• El 12 de agosto de 1984, el campocorto venezolano se convirtió en el tercer pelotero latino en llegar a Cooperstown

Luis Aparicio es uno de los peloteros venezolanos más importantes en la historia de las Grandes Ligas. El campocorto es el único criollo que ha sido exaltado al Salón de la Fama del Beisbol.

El 12 de agosto de 1984, Aparicio recibió la distinción luego de obtener 341 votos, de 403 posibles, para entrar en el salón de los inmortales en Cooperstown, Nueva York (Estados Unidos).

Luis Aparicio nació el 29 de abril de 1934 en Maracaibo, estado Zulia. El venezolano debutó con 21 años de edad en las Grandes Ligas el 17 de abril de 1956 con el uniforme de los Medias Blancas de Chicago, siendo el séptimo criollo en llegar a la Major League Baseball (MLB).

Aparicio, también conocido como Little Louie, empezó a deslumbrar en Las Mayores desde su primer año como novato. En la temporada de 1956 ganó el Premio de Novato del Año de la Liga Americana luego de conectar 142 imparables, anotar 69 carreras y terminar como líder en bases robadas con 21.

Leer más  Albert Pujols, el cuarto pelotero en alcanzar los 700 jonrones en la historia de las Grandes Ligas

A partir de esa campaña, el campocorto criollo terminó como líder de bases robadas por nueve temporadas consecutivas. Ningún jugador ha logrado empatar esa marca.

En 1959, terminó en segundo lugar en las votaciones para el premio del Jugador Más Valioso de la Liga Americana  on 157 hits, 51 carreras impulsadas, 56 bases robadas y .256 de promedio.

Campeón de Serie Mundial con los Orioles de Baltimore

Luis Aparicio: 38 años de la exaltación del único venezolano en el Salón de la Fama del Beisbol
Foto: MLB

Luego de cinco participaciones en el Juego de Estrellas y de obtener cinco premios Guante de Oro, Luis Aparicio fue cambiado a los Orioles de Baltimore en 1963. Tres años más tarde, el venezolano llegó junto a los Orioles a la Serie Mundial en la que enfrentaron a los Dodgers de Los Ángeles.

Los Orioles de Baltimore arrollaron a los Dodgers en cuatro partidos y el venezolano consiguió su primer y único anillo de Serie Mundial. Durante dicha final conectó 4 imparables en 16 turnos e impulsó dos carreras.

En 1968, Little Louie regresó por tres temporadas a los Medias Blancas de Chicago. Tres años después, llegó por tres campañas a las Medias Rojas de Boston donde se retiró a los 39 años de edad.

Leer más  Albert Pujols, el cuarto pelotero en alcanzar los 700 jonrones en la historia de las Grandes Ligas

Luis Aparicio se retiró con 2.677 imparables, 83 cuadrangulares, 1.335 carreras anotadas, 506 bases robadas (puesto número 38 en la lista histórica), y un promedio vitalicio de .262. Además, ganó 9 Guantes de Oro, fue seleccionado para 13 Juego de Estrellas, y el Premio Novato del Año en 1956 .

El número 11 de Luis Aparicio fue retirado en el equipo de las Medias Blancas de Chicago en 1984.

Omar Vizquel y Bob Abreu son dos peloteros que son candidatos al Salón de la Fama. Ambos están en la boleta de elección para el año 2023 y deberán superar el 75 % para ser exaltados.

Números en la LVBP

Luis Aparicio: 38 años de la exaltación del único venezolano en el Salón de la Fama del Beisbol
Foto: MLB

Luis Aparicio jugó en cinco equipos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (Gavilanes de Maracaibo, Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Águilas del Zulia, Cardenales de Lara).

El venezolano quedó campeón en dos ocasiones con los Tiburones de La Guaira, ante los Leones del Caracas en 1965 y contra los Industriales de Valencia en 1966. El marabino robó 56 bases, conectó 393 hits e impulsó 136 carreras.

Leer más  Albert Pujols, el cuarto pelotero en alcanzar los 700 jonrones en la historia de las Grandes Ligas

Como manager, Aparicio dirigió a los Cardenales de Lara, Águilas del Zulia, Navegantes del Magallanes, Petroleros de Cabimas y Tiburones de La Guaira.

A partir de 2004, en Venezuela empezó la entrega del Premio Luis Aparicio al mejor pelotero del año en las Grandes Ligas. El nombre del galardón es en homenaje al Salón de la Fama y la entrega del mismo se hace el 18 de noviembre, Día de la Virgen de la Chiquinquirá.

En 2005, Luis Aparicio realizó el lanzamiento ceremonial en el US Cellular Field de Chicago para el primer juego de la Serie Mundial entre los Cachorros de Chicago y los Astros de Houston.

Noticias relacionadas