• La Conferencia Episcopal Venezolana informó que su condición es delicada y se encontraría bajo respiración asistida en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Policlínica Metropolitana. Foto: EFE

El arzobispo emérito de Caracas, Jorge Urosa Savino, se encuentra en delicado estado de salud, debido al covid-19.

Urosa Savino, de 79 años de edad, está actualmente hospitalizado en la Policlínica Metropolitana, donde ingresó el 27 de agosto luego de manifestar los síntomas del virus.

La Arquidiócesis de Caracas publicó un comunicado el domingo 12 de septiembre sobre la salud del cardenal Jorge Urosa Savino.

En el documento explican que fue trasladado a terapia intensiva tras varios días de haber registrado una evolución de la enfermedad.

Monseñor Trino Fernández, secretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, indicó para Circuito Éxitos que el arzobispo emérito actualmente recibe oxigenación asistida.

De igual forma, la Arquidiócesis hizo pública una carta que escribió Urosa Savino  justo antes de ingresar a terapia intensiva.

El religioso escribió el texto el 28 de agosto y en el expresa su deseo de recibir los santos sacramentos en caso de que su cuadro de salud se complique.

También alegó sentirse «inmensamente feliz» de haber sido sacerdote y ofreció disculpas «por las faltas que pudo haber cometido».

Muerte desmentida

Durante el lunes 6 de septiembre circuló en redes sociales el rumor de la presunta muerte del cardenal, la cual fue desmentida por la CEV en un comunicado.

“Su condición, aunque muy delicada, se mantiene estable, con la observación atenta de su evolución por parte del equipo médico que lo asiste”, señala un comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV). La nota está firmada por el obispo auxiliar de Caracas, Ricardo Aldo Barreto, y el vicario general Márquez.

La CEV pidió a la feligresía orar no solo por la salud de Urosa Savino, sino por cada uno de los pacientes de coronavirus en el mundo. “Invitamos a la comunidad arquidiocesana y a toda la población a unirnos en oración, por intercesión de María Santísima de Coromoto y del Beato Dr. José Gregorio Hernández”, solicita.

Está vacunado

En su entrevista, Márquez informó que Urosa Savino había recibido hacía tiempo la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V. Indicó que gracias a la inmunización la enfermedad no avanzó “tan drásticamente”, permitiendo mantenerlo estable.

No especificó si el arzobispo emérito recibió la segunda dosis, aunque es altamente probable que careciera del refuerzo inmunitario. Debido al exceso de demanda de vacunas con respecto a la oferta, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) redujo la exportación de fórmulas. La situación produjo desde hace meses una escasez de vacunas en diferentes países, incluida Venezuela.

Márquez aclaró que gran parte del clero venezolano ha sido vacunado y la Arquidiócesis de Caracas cumple estrictamente los protocolos de bioseguridad. Agregó que en los templos se exige el uso obligatorio del tapabocas y se realizan las misas con 30% de aforo.

Noticias relacionadas