• El padre de la cantante se hizo cargo de su vida personal y de sus finanzas en 2008. Sin embargo, recientemente pidió a un tribunal poner fin a la tutela. Foto: FilmMagic

En medio de la incertidumbre por el caso de su tutela, la cantante estadounidense Britney Spears dejó a un lado los problemas legales para anunciar su compromiso matrimonial con Sam Asghari, modelo y entrenador personal, en un video publicado en su cuenta de Instagram.

En el video, la estrella estadounidense aparece presumiendo de su anillo con una sonrisa y besa a su prometido en la mejilla. «¡No me lo puedo creer!» escribe Spears con varios emojis de anillos y un corazón al pie de la publicación.

Asghari también ha compartido una foto de la pareja besándose mientras la artista muestra su anillo en primer plano. La artista conoció a su pareja hace cinco años mientras grababa su vídeo musical «Slumber Party».

Fin de la tutela

Spears anunció su compromiso menos de un mes después de que su padre, James Spears, abandonara su papel como tutor legal.

Britney Spears junto a su prometido. Foto: Vanity Fair

Jamie Spears, el padre de Britney Spears, pidió el martes 7 de septiembre a un tribunal que ponga fin a la tutela de su hija. Un polémico régimen legal por el que su progenitor ha controlado las finanzas y la vida de la cantante desde hace 13 años.

La defensa de la estrella del pop describió como una «victoria masiva» la decisión de Jamie Spears, que hace menos de un mes anunció su intención de abandonar su papel como tutor legal. Pero hasta ahora planeaba dejar en manos de otra persona esa función de control que ejerce desde 2008.

Como el señor Spears ha dicho una y otra vez, lo único que quiere es lo mejor para su hija. Si la señorita Spears quiere poner fin a la tutela y cree que puede manejar su propia vida, el señor Spears cree que debería tener esa oportunidad», indicó la abogada del padre, Vivian Lee Thoreen.

En un nuevo documento presentado el martes pasado en la Corte Superior de Los Ángeles, que lleva el caso, Thoreen argumentó que «podría ser que ya no existan motivos para establecer una tutela».

Se trata de un paso más respecto a su anuncio del 12 de agosto, cuando Jamie Spears renunció a continuar como tutor legal de su hija pero pidió que ese régimen siguiera en manos de otra persona, y no aclaró cuándo se produciría esa transición.

Tutela abusiva

En junio, Britney Spears denunció como «abusiva» su tutela legal, una figura que en EE UU se reserva para personas incapacitadas o con enfermedades graves, que no pueden hacerse cargo de sí mismas.

En una declaración telefónica ante la corte, la cantante de 39 años de edad suplicó entonces que le dejaran recuperar su vida. Denunció que, aunque le gustaría tener un bebé, sus tutores no le dejaban ir al médico para quitarse el DIU (dispositivo intrauterino) que tiene insertado.

La jueza que lleva el caso, Brenda Penny, tendrá que decidir ahora si acepta la nueva petición del padre de la cantante, y la próxima audiencia del litigio está programada para el 29 de septiembre.

Fan de Britney Spears

El padre de Britney se hizo cargo de su vida personal y de sus finanzas en 2008, tras una etapa de comportamiento errático de la cantante.

Aunque la medida fue de carácter temporal en su inicio, se ha mantenido a lo largo de 13 años en los que la artista ha actuado, publicado discos y protagonizado un espectáculo millonario en Las Vegas entre 2013 y 2017, a veces en contra de su voluntad.

El conflicto entre la cantante y su padre ha generado un gran movimiento en las redes sociales de apoyo a la artista, con el lema «#FreeBritney» (Libertad para Britney), un clamor que tomó impulso este año tras el estreno del documental sobre la tutela «Framing Britney Spears».

Con información de EFE

Noticias relacionadas