• Algunos de los mecanismos más utilizados para enviar dinero desde el exterior son Zelle, empresas especializadas y depósitos en bolívares

Las remesas se han convertido en una importante fuente de ingreso para miles de venezolanos que, gracias a familiares en el exterior pueden obtener divisas con las que hacer frente a sus gastos. Un estudio realizado por el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) en el que participaron 2.231 migrantes venezolanos residenciados en más de 14 países, reveló que estos envían remesas por un valor de 155 dólares cada 24,5 días.

Diáspora. 88,9% de los venezolanos en el exterior envían remesas a sus familiares en el país.

El informe destaca que los montos varían de forma significativa dependiendo el país de acogida de la diáspora. En este sentido, las remesas más altas fueron enviadas por aquellas personas residentes en Estados Unidos (212 dólares), Chile y España (154 y 145 respectivamente). Por su parte, los países con la tasa más baja de envío fueron Colombia y Perú con 106 y 95 dólares mensuales, es decir menos de la mitad de lo enviado por una persona en Estados Unidos.

Receptores de remesas

Un aspecto que destacan desde Cemla es que los destinatarios de los fondos son en mayor medida el cónyuge y los hijos del emigrante venezolano (178 dólares), seguidos de los hermanos y los padres (141 y 137 dólares respectivamente).

“La madre es la más señalada como receptora de las remesas, pero el monto promedio mensual que recibe (117 dólares) es significativamente menor al que obtienen otros miembros de la familia”, refiere la investigación.

Un dato llamativo que arrojó el estudio es que 50,2% de los encuestados expresó que el envío de dinero que realizan va destinado a más de un hogar. De esta forma, 31,5% de los consultados expresó que colabora con recursos para dos hogares, mientras que 11,3% y 3,9% manifiestan que envían remesas a tres y dos viviendas respectivamente.

Producto Interno Bruto

De acuerdo con datos publicados por la firma Econométrica, previo a la pandemia causada por el covid-19, en el año 2019 Venezuela recibió unos 4 millardos de dólares en remesas. Esto representó casi 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de Venezuela tal y como explica para El Diario el economista y gerente de operaciones de la firma, Alejandro Castro.

El flujo de divisas que ingresa al país producto de las remesas es sumamente importante para la economía venezolana. Este dinero tiene un gran impacto de cara a lo interno, especialmente en el área de consumo, tanto de alimentos como de cuidado personal y salud” Alejandro Castro, gerente de operaciones de Econométrica

El gerente de operaciones de Econométrica añade que es a través de las remesas que un porcentaje importante de la población ha logrado mantener en cierta medida su forma de vida, algo que sin esos fondos sería a todas luces imposible.

El informe del Cemla destaca que este flujo de divisas fue posible gracias al éxodo masivo de venezolanos provocado por la crisis en la que se encuentra inmerso el país. Cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apuntan que para 2020 el número de venezolanos en el exterior representó el 19% de la población de Venezuela.

El economista señala que durante ese año, el ingreso de remesas al país se vio afectado fuertemente por la pandemia. Producto de esta situación, el ingreso de divisas a Venezuela por esta vía se redujo cerca de 50%, ubicándose en unos 2 millardos de dólares.

Argumenta que una de las razones de esta contracción fue la paralización de la economía mundial que tuvo como consecuencia que la diáspora venezolana viera sus ingresos mermados de forma significativa.

Castro se muestra optimista de que durante 2021 el envío de remesas se estabilice y regrese a los montos registrados en 2019. Explica que esto será posible gracias a la progresiva reactivación de la economía mundial la cual a su juicio se irá acelerando a medida que avance el proceso de vacunación.

“Estamos viendo que el flujo de remesas se está aumentando con respecto al año 2020, porque en promedio los ingresos de la diáspora han aumentado. Esto le ha permitido aumentar los montos del dinero que mandan a sus familiares en el país”, indica.

Importancia de las remesas

Como parte del estudio llevado a cabo por el Cemla, los investigadores evaluaron la importancia del dinero recibido por los destinatarios a través de las remesas enviadas por sus familiares en el exterior.

