• La legislación es contraria a lo establecido por la ONU que resalta la responsabilidad de los Estados de prohibir cualquier acto discriminatorio contra personas con orientaciones e identidad de género diversas. Foto principal: AFP

Hungría aprobó una polémica ley que prohíbe la difusión de contenido que haga referencia a la homosexualidad o reasignación de sexo en los colegios. También en programas de televisión dirigido a menores de 18 años de edad. 

La ley contó con 157 votos a favor y uno en contra en el Parlamento. La propuesta recibió apoyo amplio del partido del primer ministro, Viktor Orban. El lunes 14 de junio, miles de personas salieron a las calles de Budapest para protestar contra esa política. Alegando que vulnera el derecho a la diversidad sexual y de género. 

Protesta para apoyar a la comunidad LGBTIQ+
Personas protestan frente al Parlamento húngaro | Foto:   Szilard Koszticsak/MTVA –

Esta legislación no permitirá la transmisión de los programas educativos o los anuncios de compañías que expresen su solidaridad a la comunidad LGTBIQ+ en el país.

La decisión, aprobada el martes 15 de junio, llamó la atención del Parlamento Europeo. Pues en marzo de este año declaró a la Unión Europea como una zona de libertad para las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diferentes. 

El eurodiputado Rasmus Andresen aseguró que se trata de una decisión “vergonzosa”.  «Va en contra de nuestros valores comunes y de los derechos humanos. Por esta razón, instó a la Comisión de la UE a que tome medidas y apoye a los LGBTI hungaros», añadió en Twitter.

Viktor Orban, primer ministro húngaro, en el Parlamento | Foto: DPA

Decisión contraria con postura de la ONU

Organizaciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) precisa que los actos de discriminación contra las personas homosexuales, bisexuales y transgénero constituyen una violación a sus derechos fundamentales.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos señala en su página web que “los Estados tienen la obligación legal de preservar los derechos humanos de esas personas. Este principio, acreditado en el derecho internacional de los derechos humanos, se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otros tratados internacionales conexos”. 

Precisa que los Estados deben prohibir la discriminación con motivo de orientación sexual e identidad de género. 

En el caso de la ley aprobada por Hungría, el primer ministro la ha defendido como una estrategia para supuestamente proteger a los niños de la pedofilia. Esta postura ha sido cuestionada por varias organizaciones internacionales. El Consejo de Europa ha rechazado este proyecto por considerarlo “engañoso o falso”. Amnistía Internacional también se ha mostrado en contra.

Hungría ha sido calificada como uno de los países más homófobos del continente europeo. 51% de la población húngara se mostró en desacuerdo con la afirmación de que las personas homosexuales, lesbianas o transgénero deberían tener los mismos derechos que todos los ciudadanos, según los resultados que arrojó un eurobarómetro realizado por la Comisión Europea a finales del año 2019.

La posición de Orbán ha sido calificada como una confrontación a las decisiones del Parlamento Europeo para proteger los derechos y libertades de las personas de la comunidad LGBTIQ+.

En noviembre, la Comisión Europea inició un programa dirigido a Hungría y Polonia destinado a proteger los derechos de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas. 

Miembros de la Cámara han asegurado que esta decisión legislativa es un paso más en el discurso anti-LGTBIQ+ que promueve Orben. El impulsor del programa de protección, el diputado francés Pierre Karleskind, expresó su rechazo a esta resolución. 

El Parlamento Europeo ya ha tomado medidas. ¡La Comisión debe ahora asumir sus responsabilidades, actuar e iniciar un procedimiento de infracción contra Hungría!”, reclamó, así lo reseñó El País

Esta ley se suma a otras en contra de las personas de esta comunidad como la enmienda realizada en 2020. La cual prohibe la adopción entre parejas del mismo sexo o personas solteras homosexuales. La Carta Magna establece el concepto de familia como la unión de un hombre y una mujer. También prohibieron el cambio de identidad de género en documentos personales y la difusión de textos escolares en donde se aborda la diversidad.

Noticias relacionadas