• Los extranjeros con estatus legal en el país austral han podido recibir la dosis contra el covid-19. Dos migrantes que fueron vacunadas relataron para El Diario cómo fue el proceso

Con un sinfín de expectativas, ciudadanos de diversos países comenzaron a recibir a finales de 2020 las vacunas contra el covid-19. En Chile la campaña inició el 24 de diciembre, priorizando a los trabajadores de la salud que se encontraban en las Unidades de Pacientes Críticos (UPC), para luego, a principios de febrero de 2021, proceder a inmunizar a personas mayores de 65 años, funcionarios públicos esenciales y demás grupos fundamentales en el país (docentes, trabajadores de residencias de personas mayores y pacientes crónicos), en los que se incluyen a migrantes regulares. 

¿Qué extranjeros se pueden colocar la vacuna?

El ministro de la Salud de Chile, Enrique Paris, aclaró en una alocución que los extranjeros que se encuentren en el país en calidad de turistas no podrán colocarse la vacuna. En ese sentido, explicó que los extranjeros que sí podrán obtener el beneficio son quienes ya poseen una residencia en Chile (visa temporaria, visa de permanencia definitiva, visa temporaria en trámite o permanencia definitiva en trámite).

Para poder ser vacunados, solo deben presentar su cédula de identidad chilena o pasaporte (esto último para quienes se encuentran tramitando su documentación para estar legal en el país).

La venezolana Omaira Rodríguez, de 65 años de edad, pertenece a ese grupo de extranjeros que tuvo la oportunidad de vacunarse en el proceso de inoculación planificado por el Ministerio de Salud (Minsal). 

En compañía de su hija y yerno fue inmunizada con su primera dosis, el 19 de febrero, en el Centro Deportivo el Aguilucho. Uno de los puntos de vacunación habilitado por la Municipalidad de Providencia, comuna (municipio) de Santiago. Allí le aplicaron la vacuna de origen Chino, Coronavac, del laboratorio Sinovac Life Sciences.

venezolanos vacunados
Foto: Cortesía

“La atención de los funcionarios de la Municipalidad de Providencia y el Ministerio de Salud fue excelente. En todo momento se ocuparon de preguntar y explicarme el proceso de vacunación y del tipo de vacuna que me tocó”, relató en exclusiva para El Diario.

Rodríguez por su edad cumplía, para esa fecha, el rango establecido mediante calendarios, difundidos por el Minsal en las diferentes plataformas y redes sociales.

Sin embargo, es paciente monorrenal, pues cuando residía en Venezuela se le debió extraer uno de sus riñones, lo que la convierte en un paciente de “alta peligrosidad”. Sumado a ello, durante la pandemia fue diagnosticada con hipertensión, que en el país austral es considerada como enfermedad crónica, lo que hacía urgente la necesidad de vacunarla.

Proceso rápido y grato

En un promedio de 30 minutos Rodríguez, quien pronto cumplirá cuatro años en el país sureño, salió del centro de vacunación, en donde le explicaron cómo sería el proceso y qué vacuna le aplicarían. Luego de recibir la dosis, debió esperar unos minutos en un área de observación, habilitada por los trabajadores de la salud, con el fin de descartar cualquier síntoma adverso.

“La experiencia fue realmente grata (…) Llegué a las 8:15 am, nos informaron que el proceso comenzaba a las 9:00 am y faltando cinco minutos nos hicieron pasar”, expresó. 

Venezolanos vacunados
Foto: Cortesía

Destacó el trato de los trabajadores de la salud que se encargaron de su proceso.

“Los jóvenes del Ministerio de Educación como el de la Municipalidad de Providencia fueron muy buenos. Fueron respetuosos y atentos”, dijo. 

El temor es seguir con el virus

Mediante las redes sociales internautas especulan en relación a la efectividad de las vacunas. Lo que generó temor en algunas personas que se cuestionan sobre si es o no pertinente colocarse la vacuna. 

Flexibilización de medidas tras jornadas de vacunación

A partir de este 25 de febrero el gobierno de Chile atrasó el toque de queda, que se implementó desde el inicio de la pandemia. La medida iniciará a las 11:00 pm y finalizará a las 5:00 am.

Así mismo, las autoridades informaron que los gimnasios podrán abrir en las comunas que estén en fase de transición (paso 2).

Anteriormente solo podían abrir en fase de preparación (paso 3).

En ese sentido, Rodríguez aseguró que su único miedo era seguir lidiando con la propagación del virus en las calles que ha generado una crisis mundial. Tanto en el área de la salud, como en la economía.

“Creo que el temor real es seguir con este virus en las calles, propagándose. Enfermando y matando personas. Haciendo que las familias pongan en riesgo los hogares por la crisis económica y cese de empleos que ha producido”, mencionó. 

