• El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) presentó su informe anual en donde visibilizan que durante el 2020 se registraron 11.891 fallecidos por causas violentas. Foto: AFP

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) presentó por décimo año consecutivo, desde 2011, su Informe Anual de Violencia, gracias al esfuerzo de varias universidades nacionales, así lo destacó Adrián González, coordinador del OVV en el estado Guárico. 

En el informe divulgado este martes 29 de diciembre el Observatorio indicó que durante el 2020 se registraron 11.891 fallecidos por causas violentas. Eso se traduce en una tasa de 45,6 muertes de este tipo por cada 100.000 habitantes.

“Este año 2020, Venezuela ha sido azotada por dos epidemias: el covid-19 y la violencia. La violencia resultó 11 veces más letal que el covid-19”, explicó el profesor Roberto Briceño León, director del OVV.

Briceño León especificó que 91% de las víctimas fueron hombres, 68% tenían entre 18 y 40 años de edad y 99% tenían nacionalidad venezolana. Además, indicó que se incrementó el uso de armas blancas y disminuyeron las muertes por armas de fuego.

Violencia. OVV
Foto: Archivo

Venezuela, el país con mayor número de muertes violentas en Latinoamérica

“En medio de dos epidemias (covid-19 y la violencia), Venezuela se mantiene en el año 2020 como uno de los países con mayor número de muertes violentas en la región y en el mundo”, se lee en el informe.

El OVV precisó que la tasa de muertes está muy por encima de cualquiera de los otros países considerados violentos en América Latina. Agrega que este número es el resultado de los tres tipos de muertes violentas que consideran que son los componentes de la violencia letal en la sociedad.

  • 4.153 homicidios cometidos por delincuentes, lo que significa una tasa de 15,9 víctimas por cada 100.000 habitantes. 
  • 4.231 muertes catalogadas por las autoridades como resistencia a la autoridad, las cuales fueron homicidios perpetrados por los cuerpos de seguridad del Estado, por un uso excesivo de la fuerza o mediante ejecuciones extrajudiciales, con una tasa de 16,2 víctimas por cada 100.000 habitantes.
  • 3.507 muertes de intencionalidad indeterminada, registradas oficialmente como  averiguaciones de muerte, y que consideran son homicidios que permanecen sin aclarar y muchas veces sin investigar. La tasa estimada es de 13,4 víctimas por cada 100.000 habitantes.
Informe OVV

Violencia policial

“Queremos destacar la epidemia de violencia policial cuyo aumento es sostenido desde el año 2016. En la mitad de las entidades federales del país, la letalidad policial fue mayor que la delincuencial”, resaltó Briceño León.

Puntualizó que la destrucción de la actividad económica en el país y la dolarización ha llevado a la delincuencia hacia aquellos nichos en donde lograron sobrevivir. Indicó que en algunos estados de Venezuela existe cooperación entre las bandas armadas y los organismos del Estado.

En el informe del OVV se resalta que desde el año 2016 hubo un aumento sostenido de la letalidad policial en relación a las muertes provocadas por los delincuentes. Señalan que en los registros de los últimos años pudieron visibilizar que cada año existen más víctimas por haberse resistido a la autoridad que los homicidios de cualquier otro tipo. 

  • En el año 2016, por cada 100 homicidios hubo 28 personas que fallecieron en las actuaciones policiales que calificaron como muertes por haberse “resistido a la autoridad”. 
  • Durante el año 2017, fueron 34 por cada 100 homicidios.
  • En el año 2018, de 100 homicidios 72 fueron por actuaciones policiales.
  • Mientras, en el año 2019, fueron 88 por cada 100.
  • En 2020, por primera vez, fueron más los muertos por los policías que por los delincuentes, se registraron 101 por cada 100 homicidios delincuenciales.
La letalidad policial se ha extendido por todo el país, parece ser la única política de seguridad que se ha estado implementando. En doce estados del país la policía mató más que los delincuentes. Es decir, en la mitad de entidades federales la letalidad policial fue superior a la letalidad delincuencial”, indicó el Observatorio.

Especificó que en 18 municipios del país no hubo homicidios cometidos por delincuentes, pero sí víctimas de la violencia policial. Entre los que están: el municipio Roscio del estado Bolívar, en Guanare, en el municipio Simón Bolívar de Miranda, en los municipios San Francisco y Maracaibo del Zulia, en Barinas, en el municipio Iribarren y en Barquisimeto, en el estado Lara. 

El OVV precisó que 90% de las víctimas de la resistencia a la autoridad tenía entre 18 y 40 años de edad y que las autoridades afirman que 66% de ellas tenían prontuario policial y en su totalidad eran venezolanos.

“De los 4.231 víctimas de la letalidad policial, 82 tenían entre 12 y 17 años, y hubo tres niños menores de 11 años que supuestamente murieron por haberse resistido a la autoridad”, agregó el Observatorio.

Detallaron que los cuerpos policiales que participaron en estas acciones se han ido diversificando y son los siguientes:

  •  Policía Nacional Bolivariana (PNB).
  • El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Junto a la PNB tienen el peso de la mitad de la cifra de homicidios.
  • Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). En el caso de la PNB, 82% de las víctimas las ocasionó este comando.
  • Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El 12% de las víctimas se debieron a funcionarios de esta fuerza del Estado.
  • Policías estadales.

