• El presidente Joe Biden determinó que Venezuela, por sus condiciones geográficas, económicas y políticas, es una ruta ideal para el narcotráfico, por lo que requerirá especial atención para el año fiscal 2022

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ratificó a Venezuela en su lista de principales países productores o de tránsito de drogas durante el año fiscal 2022. La información se publicó este miércoles 15 de septiembre de 2021 en un memorando dirigido al Departamento de Estado.

En el caso de Venezuela, figura particularmente en la lista de territorios usados como ruta por los narcotraficantes para el paso de drogas. Destaca junto a otras naciones como Afganistán, Las Bahamas, Belice, Birmania, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá y Perú.

«La razón por la que los países se incluyen en la lista es la combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten el tránsito o la producción de drogas, incluso si un gobierno ha adoptado medidas sólidas y diligentes de control de narcóticos y aplicación de la ley», refiere el comunicado.

Venezuela y Bolivia

La misiva está dirigida al secretario de Estado Antony Blinken. De acuerdo con el presidente Biden, Venezuela no mostró voluntad para reducir la producción y distribución de narcóticos hacia suelo estadounidense.

Designo a Bolivia y Venezuela por no haber realizado de manera demostrable esfuerzos sustanciales durante los 12 meses anteriores para cumplir con sus obligaciones en virtud de los acuerdos internacionales contra el narcotráfico“, refiere el comunicado.

Biden instó al gobierno del presidente boliviano Luis Arce a proteger los cultivos legales de hoja de coca y aumentar los esfuerzos para eliminar los ilícitos. Aseguró que el país actualmente sobrepasa los límites legales para su cultivo con fines medicinales y tradicionales, por lo que requiere de regularizaciones más estrictas.

Apoyo del Estado

«La presencia de un país en la lista anterior no es un reflejo de los esfuerzos antidrogas de su gobierno ni del nivel de cooperación con los Estados Unidos», reza el memorando. Con esto destaca la colaboración que anteriores administraciones norteamericanas han tenido con países como Colombia y México. A pesar de ser los mayores exportadores de drogas de la región, sus gobiernos trabajan estrechamente con las autoridades federales para reducir sus producción.

Con Venezuela la situación es diferente. El país no posee relaciones diplomáticas con Estados Unidos, y apenas cumple los acuerdos suscritos mediante organismos internacionales como Interpol. No obstante, Biden indicó que será una prioridad viral para su gobierno el apoyo a programas de prevención y seguridad relacionados con la región.

La determinación de Biden a apoyar políticas antidrogas en Venezuela podría verse frenada por el propio Estado. El gobierno estadounidense ha denunciado en reiteradas ocasiones la facilidad con la que circulan los cargamentos ilícitos en el territorio nacional en su paso de Colombia al mar Caribe.

El gobierno estadounidense desde hace años investiga la presunta conexión entre los carteles de narcotráfico con estructuras militares venezolanas.

En 2017 el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU denunció la vinculación del régimen de Maduro en actividades relacionadas al narcotráfico, crimen organizado y terrorismo. Principalmente debido a su presunta conexión con grupos como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuyas disidencias aún se dedican a la producción de cocaína y otras drogas sintéticas.

Del mismo modo, durante la Administración de Donald Trump se señaló más explícitamente al régimen de constituir el denominado Cartel de los Soles. Esto llevó en marzo de 2020 al entonces fiscal genera, William Barr, a presentar cargos contra Nicolás Maduro y otros jerarcas del chavismo.

Noticias relacionadas