Destacó que junto a su familia se estuvieron documentando sobre las vacunas que fueron adquiridas por el gobierno de Sebastián Piñera. Lo que catalogó como un privilegio. 

“¿Cómo no me iba a vacunar? Somos privilegiados -gracias a Dios- con el acceso que tenemos a esta vacuna (…) Me la coloqué con fe y esperando que esta vacuna pueda aplacar este coronavirus que nos llenó de miedo durante tanto tiempo”, dijo. 

Síntomas adversos

En los estudios realizados a las vacunas adquiridas por Chile, la Coronavac es la que menos ha presentado síntomas adversos. El más común y el que experimentó Rodríguez fue dolor en el área en donde recibió la inyección. 

Por lo que pude investigar, (la Coronavac) es la que menos efectos adversos produce para mi edad. Yo solamente tuve la molestia normal en el brazo de una vacuna. Aparte de eso, más nada Gracias a Dios”, aseguró, quien el próximo 19 de marzo deberá colocarse su segunda dosis recomendada.

Rodríguez aseveró para El Diario que “jamás” pensó en vivir una situación similar en Venezuela, ni fuera de ella. 

“La única pandemia que he vivido en mi vida fue el desastre y tragedia llamada revolución bolivariana que comenzó Chávez y siguió Maduro”, manifestó.

Experiencia similar

Una experiencia similar a la de Rodríguez es la que vivió, la también venezolana, Lilían Gracía Poleo, de 66 años de edad, quien tras recibir la vacuna Coronavac, presentó dolor en el área de la inyección. Pero en su caso, también experimentó mareos que fueron cediendo minutos después.

Su proceso lo realizó en la Universidad Mayor, ubicada en Manuel Montt, municipio Providencia, en Santiago. 

A diferencia de su compatriota, Lilian sí llegó a dudar en vacunarse debido a los comentarios que difundieron algunas personas mediante redes sociales. “Me convencí que (vacunarnos) era lo mejor para todos”, confesó.

Chile, referencia en la vacunación contra el covid-19

Chile fue uno de los países cuestionados por la manera en la que el gobierno de Sebastián Piñera abordó la pandemia en sus inicios. Pero con el proceso de vacunación y gracias a la planificación creada por el Ministerio de Salud, el país es aplaudido en el mundo por la velocidad con la que ha logrado vacunar a su población.

Método de vacunación novedoso

Uno de los métodos que ha implementado Chile es la vacunación dentro de los automóviles. Procesos que también se había aplicado para las tomas de PCR.

En entrevista para EFE, una funcionaria pública consideró que con este proceso las personas no temen en resultar contagiada debido a que no existe acercamiento entre un paciente y otro.

La agencia de noticias mencionó que en el Estadio Nacional, al sur de Santiago, se estaría aplicando esta modalidad.

Para este miércoles 24  de febrero, en el país austral se han vacunado más de 3.068.220 personas, esto de acuerdo con la página oficial del Ministerio de la Salud. 

Según los datos del registro Our World in Data, de la Universidad de Oxford (publicados hasta el 21 de febrero), de 15.66 personas vacunadas por cada 100, Chile tiene la quinta tasa de vacunación per cápita más alta del mundo, esto después de Israel (87.06), Emiratos Árabes Unidos (56.19), Reino Unido (26.30) y Estados Unidos (19.39).

El gobierno chileno tomó la decisión de adquirir cualquier vacuna para inmunizar a más de 90% de la población, por lo que gestionó la compra de 35,7 millones de dosis. 

El ministro Paris indicó que el país recibiría 10 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech; 10 millones de la Sinovac, además, llegaron  a un acuerdo con Covax, Johnson & Johnson y AstraZeneca con el fin de alcanzar los 35,7 millones de dosis estimadas.

El reto: vacunar a 15 millones de personas en seis meses. Cecilia Morales, directiva del hospital de la Universidad de Chile, aseguró para France 24 que el objetivo de vacunar a 15 millones de personas con dos dosis, durante los primeros seis meses del años, se lograría si se mantiene el ritmo que se lleva hasta el momento.

Agradecimiento 

En referencia a la labor de Chile con el proceso de vacunación, Lilian García aplaudió al gobierno por su trabajo y resaltó su admiración por la forma en que fue abordado el proceso por el bien de la población.

“La forma de hacer la vacunación me parece la más acertada, por orden decreciente de edad. (Después de vacunarme) me siento un poco más segura al salir a la calle, claro sin descuidar las medidas de prevención”, agregó. 

García aprovechó para incentivar a las demás personas a colocarse las vacunas para lograr entre todos frenar la pandemia que sigue cobrando vidas en todo el mundo.

Noticias relacionadas