• La renovación de una política criticada por las empresas deja a la Administración entrante de Biden con otro dilema de inmigración. Foto: Patrick Semansky

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota Trump Administration Extends Ban on H-1B and Other Work Visas, Green Cardsoriginal de The Wall Street Journal.

La Casa Blanca extendió la prohibición a los inmigrantes que ingresan a Estados Unidos con visas de trabajo y tarjetas de residencia hasta fines de marzo, estableciendo otra decisión de política de inmigración para que la Administración entrante de Biden se enfrente.

El presidente Trump emitió prohibiciones en abril y en junio en nombre de proteger a los trabajadores estadounidenses de la competencia extranjera, justo cuando los cierres debido a la pandemia de coronavirus estaban golpeando la economía. La prohibición , que debía expirar el jueves, se aplica a los inmigrantes que llegan a Estados Unidos con visas H-1B y varias otras visas basadas en el empleo, junto con las personas que vienen con tarjetas verdes para trabajar o reunirse con su familia.

Por lo general, se aplica a las tarjetas verdes emitidas después de abril y algunas visas de trabajo emitidas después de junio, aunque hay excepciones, como para los cónyuges de ciudadanos estadounidenses.

La prohibición de las visas de trabajo, en particular, fue duramente criticada por Silicon Valley y otros que dijeron que dependen de las visas para llevar empleados a industrias que van desde tecnología y consultoría hasta paisajismo y complejos turísticos de temporada.

En octubre, la Cámara de Comercio de EE UU, que representa una amplia muestra representativa de estas industrias, obtuvo una orden judicial parcial sobre la prohibición de visas en los tribunales, lo que permitió a sus empresas miembro reanudar la contratación de empleados extranjeros. No se sabe cómo afectará la extensión de la prohibición a la orden judicial.

El equipo de transición del presidente electo Joe Biden se ha negado a responder preguntas sobre cómo manejaría la prohibición.

Por un lado, Biden ha dicho que levantaría algunas prohibiciones de inmigración, incluida una que cubre a inmigrantes de varias naciones africanas y de mayoría musulmana. Pero también ha puesto énfasis en controlar la pandemia de covid-19 , y su equipo ha expresado su renuencia a reducir rápidamente otras políticas de Trump por temor a que hacerlo no sea seguro.

Los asesores de Biden, por ejemplo, dijeron la semana pasada que reabrirían la frontera sur lentamente a los solicitantes de asilo varados en México para permitir medidas de distanciamiento social en los puertos de entrada. En marzo, el gobierno cerró la frontera sur a los viajes no esenciales y promulgó una política de expulsión de cualquier migrante que cruzara la frontera ilegalmente o pidiera asilo.

Traducido por Oswaldo González

Noticias relacionadas