• La eurodiputada proviene de Malta, el país más pequeño del Unión Europea y es militante del Partido Popular Europeo. Foto: EFE

Roberta Metsola, eurodiputada maltesa del Partido Popular Europeo (PPE), se convirtió el 18 de enero en la presidenta del Parlamento Europeo (PE), tras la muerte del anterior presidente, David Sassoli. Metsola se convierte así en la tercera mujer que ocupa este cargo en la historia de la Eurocámara.

Con 43 años de edad, es la persona más joven que ha estado en las riendas del PE y la primera en proceder de Malta, el país más pequeño de la Unión Europea. Estará en el cargo hasta que culmine la legislatura en 2024 y se celebren nuevas elecciones a la Eurocámara. 

Mujeres a las riendas del Parlamento Europeo. Simone Veil (1979 – 1982)
Nicole Fontaine (1999 – 2002)

La maltesa alcanzó la mayoría absoluta necesaria en la primera ronda, con 458 votos a favor de los 616 emitidos, mientras que la sueca Alice Bah Kuhnke obtuvo 101 y la española Sira Rego 57. 

La candidatura de Metsola la respaldó, además de su familia de la vida política, los socialdemócratas y los liberales, estos últimos revelaron su apoyo a la maltesa el 17 de enero a la espera de cerrar un acuerdo sobre prioridades para lo que resta de legislatura, reseñó la agencia de noticias EFE

Foto: EFE

La postura antiaborto de Metsola, pero también “progre”

Metsola es de las políticas menos conservadoras dentro del PPE. En sus intervenciones de la Eurocámara ha demostrado su rechazo a la discriminación y también ha defendido la igualdad. 

Sin embargo, hubo un elemento clave que le han criticado sus contrincantes en el Parlamento, periodistas y activistas; y es que la maltesa está en contra del aborto. En la Eurocámara sus discursos han sido en contra del derecho al aborto o su despenalización, una ideología que proviene de la historia política y cultural de su país natal, Malta. 

De acuerdo con lo reseñado por el diario español El País, Malta es una de las pocas naciones de la Unión Europea que no tiene regulado el derecho al aborto y tampoco está despenalizado. Este territorio posee firmes convicciones católicas, no obstante, en los últimos años se puso a la vanguardia de la defensa de los derechos LGBT.

Aunque su posición ante el aborto genera controversia e incertidumbre en la Eurocámara, su discurso antes y después de la votación estuvo plagado de referencias a la igualdad de género. Los medios de comunicación apuntan que es una forma de contrarrestar su opinión antiaborto.

Pasaron 20 años desde que fuera elegida Simone Veil hasta que lo fuera Nicole Fontaine. Han pasado otros 22 para que haya otra mujer aquí. No pueden pasar otra vez más de 20 años hasta que vuelva a haber una mujer aquí (en la presidencia del PE)”, expresó Metsola en su primer discurso como presidenta de la Eurocámara.
Foto: EFE

Uno de sus primeros encargos como legisladora europea fue una resolución para denunciar la desigualdad de género y la discriminación por orientación sexual. Además, también le ha dado importancia a la lucha contra el cambio climático, la migración clandestina y la revolución tecnológica.

¿Quién es Roberta Metsola? 

Nació el 18 de enero de 1979 en San Julián, Malta. Roberta Metsola tiene como lenguajes nativos el maltés y el inglés, pero además domina el italiano y el finlandés. Desde su juventud ha mostrado su apoyo a la causa europea, en sus años como estudiantes, lideró la campaña para que su país entrará a la UE. 

Estudió derecho en la Universidad de Malta y se doctoró en 2003. Al año siguiente realizó un máster en el Colegio de Europa. 

Comparte con su esposo, el finlandés Ukko Metsola, una trayectoria en la política europea. De hecho, este fue el primer matrimonio en postularse para las elecciones al Parlamento Europeo en 2009, representando cada uno a Estados miembros diferentes. 

Él, finlandés; ella, maltesa, se conocieron cuando eran estudiantes universitarios, desde entonces permanecieron juntos. Son padres de cuatro hijos. 

El perfil de Metsola es significativamente diferente al de su predecesor Sassoli, un periodista socialista y católico. Todavía más distante es con el de Simone Veil, reconocida por ser la mujer que abrió el camino de la igualdad y del aborto en Europa.

Noticias relacionadas