• El informe de la ONG Centro para los Defensores y la Justicia denuncia una «política de criminalización, represión y control social» por parte del Estado. Foto: EFE

Un total de 73 ataques a activistas y organizaciones defensoras de derechos humanos fueron registradas en octubre en Venezuela, según indicó este viernes 19 de noviembre la ONG Centro para los Defensores y la Justicia, que denuncia una «política de criminalización, represión y control social» por parte del Estado.

(Fueron) 73 ataques e incidentes de seguridad documentados durante el mes de octubre. Evidencian el incremento de la violencia en contra de las personas y organizaciones defensoras de derechos humanos», dijo la ONG en un informe.

En el texto también destacan que el mes pasado es uno de los meses con «mayor número de agresiones documentadas en lo que va de año».

Estigmatización en la mayoría de los casos

Dentro de los 73 «ataques», 36 se caracterizaron por «estigmatización» -con calificativos de enemigos, traidores a la patria, agentes desestabilizadores, entre otros-; 28 por «intimidación y hostigamiento» y 9 por «amenaza».

«Se observa una escalada en la política de criminalización, represión y control social ejercida por el Estado venezolano. Octubre reflejó que las personas que se encuentran en primera línea de acción promoviendo, defendiendo y exigiendo derechos humanos en el país siguen enfrentándose a un contexto hostil que los expone a graves riesgos», indicó la ONG.

En ese sentido, alertó de que «las restricciones del espacio cívico y democrático», las consecuencias de la emergencia humanitaria compleja y el «aumento de la violencia institucional» están afectando el libre ejercicio de actividades de índole humanitario o en el campo de los derechos humanos.

Ante este escenario, la ONG exhortó al Estado venezolano a cesar inmediatamente los ataques en contra de las personas y organizaciones que defienden derechos humanos.

«Insistimos en la necesidad de generar mecanismos efectivos para la investigación y sanción de los responsables de las violaciones; contra quienes defienden, promueven y exigen derechos. Defender derechos humanos no es un delito», apuntó.

Con información de EFE

Noticias relacionadas