• Un estudio relaciona el aumento del riesgo con los trastornos respiratorios que pueden hacer que los niveles de oxígeno bajen durante el sueño, creando un nivel bajo de oxígeno llamado hipoxia | Foto: iStock


Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota People with sleep disorders may face higher risk of severe covid original de The Washington Post

Entre las personas con covid-19, aquellas que tienen ciertos trastornos del sueño (incluida la apnea del sueño) enfrentan un 31 por ciento más de probabilidades de desarrollar un caso grave que requiera hospitalización o morir a causa de la enfermedad, que las personas que tienen covid-19 y que no tienen problemas para respirar durante el sueño, según una investigación publicada en JAMA Network Open.

El estudio relaciona el aumento del riesgo con los trastornos respiratorios que pueden hacer que los niveles de oxígeno bajen durante el sueño, creando un nivel bajo de oxígeno llamado hipoxia. Los investigadores encontraron que tener un trastorno respiratorio relacionado con el sueño de este tipo no aumentaba las probabilidades de que las personas contrajeran el coronavirus . Sin embargo, escribieron que tener niveles bajos de oxígeno “puede jugar un papel en peores resultados una vez que evoluciona la enfermedad viral”, describiendo la hipoxia como un “amplificador” de los efectos del covid.

Leer más  Por qué ómicron tiene tantas subvariantes (y cómo afecta esto a la evolución de la pandemia)

Los hallazgos se basaron en datos de 5.402 adultos (edad promedio de 56 años) que se habían sometido a estudios del sueño y pruebas de coronavirus en 2020 a través del Sistema de Salud de la Clínica Cleveland. Para alguien con apnea del sueño, que es uno de los trastornos del sueño más comunes, la respiración se detiene y comienza repetidamente durante el sueño, a veces 30 veces o más por hora y, a menudo, se acompaña de sonidos de jadeo o resoplidos. Esto provoca hipoxia.

El tratamiento a menudo implica el uso de lo que se llama presión positiva en las vías respiratorias (PAP) mientras duerme. La persona usa una máscara, que tiene un tubo conectado a una pequeña máquina de PAP que se coloca junto a la cama. Bombea aire presurizado hacia las vías respiratorias superiores, manteniéndolas abiertas y permitiendo una respiración normal. Los investigadores sugirieron más estudios para determinar si dicho tratamiento mejoraría los resultados del covid-19 para las personas con un trastorno del sueño.

Leer más  Por qué ómicron tiene tantas subvariantes (y cómo afecta esto a la evolución de la pandemia)

Traducido por Oswaldo González

Noticias relacionadas