“Es por esto que en 15 entidades federales las muertes por resistencia a la autoridad tuvieron una condición de epidemia. Los fallecidos por este motivo han sido cuatro veces más que los que mató el covid-19 en el año 2020”, añadió el OVV.

OVV. Informe

Los estados más violentos

Aunque las 24 entidades federales de la República están en situación de epidemia de violencia, el OVV resalta los principales estados en donde se han cometido el mayor número de muertes violentas.

“Las cinco entidades federales con la mayor tasa de violencia en 2020 se han mantenido casi iguales en los últimos años”, especificó el Observatorio.

Los cinco estados con la tasa de violencia más alta son: Miranda (70,7), Distrito Capital (56,2), Aragua (60,5), Bolívar (62) y Sucre (61,3).

Las primeras tres entidades pertenecientes al eje centro norte costero del país han sido el núcleo tradicional de la violencia en el país. Las dos últimas son territorios en donde se ha concentrado la actividad del crimen organizado dedicado al tráfico de drogas, minerales preciosos y personas.

Los otros estados siguientes tienen tasas entre 40 y 50 muertes por cada 100.000 habitantes:  Zulia (47,5), Monagas (49,3), Guárico (48,5), Delta Amacuro (48,1), Portuguesa (47,5), Yaracuy (45,5).

El profesor Roberto Briceño León indicó que existe una disminución de la violencia en Aragua y un aumento en Sucre, Portuguesa y Yaracuy. Esto debido a que hay un movimiento de la criminalidad hacia las actividades económicas que permanecen con dinamismo, como la producción agrícola.

“Amazonas es el estado menos violento del país. 10 estados superan la tasa nacional de muertes violentas”, precisó la profesora Raima Rujano, coordinadora del OVV Zulia.

Añadió que los principales ascensos entre las tasas de 2019 y 2020 se observaron en los estados Portuguesa, Yaracuy, Apure, Monagas y Sucre. Los principales descensos fueron Amazonas, Vargas, Trujillo y Falcón.

Meses más violentos

El profesor Roberto Briceño León indicó que hubo dos meses que fueron los más violentos: enero, por causa de la delincuencia, y mayo, por resistencia a la autoridad.

En el informe se especifica que aunque enero y mayo fueron los meses más violentos del año 2020 las razones fueron distintas.

“En enero, la alta mortalidad se tuvo en los homicidios cometidos por delincuentes; mientras que en mayo el pico se debió a las muertes catalogadas como resistencia a la autoridad”, detalló el observatorio.

Datos de la OVV

Conflictos y violencia en las familias

La profesora Gloria Perdomo, coordinadora nacional del OVV, explicó que  se han incrementado notoriamente las situaciones de conflicto familiar. Las mismas se manifiestan en delitos de trato cruel y maltrato contra niños, niñas y adolescentes. 

“El Estado abandonó sus obligaciones. Ha habido situaciones de muerte de niños y adultos mayores. Hay un incremento de casos violencia sexual y basada en género respecto a 2019 en todas las regiones del país. Esto se duplicó en los meses de las medidas de confinamiento», especificó Perdomo durante la presentación del informe.

El OVV detalla en el informe que durante 2020 en Venezuela, las manifestaciones de la violencia contra niños, niñas y adolescentes ha provocado muertes de menores. Lo que catalogaron como  inadmisibles e injustificables. 

Sostienen que son muertes y daños que el Estado no contabiliza. Por lo que son hechos que ocurren ante “la indiferencia, ignorancia, la inacción o más propiamente, la parálisis de los organismos y servicios públicos que tienen la obligación de identificar y proteger  a la población vulnerable”.

Durante los distintos meses del año, pero en especial, durante el período de confinamiento por covid-19, se acentuó el trato cruel y el maltrato en las familias”, manifestó el observatorio.

Femicidios y violencia sexual

El OVV destacó en su informe que otra tendencia observada por todos los Observatorios Regionales de Violencia es el incremento de casos de violencia sexual y basada en género en todas las entidades del país.  

“Durante las medidas de control sanitario y en el confinamiento en los hogares se hizo evidente el incremento de femicidios por parte de parejas o exconvivientes. La violencia sexual tuvo como víctimas a niñas, adolescentes y mujeres. Pero también a niños y jóvenes con discapacidad, teniendo predominantemente como agresores a padrastros, tíos, padres, abuelos y hermanos”, subrayó el observatorio.

Perdomo agregó que hubo un incremento de los delitos de explotación sexual comercial. Además de modalidades novedosas como las transacciones sexuales negociadas en donde madres reciben pagos por el abuso y explotación de sus hijas.

Sin embargo, el OVV recalcó que en varias ciudades del país, se pudo observar la actuación de algunos cuerpos policiales, quienes han logrado la identificación y captura de los autores de este tipo de agresiones, presentándolos ante la justicia penal para la sanción de estos hechos.

El Observatorio Venezolano de Violencia resaltó que frente a los hechos expuestos en el informe, es importante especificar que lo que ocurre en Venezuela es el resultado de decisiones equivocadas de personas. Aunado a las acciones y graves omisiones de otras. 

Noticias relacionadas