• La ONG internacional que vela por los derechos humanos publicó un informe titulado Muere aquí o ve a Polonia en el que documenta la violencia hacia los migrantes que buscan cruzar hacia el territorio de la Unión Europea

Human Rights Watch (HRW) acusó a Bielorrusia y a Polonia de “graves violaciones a los derechos humanos” de migrantes y solicitantes de asilo que se encuentran en sus fronteras. Pidió a la Unión Europea (UE) que se solidarice con las víctimas. 

La organización internacional publicó el miércoles 24 de noviembre el informe Muere aquí o ve a Polonia. Allí documenta la violación a los derechos fundamentales que ambos países han protagonizado contra los migrantes en una crisis que ha provocado el régimen de Aleksandr Lukashenko como respuesta a las sanciones en su contra. 

Desde hace meses, miles de migrantes, en su mayoría refugiados de las guerras de Irak y Siria, intentan cruzar la frontera desde Bielorrusia hacia Polonia con la esperanza de entrar en la UE. De acuerdo con HRW, estas personas están atrapadas en “un limbo desesperado” que los expone al peligro de muerte.

El inicio del problema 

¿Por qué HWR considera que Polonia y Bielorrusia cometen violaciones a los DD HH?
Foto EFE

La crisis estalló los primeros meses de 2021, cuando el presidente bielorruso Lukashenko, reaccionó a las sanciones de la UE. El bloque europeo había castigado a la capital del país, Minsk, por el desvío forzado de un avión de pasajeros en mayo y el posterior arresto de un periodista disidente, Roman Protasevich, que estaba a bordo.

Además, meses antes, la UE y Estados Unidos penalizaron al régimen de Lukashenko por tomar medidas enérgicas contra la disidencia después de una disputada elección de agosto de 2020 que le otorgó al hombre de 67 años de edad un sexto mandato y provocó protestas masivas antigubernamentales. Miles de personas fueron encarceladas y golpeadas tras meses de protestas después de que Lukashenko ganara.

En respuesta a las medidas endurecidas, Lukashenko anunció que Bielorrusia dejaría de intentar evitar que los inmigrantes y refugiados indocumentados lleguen a la UE. Argumentó que las sanciones del bloque europeo privaron a su gobierno de los fondos y medios necesarios para retener a los migrantes, que no quieren quedarse en su territorio.

Es por ello que la UE acusó el 10 de noviembre a Lukashenko de utilizar a los migrantes como peones en un “ataque híbrido” contra el bloque. Luego el funcionario Lukashenko devolvió la acusación a la UE y dijo: “Ustedes, bastardos, locos, quieren que los proteja de los migrantes».

El aumento de migrantes en la frontera

¿Por qué HWR considera que Polonia y Bielorrusia cometen violaciones a los DD HH?
Foto EFE

Desde los inconvenientes entre la UE y el régimen de Lukashenko, los Estados miembros del bloque europeo Lituania, Letonia y Polonia, han informado sobre aumentos en el número de personas que intentan cruzar sus fronteras. Hasta noviembre los guardias fronterizos polacos registraron más de 34.000 intentos de los migrantes de cruzar ilegalmente la frontera, de los cuales 17.500 ocurrieron en octubre y unos 6.000 este mes. 

Polonia, que no quiere aceptar a los migrantes pese a estar obligada por el derecho internacional, acusa a Bielorrusia, que no es parte de la UE, de conducir a los migrantes a la frontera para intentar desestabilizar al bloque por haberle impuesto sanciones. El gobierno polaco decidió reforzar su frontera con Bierlorrusia y puso más policías antidisturbios el martes 23 de noviembre, un día después de que grupos migrantes intentaran atravesar una cerca de alambre de púas. 

Cientos de migrantes acampan en la zona fronteriza a merced de las bajas temperaturas. De acuerdo con información de la prensa de Polonia, al menos 13 migrantes han fallecido en la frontera durante las últimas semanas.

Violencia hacia los migrantes 

La ONG internacional HRW para la creación de su informe Muere aquí o ve a Polonia mantuvo conversaciones con 19 migrantes cuyos testimonios muestran que algunas de estas personas fueron «obligadas a retroceder, a veces violentamente”, por los guardias fronterizos polacos. 

Mientras que las autoridades bielorrusas, los golpean y detienen a aquellos que entran de nuevo en el país y empujándolos a que vuelvan a Polonia, según HRW. 

Incapaces de avanzar o retroceder, muchos pasan varios días sin techo o acceso a servicios humanitarios, con el resultado de muertes, hipotermias u otras enfermedades y heridas”, asegura el informe de la ONG.
Foto EFE

En un comunicado, Lydia Gall, experta para Europa y Asia central en HRW, expresó que Bielorrusia creó esta situación sin preocuparse por las consecuencias humanas. Por ello el organismo pidió a la UE que comience a mostrar solidaridad con las víctimas a ambos lados de la frontera, que “sufren y mueren».

El informe señaló que tres personas acusaron a los guardias fronterizos polacos de haber separado a sus familias, incluyendo a padres de sus hijos, llevando al hospital a quien necesitaba cuidados y expulsando a Bielorrusia al resto. Gall pidió a los dos países que pongan fin a estos rechazos que “son una especie de ping-pong” y que permita a los observadores independientes, a periodistas y defensores de derechos humanos, acceder a estas zonas.

Polonia planea construir un muro

El vicepresidente de Polonia, Jaroslaw Kaczynski, declaró el 16 de noviembre que aunque no hay una guerra armada existe una “guerra híbrida” entre Varsovia (Polonia) y Minsk (Bielorrusia). Es por ello, que la solución que encontró Polonia es la de construir un muro entre las dos naciones. 

El gobierno polaco desea implementar una barrera fronteriza dotada de vigilancia electrónica que podría tener un costo de 320 millones de euros y más de 180 kilómetros. Se estima que esté listo para mediados del 2022. 

Polonia mantiene desde el 2 de septiembre el estado de emergencia en los municipios limítrofes con Bielorrusia. Además, tiene prohibido el acceso a periodistas y a los no residentes en la zona.

Noticias relacionadas