• La Ópera de París reconoce la trayectoria y talento de Gustavo Dudamel, por lo que le confiará sus riendas desde agosto de 2021, reemplazando al director musical actual, Philippe Jordan. Sin embargo, Dudamel ya había dirigido la orquesta en una ocasión durante el año 2017. Foto: EFE / Andreu Dalmau / Archivo

El reconocido músico venezolano Gustavo Dudamel será el nuevo director musical de la Ópera de París. Así lo anunció este viernes 16 de abril la institución.  A partir de agosto de 2021 el artista determinará el enfoque de la institución y llevará la batuta por un periodo de seis años.

Dudamel reemplazará al director musical suizo Philippe Jordan. En paralelo, se mantendrá al frente de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles –en la que se encuentra desde 2009 y cuyo contrato vence en 2026–.

Durante una rueda de prensa por Zoom en el Palacio Garnier, templo histórico de la ópera parisina, Dudamel se pronunció sobre la nueva decisión. ”Estoy muy conmovido y agradecido por estar hoy aquí en esta magnífica casa”, dijo.

No es la primera vez.

Gustavo Dudamel ya había dirigido antes la orquesta de la Ópera de París para ”La Bohème” de Puccini en 2017. En la última rueda de prensa recordó esa ocasión y consideró que ”No fue hasta que me hallé al frente de esa ópera que hallé mi hogar espiritual”.

Quizás el reto de este nuevo compromiso sea más complejo que los anteriores debido a que Dudamel se ha hecho su nombre dirigiendo principalmente orquestas sinfónicas, mientras que la de París es lírica. 

Debemos explorarlo todo en una casa de una gran tradición como la Ópera. Creo que hay espacio, intención de poder explorarlo todo, desde el principio del repertorio hasta lo más moderno. (…) Es un reto fascinante todo esto y lo enfrento con optimismo y felicidad. Estoy ansioso de asumir el puesto”, adelantó el director musical.

Aparte de dirigir en París y Los Ángeles, el músico aseguró que mantendrá sus colaboraciones con la orquesta Simón Bolívar en Venezuela. ”Es mi familia, el grupo con el que me desarrollé desde niño”, comentó.

En la actualidad, el venezolano de 40 años de edad es uno de los directores orquestales con mayor renombre, así como también ha ingresado en la lista de los mejores pagados de todo el mundo. La prensa estadounidense calculó su ganancia anual, la cual supera los tres millones de dólares.

Gustavo Dudamel y su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood | Foto: Cortesía.

Premios y logros de Gustavo Dudamel

El reconocimiento más reciente del director barquisimetano lo obtuvo el pasado 14 de marzo durante la celebración de los Premios Grammy 2021 –de manera virtual debido a las restricciones por la pandemia–. Allí obtuvo la Mejor Interpretación Orquestal junto a la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, gracias a su Charles Ives – Complete Symphonies en el Walt Disney Concert Hall.

Aunque su primer Grammy fue en 2012, cuando ganó, igualmente, la Mejor Interpretación Orquestal con la misma Filarmónica. En esa oportunidad presentaron la Sinfonía No. 4 (de Johannes Brahms). En 2020 consiguió el mismo premio por su presentación Sustain (de Andrew Norman).

  • En 2004 se hizo con el primer lugar de la primera competición de dirección Gustav Mahler, en Alemania. Esta proeza le dio la oportunidad de ingresar a la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo, Suecia.
  • Durante ese mismo año, 2004, lanzó un LP de la Sinfonía No. 3 de (Felix Mendelssohn) con la Orquesta Filarmónica de Viena. Donaron todos los ingresos para comprar instrumentos destinados a los músicos jóvenes del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles, Venezuela.
  • Para 2007 fue condecorado con la Orden Francisco de Miranda en su Primera Clase, Venezuela.
  • La Orquesta Juvenil Simón Bolívar, bajo la dirección de Dudamel, fue condecorada con el Premio Príncipe de Asturias en las Artes –otorgado una vez al año en España– en 2008.
  • En ese mismo año, Dudamel y su maestro, el también venezolano José Antonio Abreu, fueron galardonados con el Premio Q, por los proyectos y actividades que realizaron en favor de los niños venezolanos.
  • Fue nombrado Chevalier dans l’ordre des Arts et des Lettres (Caballero de la Orden de las Artes y las Letras) en 2009. Año en el que también recibió un título honorario de la Universidad Centro-occidental Lisandro Alvarado. Y en 2010 la Universidad del Zulia le confirió igualmente este título.
  • En 2011 se estrenó el documental Que los Niños Jueguen, en donde participa Gustavo Dudamel. La cinta llegó a reproducirse en más de 500 cines de Estados Unidos.
  • También en 2011 fue nombrado Artista del Año Gramophone y admitido en la Real Academia Sueca de Música por sus “eminentes méritos en el arte musical”.
  • Recibió el Premio Americas Society al Logro Cultural en 2016 por sus realizaciones artísticas y humanitarias.
  • Igualmente en 2016 dirigió la Orquesta Juvenil de Los Ángeles (YOLA) en la presentación del destacado evento Super Bowl –celebración anual del partido decisivo del campeonato de fútbol americano en Estados Unidos–.
  • En el año 2019 colocaron una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood con su nombre. Esto, producto de su décimo aniversario como director musical y artístico de la Filarmónica de Los Ángeles y la celebración del centenario de la misma orquesta.

