamente para El Diario que es importante el lavado frecuente de las manos, dicha acción debe realizarse con agua y jabón durante 20 o 30 segundos. 

blank
Foto cortesía

Sin embargo, agregó que el uso frecuente del jabón, sobre todo si es alcalino y con olor -de los que abundan en el mercado venezolano- genera daños en la piel, ya que estos productos en específico eliminan la barrera cutánea que posee cada parte del cuerpo. 

Por ello la dermatóloga recomienda evitar usar productos alcalinos, en su lugar utilizar jabones neutros o que contengan un pH parecido al de la piel (4.7). Retirar el producto limpiador con abundante agua y secar bien las manos, con suavidad. Por último y muy importante aplicar crema hidratante luego de lavarse las manos ya que la crema ayuda a mantener la integridad de la piel y evita que se produzcan daños. 

Noticias relacionadas