• El presidente de Perú Pedro Catillo anunció  la disolución del Congreso, un gobierno de Excepción y la reestructuración de los poderes del Estado, lo que ocasionó rechazo en parte de su gobierno y las principales autoridades de ese país | Foto: EFE

El Congreso de Perú aprobó este miércoles 7 de diciembre la vacancia de la presidencia, hecho que ocurre horas después de que el mandatario Pedro Castillo anunciara la disolución del Congreso, un gobierno de Excepción y la reestructuración del Poder Judicial e hizo un llamado para iniciar un proceso constituyente.

Los parlamentarios acordaron que Castillo posee “permanente incapacidad moral”. El mandatario enfrentaba la tercera moción de vacancia del Congreso en medio de un ambiente de inestabilidad política en el que también sustituyó en distintas ocasiones su gabinete.

101 congresistas votaron a favor de la moción de vacancia del presidente Castillo, con 6 votos en contra y 11 abstenciones. Se espera que en lo sucesivo la primera vicepresidenta, Diana Boluarte, asuma la jefatura de Estado de Perú.

Leer más  China confirmó que el globo que sobrevuela Latinoamérica es suyo

La acción de Castillo ha sido rechazada por parte de distintas fuerzas políticas, así como también varios miembros de su gobierno renunciaron. El presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Morales, hizo un llamado a las Fuerzas Armadas para restablecer el orden constitucional ante lo que él cataloga como golpe de Estado.

El día de hoy se ha dado un golpe de Estado al más puro estilo del siglo XX, pero es un golpe de Estado condenado al fracaso, porque el Perú quiere vivir en democracia. Este golpe de Estado no tiene ningún tipo de fundamento jurídico”, dijo Morales.

Tras la votación, congresistas celebraron los resultados con banderas, abrazos, lágrimas y gritos de júbilo.

Apoyaron al ya expresidente tres congresistas de Perú Libre, el partido marxista que llevó a Castillo al poder; uno del Bloque Magisterial, uno de Perú Democrático y otro de Perú Bicentenario, todos de tendencia izquierdista.

Pedro Castillo permanece detenido

El destituido presidente de Perú, Pedro Castillo, fue detenido este miércoles 7 de diciembre y se encuentra en la sede de la prefectura de Lima.

La policía tomó la medida poco después de ser destituido por el Congreso de ese país y de ser mayoritariamente señalado de haber intentado perpetrar un golpe de Estado.

“Dando cumplimiento a nuestras facultades y atribuciones descritas en el artículo 5 de D.L (decreto legislativo) n.° 1267 Ley la Policía Nacional del Perú (PNP), efectivos PNP intervienen al expresidente Pedro Castillo”, escribió la cuenta oficial de ese cuerpo en su cuenta de Twitter.

Peruanos festejaron la destitución de Castillo

Luego de conocerse la destitución, ciudadanos limeños celebraron con bocinazos y pitidos la noticia de la destitución del presidente y a lo largo de la Vía Expresa, la autopista principal de la capital, conductores tocaron sus bocinas para celebrar la noticia.

Leer más  ¿Qué es Bard, la nueva herramienta de Google que competirá con ChatGPT?

La sesión en el pleno del Congreso se retomó a las 3:00 hora local. Según confirmó el Legislativo en su cuenta de Twitter, se citó a la vicepresidenta, Dina Boluarte, para que asuma la presidencia de la República.

Este miércoles, Castillo anunció la disolución del Congreso y declaró un gobierno de emergencia de excepción, horas antes de enfrentarse a la posibilidad de un tercer intento de destitución por parte del Legislativo, que lo acusaba de actos de corrupción.

Con información de EFE

Noticias relacionadas