Hay quienes lo catalogan «el hombre que rejuvenece la música clásica».

Algunos de sus importantes presentaciones son el primer concierto como director de la Filarmónica de Los Ángeles (2009), el concierto de gala de Año Nuevo de 2011 con la Filarmónica de Berlín y el concierto de cumpleaños para el Papa Benedicto XVI con la Sinfónica de la Radio de Stuttgart (2007).

El nacimiento y desarrollo de una estrella musical

Con el nombre de Gustavo Adolfo Dudamel Ramírez, nació el 26 de enero de 1981 en Barquisimeto, estado Lara. Comenzó en el sendero de la música por medio de la guía y dedicación de su padre, Óscar Dudamel.

A la edad de 4 años ingresó al Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela; allí estudió composición musical y violín. Continuó su formación en el Conservatorio Jacinto Lara y en la Academia Latinoamericana de Violín.

Padres de Gustavo Dudamel.

Ambas figuras paternas del director orquestal internacional eran músicos. Óscar Dudamel, su padre, tocaba el trombón en una banda de salsa; por otra parte, Solange Ramírez, su madre, daba clases de canto.

Luego, a mediados de los años 90, Dudamel  dio sus primeros pasos en lo que hoy en día es su profesión: dirección orquestal. Para entonces estuvo bajo las enseñanzas de Rodolfo Saglimbeni, quien no tardó en nombrarlo director musical de la Orquesta Amadeus.

Enseñanza de Abreu a Dudamel: Cada oportunidad para hacer música es una ocasión para mejorar el mundo.

Más adelante, con algo de experiencia pero aún en proceso de aprendizaje, el maestro José Antonio Abreu –fundador del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela– pasó a ser su mentor.

En 1999 iniciaron las grandes hazañas de Dudamel tras ser designado director musical de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar. y de la Orquesta Sinfónica Nacional de la Juventud de Venezuela.

Gustavo Dudamel dirigiendo | Foto: Mathew Imaging / WireImage

Algunos años después, en 2005, firmó un contrato que lo identificó como artista exclusivo de Deutsche Grammophon. Con esta compañía ha grabado varias piezas en las que destacan la Sinfonía de los Mil y las N° 5, 7 y 9 (todas de Gustav Mahler), y el Gospel According to the Other Mary (de John Adams).

Deutsche Grammophon.

Sello discográfico alemán especializado en música clásica. Actualmente pertenece a Universal Music Group.

Una leyenda puede nacer de una broma divertida

Entre los 11 y 12 años de edad, Gustavo Dudamel solía ordenar sus muñecos de manera que pareciera que estuvieran en una orquesta, luego ponía a reproducir discos de música clásica y simulaba que los dirigía. Para ese momento estudiaba en su ciudad natal y veía clases de música en el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

Un día cualquiera, su profesor de orquesta no pudo asistir a la clase. Esto motivó a Dudamel a levantarse de su asiento y subirse al podio del director para fingir que dirigía el ensayo. Esto causó mucha gracia en sus compañeros, quienes reían y hacían comentarios al respecto. Sin embargo, en un momento el ambiente de la sala se tornó diferente, había algo extraño y complejo de explicar.

Cuando lo vi entendí que estaba frente a alguien completamente poseído por la música. De cierto modo, le pertenece más a la música que a sí mismo”. -Alberto Arvelo, director venezolano.

El joven Dudamel pidió a sus compañeros que tocaran una pieza y dejando paulatinamente las risas, le siguieron la corriente. Sin darse cuenta al instante, el futuro director internacional realmente estaba dirigiendo a sus compañeros y lo hacía de una forma orgánica, natural.

A partir de ese día comenzó a replantearse ideas y a tomarse cada vez más en serio el sueño de dirigir orquestas.

Desde esa epifanía hasta entonces, Dudamel ha labrado un sendero de esfuerzo y constancia que con el pasar de los años ha resultado en una gran cosecha de éxitos. Su legado ha traspasado fronteras y recibido el reconocimiento y congratulación de multitud de países junto con organismos de renombre. Sin embargo, todo esto no le ha despojado de sus raíces y se puede apreciar en sus presentaciones donde luce orgulloso su chamarra de Venezuela.  

Noticias relacionadas