Países que más envían remesas

95,4%

Chile

82,8%

Estados Unidos

75,1%

España

De esta forma encontraron que para 32,4% de los encuestados los recursos que reciben por esta vía suponen su principal fuente de ingreso. Asimismo, 48.4% expresaron que si bien este dinero no representa su principal fuente de ingreso, si lo consideran una entrada  de dinero importante.Esto representa que para 80,8% de los hogares las remesas constituyen un ingreso cuando menos importante.

“Al considerar la relevancia de las remesas en el ingreso del hogar, según el receptor de dichas transferencias, resulta que son más importantes cuando son enviadas al cónyuge o al cónyuge e hijos”, afirman los investigadores.

Añaden que cuando las remesas van dirigidas a los cónyuges e hijos en el 86,4% de los casos estas representan la principal fuente de ingresos o son muy importantes.

Otro elemento que determinó la investigación es que en el caso de aquellos hogares donde las remesas constituyen la principal fuente de ingresos, en promedio reciben un monto mayor que aquellas donde no suponen la principal vía de financiamiento.

¿Cómo envían el dinero?

El estudio realizado por el Cemla reveló también cuáles son los mecanismos que utiliza la diáspora para enviar las remesas a sus familiares, así como cuánto dinero deben destinar para ello.

En tal sentido apuntan que la vía más utilizada para efectuar el envío de dinero es mediante depósitos directos en las cuentas de ahorro en Venezuela de sus familiares en el país. La segunda opción más empleada es mediante transferencias vía Zelle las cuales suponen un 15,9% del total.

Mientras que los dos mecanismos menos utilizados son a través de familiares y amigos (15%) y mediante empresas de remesas (10,7%). Estos porcentajes se ven afectados de forma directa por el país de residencia de quien envía las remesas. 

Un ejemplo de ello es Estados Unidos donde el uso de transferencias Zelle se ubica en 35,6%, lo que representa una cifra casi tres veces mayor que en España (12%) y cuatro veces más que en Chile (7,9%).

El estudio también mostró que el costo promedio por enviar una remesa es de 10,56 dólares, monto que quienes envían el dinero a Venezuela consideran es alto.

¿Para qué se usan las remesas?

Otro foco del estudio realizado por el Cemla es el uso que se da en los hogares a los recursos recibidos por concepto de remesas. En este sentido, se descubrió que los familiares de 95% de los consultados utilizan el dinero para más de un propósito, siendo los más comunes los gastos en manutención, salud y pago de deudas.

Entre estos rubros destaca la manutención pues estuvo presente en las respuestas del 93,7% de los migrantes consultados.

“En el 93.7% de las respuestas de los migrantes que envían remesas, se hizo referencia al gasto de manutención como destino de ese ingreso, seguido por los gastos de salud que fueron mencionados en el 89.4% de las respuestas y pago de deudas con 45.2%”, indica el estudio.

Sesgo en la muestra

El economista Omar Zambrano expresó a través de su cuenta de Twitter que el informe publicado por el Cemla presenta un marcado sesgo en la muestra, lo que afecta de forma directa los resultados obtenidos.

El experto consideró que los principales errores en el trabajo de investigación fueron, en primer lugar la sobrerrepresentación de migrantes con estudios universitarios y postgrados debido a que estos representan casi 80% de los consultados.

El segundo error, a su juicio, es que también se registra una sobrerrepresentación de los migrantes consultados en Estados Unidos, España y Chile. Argumenta que según la propia investigación estos representan más de la mitad de toda la muestra analizada.

Zambrano afirma que otro aspecto que constituye un error al momento de analizar los datos es que gran parte de la información se recabó con migrantes con más de cinco años de haber abandonado el país. Por este motivo no existe una representación fiel de aquellos que han emigrado en los últimos años.

Como consecuencia de estos errores, el economista sostiene que el monto de la remesa, así como su frecuencia e incluso su destino y uso no pueden ser tomados al pie de la letra producto del sesgo con el que fue elaborada la investigación.

Pese a esto, algo que es inobjetable es que las remesas se han convertido en el salvavidas para miles de venezolanos que de otra forma no contarían con los recursos para hacer frente a los gastos mínimos como alimentación y transporte.

Noticias relacionadas